Alemania decide apoyar la anexión del Sáhara Occidental por parte de Marruecos

ECSAHARAUI

Madrid (ECS).- Alemania confirmó su apoyo a la iniciativa marroquí de autonomía sobre el Sáhara Occidental, calificándola de «buena base» para resolver el conflicto en la antigua colonia española.

«Alemania considera el plan de autonomía presentado en 2007 como un esfuerzo serio y creíble de Marruecos y como una buena base para una solución aceptada por las dos partes», indicó una declaración de la jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, informa DW.

El canciller alemán, Olaf Scholz, fue claro en los meses previos a la anexión rusa de partes de Ucrania al manifestar que, pese a buscar evitarse, la violación de fronteras internacionalmente reconocidas es algo totalmente rechazado, dijo a la cadena de televisión alemana Welt.

En un documento de quince páginas, el Gobierno de la República Federal acaba de aclarar su nueva posición sobre el conflicto del Sáhara Occidental tras las preguntas formuladas por una diputada del bloque de la izquierda alemana. Las respuestas contenidas en el documento, al que ha tenido acceso ECSAHARAUI, confirman el giro alemán a favor de Marruecos en el contencioso del Sáhara Occidental. 

En 2007, Marruecos propuso "un plan de autonomía" para el Sáhara Occidental, que quedaría así bajo su control, pero con poderes ampliados. Mientras la ONU considera el Sáhara Occidental como territorio no autónomo pendiente de descolonización. 

La nueva posición alemana respecto a la anexión del Sáhara Occidental

Hoy, por escrito, el gobierno alemán vuelve a inclinarse a favor de Marruecos y su plan de autonomía de 2007. Con este plan, “Marruecos ha hecho una importante contribución para lograr una solución política en el marco de las Naciones Unidas”, subraya el gobierno alemán, en respuesta a las preguntas formuladas por Sevim Dağdelen, diputada del partido de izquierda Die Linke. 

"Es un paso que ya no considera, sobre la base de todas las resoluciones de las Naciones Unidas, la posibilidad de la independencia del territorio", lamenta, en declaraciones a la televisión germana DW, Werner Ruf, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Kassel. 

"El gobierno alemán ve la autonomía como una buena opción". La respuesta de Berlín es inteligente. Así, la diplomacia no reconoce formalmente la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, como hizo Donald Trump, por ejemplo. Pero la diplomacia alemana muestra un apoyo bastante claro a Rabat y evita cuidadosamente enojar al Reino, mientras que el rey dijo en agosto que el expediente del Sáhara Occidental es "el prisma a través del cual Marruecos ve su entorno internacional", añade Kassel.

El paso de una posición neutral en el expediente a la de apoyo al Reino de Marruecos, que se viene produciendo desde hace casi un año, con la llegada de la ministra de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock. La titular de Exteriores germana también viajó a Rabat en una visita oficial en agosto pasado. "A ambas partes les interesa mantener y profundizar las relaciones bilaterales históricamente buenas y estrechas", escribe la diplomacia alemana en su documento.

Cooperación

El giro del gobierno alemán se puede explicarse por varias razones. Primero están los problemas de energía. Alemania busca alternativas al gas ruso y ya está invirtiendo decenas de millones en hidrógeno verde en Marruecos. “También está la cuestión de los fosfatos, que se están volviendo cada vez más importantes dada la crisis alimentaria en el mundo”, opina Werner Ruf. “Sobre todo también está la pesca, porque las aguas territoriales del Sáhara Occidental están entre las más ricas del mundo y es un gran negocio”.

Rabat también tiene un papel en el control de la migración a las puertas de Europa, y el Reino juega este papel. Había dejado pasar a  8.000 migrantes al enclave español de Ceuta en mayo de 2021, en represalia por la hospitalización en España del líder del Frente Polisario precisamente. Una cuestión sobre la que la diplomacia alemana pretende no saber nada. "No tenemos conocimiento del tema", escribe Berlín.

"Alemania ignora el derecho internacional, es hipocresía", denunció la diputada de izquierda Sevim Dağdelen tras saber las respuestas del gobierno. "Seguimos apoyando todos los esfuerzos de las Naciones Unidas para lograr una solución justa, viable, duradera y mutuamente aceptable", concluye el nuevo Gobierno alemán.

Publicar un comentario

1 Comentarios