El funeral de Isabel II destapa las guerras intestinas del Palacio Real marroquí

Por Lehbib Abdelhay

Madrid (ECS).- Rabat vive un caos interno marcado por la confrontación en el Palacio Real. Con el heredero al trono (el hijo del actual rey ya es mayoría de edad pero los hermanos del monarca no toleran su subida al trono). Sin embargo, en caso que abdique Mohamed VI, se creará una Regencia que asesorará al príncipe hijo para poder gobernar. Marruecos es un estado dictatorial y feudal que padece una grave crisis social, política y económica. 

Habitualmente, el hijo putativo de Mohamed VI no ataja las recomendaciones de los consejeros reales, y detrás de su rebeldía está su madre, Lalla Selma, de 44 años, de la que el monarca se divorció en marzo de 2018.

En este contexto, ayer la agencia británica Reuters anunciaba que quien representaba a Marruecos en los funerales de la reina Isabel II era el hijo putativo de Mohamed VI, el príncipe El Hassan. Pero hoy, la agencia oficial marroquí (MAP) informa que ha sido el hermano de Mohamed VI, Moulay Rachid, es quien representa al rey. El episodio del abortado viaje del heredero del trono de Marruecos pone de relieve la dificultad de un relevo en el trono de Marruecos si Mohamed VI quisiera, por razones (…), pasar el testigo a su hijo. 

Reuters, que citó un informe oficial, recogió todos los nombres de los líderes que participan en el funeral de la reina, sin embargo; hoy esa lista se había modificado ligeramente y se eliminó de ella el nombre del hijo putativo de Mohamed VI y en su lugar se puso el nombre de su tío, Moulay Rachid.

Desde el pasado 1 de septiembre, ahora hace tres meses, Mohamed VI se encuentra en París y sus alrededores. Si le añadimos a estos tres meses su estancia de 30 días que estuvo entre marzo y abril en su residencia de Pointe Denis en Gabón, el rey de los marroquíes habrá pasado más de cincos meses del año actual fuera de su país. Según cálculos efectuados por diplomáticos que siguen de cerca su actividad, el monarca ha pasado casi la mitad del año fuera de Marruecos.

Desde hace años, Mohamed VI lleva una vida de lujo con un trío alemán de luchadores de artes marciales mixtas. Pasa la mayor parte del año fuera de su país, una nación sumida en el caos diplomático con una guerra por el poder y una crisis económica y social. El rey fue operado por tercera vez el 14 de junio de 2020 en el palacio real de Rabat, de una arritmia cardiaca, pero ese es el menor de sus problemas de salud. El monarca padece una enfermedad obstructiva crónica (EPOC) que entorpece el flujo de aire en esos órganos y cuyo desenlace suele, ser a la vez, un enfisema y una bronquitis crónica.

Mas grave aún, según el digital las ausencias prolongadas del monarca plantean problemas de gobernanza en un país cuya Constitución de 2011 otorga enormes poderes al jefe del Estado y en el que el Gobierno desempeña un papel muy secundario. 

Según el rotativo español, los principales consejeros del rey tienen dificultades para comunicarse con el monarca; "la nueva familia del monarca, los hermanos Azaitar, tienen absorbido a Mohamed VI y controlan su agenda".

Los hermanos de Mohamed VI recelan de la influencia de la madre sobre el futuro rey

El príncipe está muy vinculado a su madre, Lalla Selma, no solo por vivir con ella bajo un mismo techo sino porque empatiza con ella tras haberla visto sufrir y hasta asustarse en los meses posteriores al divorcio a causa, entre otros motivos, de las restricciones que le fueron impuestas.

El Hassan cumplió el año pasado la mayoría de edad y si Mohamed VI decidiese súbitamente abdicar, algo muy improbable, podría acceder al trono pero asesorado por un Consejo de Regencia. No es, sin embargo, esa tutela sobre el futuro rey la que temen las hermanas de Mohamed VI, las princesas Lalla Meryem, Lalla Asma y Lalla Hasna. Efectivamente, Moulay Rachid no es la única amenaza para la vida del futuro rey de Marruecos, Rachid y sus hermanas no toleran a un Hassan III como rey con Lalla Salma como madre.

En medio de sus largas ausencias, sus problemas de salud, sumado a la actual guerra del Sáhara Occidental que golpea al reino, el rey de Marruecos se encuentra con otro asunto de estado: un escándalo de Estado, si la información ampliamente difundida es cierta, representa una auténtica crisis de sucesión en Rabat. El príncipe heredero tendrá serios problemas. 

Evocando "la ira de las hermanas del rey, que no ocultan su malestar por la gestión en el Palacio Real a lo relacionado con el heredero del trono, Mohamed VI enfrenta serios problemas con sus hermanos, su hijo y la propia Lalla Selma. Suponiendo que Lalla Selma todavía está viva y que El Hassan es el rey, ¿Cuál será el destino de las hermanas de Mohamed VI, en particular Lalla Hasnaa, cuya animosidad hacia la ex Primera Dama ha sido mencionada muy a menudo, una vez El Hassan será entronizado rey de Marruecos?.

Las hermanas del rey Mohamed VI no tienen interés en que El Hassan acceda al trono

En esta sequía informativa, lo que sí es evidente es que la monarquía alauí ya ha encontrado reemplazo desde hace tiempo: Lalla Hasna, la hermana menor de Mohamed VI, ejerce oficiosamente de primera dama y gestiona el país en ausencia de su hermano Mohamed VI. El monarca mantiene una relación muy estrecha con ella, al igual que con el resto de sus hermanos, que han hecho un frente común contra Lalla Salma.

Publicar un comentario

0 Comentarios