41º Sesión del Consejo Ejecutivo de la Unión Africana; Marruecos anticipa la derrota, Argelia mueve ficha y la República Saharaui participa.

Ahmed Zain.

ECS. Lusaka. | Ayer jueves, se inauguró en la capital de Zambia, Lusaka, la 41ª Sesión Ordinaria del Consejo Ejecutivo de la UA, que reúne a los Ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Africana. Por parte de la República Saharaui, participa una delegación formada por el Representante Permanente ante la Unión Africana y embajador ante Etiopía, Laman Baali, así como el embajador en Sudáfrica y encargado del Frente POLISARIO en África, Mohamed Yeslem Beissat. 

Durante el primer día de su sesión ordinaria, el Consejo Ejecutivo adoptó el informe emitido por el Comité de Representantes Permanentes de la Unión Africana, que incluye el trabajo de sus subcomités y sus recomendaciones sobre el trabajo de varios órganos e instituciones de la Unión Africana. 

El Consejo Ejecutivo de la Unión Africana también discutió quién albergará la sede de la Agencia Africana de Medicamentos, que se disputa entre Argelia, Marruecos, Ruanda, Túnez, Tanzania, Zimbabwe, Egipto y Uganda. También se debatió sobre activar una estrategia continental para el Centro Africano para el Control y la Epidemiología de Enfermedades y su prevención, y completar la financiación para el Fondo para el Control de Epidemias Africanas. Cabe recordar que en total, veintiséis Estados miembros (Argelia, Benín, Burundi, Camerún, Chad, Costa de Marfil, Egipto, Gabón, Gana, Guinea, Madagascar, Malí, Marruecos, Mauricio, Níger, Ruanda, República del Congo, República Árabe Saharaui Democrática, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Tanzania, Togo, Túnez, Uganda y Zimbabue) han firmado el tratado. 

Se espera también que el Consejo Ejecutivo apruebe el proyecto de presupuesto financiero para el año 2023, relacionado con el funcionamiento de los órganos e instituciones de la Unión Africana, que fue aprobado por el Comité de Delegados Permanentes semanas atrás, y se espera que sea un presupuesto recortado según la Comisión de la Unión Africana debido a los desafíos económicos a los que se enfrentaron la mayoría de los estados miembros en el periodo de postpandemia.

Por parte de Argelia, participa el Ministro de Relaciones Exteriores, Ramtane Lamamra, y el Ministro de la Industria Farmacéutica, Abderrahmane Djamel Lotfi Benbahmed. En clara referencia a la candidatura argelina de albergar la sede de la Agencia Africana de Medicamentos. Durante la misma, el canciller argelino mantuvo diversas reuniones con sus homólogos africanos de Senegal, Sudáfrica, Nigeria, Ruanda, Etiopía, Angola, Túnez, República Centroafricana, Camerún, Zambia, Zimbabue y Togo. ''Las conversaciones se centraron en los principales puntos de la agenda de la presente sesión, además de las relaciones bilaterales y las perspectivas para su consolidación”, indicó posteriormente un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores argelino. El ministro Lamara también se reunió con el nuevo presidente del Parlamento Panafricano, Fortune Charumbia. 

Y Rabat, tras presentar su candidatura el pasado Febrero en Addis Abeba para acoger la sede de la Agencia Africana de Medicamentos en un discurso ofrecido por Nasser Bourita al Consejo Ejecutivo de la UA, decidió en último momento no enviar a su canciller y poner en su lugar a una delegación liderada por Mohamed Methqal, director de la Agencia Marroquí para la Cooperación Internacional, según se señala desde la agencia MAP. Algunos analistas señalaron este gesto como el principio de la derrota marroquí, ya que es una actitud habitual de la diplomacia marroquí. Como recordatorio, Marruecos ratificó el tratado pero no depositó el instrumento de ratificación ante la Comisión hasta pasado casi un año, el pasado Abril en una ceremonia en Addis Abeba, dos meses después de haberse postulado para acoger su sede. 

Publicar un comentario

0 Comentarios