Guerra en el Palacio Real de Mohamed VI, finalmente Ali El Himma desbanca a Mounir al Majidi


Por Lehbib Abdelhay

ECS. Madrid. | Finalmente Ali el Himma desbanca a Mounir al Majidi, secretario privado del rey y jefe de sus negocios en una jugada por la que ha absorbido medios de comunicación estatales, según ha revelado el digital francés Africa Intelligence. 

Una operación tejida lentamente en la televisión nacional marroquí, SNRT, adquirirá parte del canal 2M y del grupo Medi 1, lo que servirá para desbancar a Mounir Al Majidi, secretario privado del rey Mohamed VI.

Así la SNRT (Sociedad Nacional de Radiodifusión y Televisión), controlada por El Himma, aprovechando la delicada situación financiera por la que atraviesan, se hará con 2M y el Grupo Medi 1. Un movimiento que le otorga ventaja a Ali el Himma en su particular guerra con Mounir al Majidi.

En 2010, los dos rivales (Política y dinero) Mounir El Majidi y Fouad Ali El Himma fueron citados por Wikileaks por escándalos de corrupción, un fenómeno que "se institucionalizó bajo el reinado de Mohamed VI". Un telegrama del consulado de Estados Unidos en Casablanca evocaba "la avaricia espantosa de aquellos cercanos al rey Mohamed VI". En 2014, el nombre de El Majidi volvía a aparecer en el caso del banco HSBC, llamado Swissleaks, y dos años después en 2016, en los "Papeles de Panamá". El Himma y El Majidi también fueron blanco del Movimiento del 20 de febrero en 2011. Sin embargo son intocables.

El Poder en la sombra en Marruecos 

El poder en Marruecos no es fácil de conocer ni mucho menos de interpretar, pero es básico para saber por dónde discurren las decisiones más relevantes que toma el régimen de Mohamed VI. Sus consejeros son los verdaderos protagonistas. El asunto principal para el Palacio Real marroquí es el Sáhara Occidental. Por eso, quienes conocen o intentan acercarse al núcleo duro del Majzén destacan que las señales habituales utilizadas rondan a una serie de personalidades cercanas al círculo de Mohamed VI. Se trata de Fouad Ali El Himma, del gabinete real, conocido como consejero orquesta por el dominio de los temas en general, Yassin Mansouri, responsable del aparato de inteligencia (DGED) y André Azoulay, asesor senior político y financiero, que se encargó de amoldar la economía marroquí y artífice de la formalización de lazos con el estado sionista.

Así, Mohamed VI no puede negar la profunda inquietud que vive su sociedad, sumida en una profunda crisis económica causada por la guerra del Sáhara Occidental, las consecuencias del Covid-19 y un inminente estallido social que amenaza a su trono, con toda una generación de marroquíes que prefiere morir en patera en lugar de probar suerte en su país.

En este contexto, Mohamed VI niega con su silencio lo que admite con gestos. Su asesor político senior y su mejor amigo, Fouad Ali el-Himma, fue quien inspiró la estrategia de ruptura que actualmente está siguiendo Rabat en el expediente saharaui. También, el principal consejero del monarca acaba de batir el peón a su gran rival, el secretario privado del rey, Mounir el-Majidi, encargado de gestionar la fortuna de Mohamed VI y la familia real, según informa Africa Intelligence

Las decisiones de Ali El Himma respecto a la política exterior han desatado la ira de todo el mundo; el aña pasado el, Parlamento Europeo no ha tardado en condenar la decisión infame de Marruecos de abrir la puerta a la inmigración ilegal en Ceuta utilizando a sus ciudadanos como peones en un juego político.

Las relaciones hispano-marroquíes están viviendo una “nueva etapa” tras el giro de Sánchez sobre el Sáhara Occidental, añadiendo las posiciones expresadas por algunos partidos políticos sobre el tema del Sáhara Occidental, en paralelo a la “preocupación” de la derecha española por el giro no consensuado y menos acertada en la antigua colonia española. 

El Májzen, gabinete en la sombra:

Los documentos confidenciales revelados, resaltaron una realidad ya conocida por todos: son los compañeros de la escuela de Mohamed VI y de su infancia, quienes manejan los verdaderos hilos del poder en Marruecos. Una generación que es ''la créme de la créme'' del Májzen y heredó sus métodos de represión:

 - Fouad Ali El Himma, nacido el 6 de diciembre de 1962 en Marrakech, amigo de la infancia del rey Mohamed VI, es su asesor desde diciembre de 2011. Es el Ministro del Interior en las sombras. Es un gran conocedor del funcionamiento interno de la política interna de Marruecos gracias a las numerosas funciones que ha asumido. Considerado la ''caja negra'' de Mohamed VI y uno de los pilares vertebrales del régimen. 

 - Mohamed Mounir El Majidi, nacido el 19 de enero de 1965 en Rabat, empresario marroquí, secretario privado del rey Mohamed VI desde 2000 y presidente de Siger, la tenencia real, desde 2002. Es el guardián de la fortuna de Mohamed VI y Ministro de Economía en las sombras. Acusado de corrupción multimillonaria.

 - André Azoulay, nacido en Essauira el 17 de Abril de 1941, de origen israelí, es un veterano consejero financiero y político para Mohamed VI, que también lo fue para su padre, Hassán II. Azoulay se encargó de configurar a dedo el primer gobierno del joven Mohamed VI colocando a tecnócratas (empresarios franceses) en distintos ministerios, excepto en los de dominio exclusivo del Palacio Real: Defensa, Interior y Exteriores. Él fue quien ideó el ''Plan de Autonomía'' para el Sáhara Occidental que presentó el CORCAS en 2007 y figura clave en la reciente normalización con Israel. 

 - Abdellatif Hammouchi, nacido en Fez en 1966, actualmente Director General de la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) y Director de la Dirección General de Vigilancia Territorial (DGST). Encargado del contraespionaje interior. Conocido y perseguido por la justicia francesa por sus torturas. Uno de los guardianes del régimen.

 - Yassine Mansouri, nacido el 2 de abril de 1962 en Boujad, también estudió con Mohamed VI en Rabat y es el actual director del servicio de contrainteligencia (DGED) y verdadero jefe de la diplomacia marroquí.

Los intocables de Mohamed VI:

En realidad los intocables de Mohamed VI son su nueva familia; los hermanos Azaitar, los boxeadores alemanes de origen marroquí que ya congrolan el Palacio Real. Los miembros del equipo del gabinete de Mohamed VI pertenecen todos, excepto uno, a la generación de la década de 1960, como la nueva "estrella" de la diplomacia marroquí, Nasser Bourita, otro producto de los servicios de Sidi Yassine, como lo llama Yassine Mansouri, el jefe de la DGED.

Aquellos que se han atrevido a atacar a los amigos del rey han sido abusados ​​por el Májzen. En 2011, el diario en idioma árabe Al-Massae reveló que Fouad Ali El Himma estaba involucrado en un caso de corrupción y violación de las normas de adjudicación de contratos públicos. El director del medio, Rachid Niny, fue sentenciado el 9 de junio de 2011 por el tribunal de primera instancia de Casablanca a un año de prisión y una multa de 1,000 dirhams después que el 27 de abril de 2011 fuera arrestado por la policía marroquí tras la acusación del Fiscal General del Rey en Casablanca por "socavar la seguridad del país y los ciudadanos", siguiendo, en particular, las publicaciones directamente en cuestión, el director de los servicios de inteligencia marroquíes, Abdellatif Hammouchi, asegura la existencia de un campo secreto de detención y tortura en la zona de la ciudad de Temara. La existencia de esta prisión es un tabú para el régimen de Mohamed VI, debido al escándalo de las torturas perpetradas por la CIA contra musulmanes sospechosos de pertenecer a Al-Qaeda. Además, la CIA confirmó la existencia de este centro de tortura en un informe de 6.600 páginas, hecho público en mayo de 2014. 

En enero de 2014, Abdellatif Hammouchi es convocado por la justicia francesa durante una estancia en París junto al Ministro del Interior marroquí, luego de una denuncia presentada por el ciudadano franco-marroquí Zakaria Moumni, por secuestro y tortura en la prisión secreta de Temara. Entre sus torturadores, dijo que reconoció al jefe de la DGST. A la cita judicial, Hammouchi alegó inmunidad diplomática para eludir la justicia francesa. Para expresar su insatisfacción, como es habitual a través de represalias, Marruecos convocó al embajador francés y congeló sus relaciones con Francia durante un año. 

El gabinete de Mohamed VI ha hecho del Sáhara Occidental una causa sagrada en detrimento de la legalidad y la razón, convirtiendo a Marruecos en un estado ilegal. Para capturar los recursos naturales atractivos de la antigua colonia española, liderarán lo que un periódico marroquí, que afirma ser independiente, ha llamado, no sin orgullo, "nueva doctrina diplomática".
Para darle un carácter ofensivo, la nueva diplomacia se basa en una estrategia de tensión como arma principal de lucha para imponer la pseudo-solución de autonomía para el conflicto del Sáhara Occidental. Su primer objetivo es Argelia, que Rabat acusa de ser el obstáculo para sus planes expansionistas en la región.

Publicar un comentario

0 Comentarios