Marruecos espió el teléfono de la ex ministra Arancha González Laya con Pegasus.


Por Ahmed Zain 

Madrid (ECS). - El Centro Criptológico Nacional de España (CCN) inspeccionó los móviles de algunos miembros del Gobierno de Sánchez y de varios altos cargos a mediados de la pasada primavera. Según ha revelado El Confidencial, varios teléfonos de ministros españoles estaban infectados con un programa malicioso, entre ellos el de la ex ministra de Exteriores, Arancha González Laya. Sin embargo; ese espionaje masivo no se atribuye a ningún país extranjero.

Los teléfonos del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y su ministra de Defensa, Margarita Robles, también han sido espiados a través del software Pegasus de la firma israelí NSO en los meses de la crisis diplomática con Marruecos. Así lo ha anunciado ayer el ministro de Presidencia del Ejecutivo, Félix Bolaños, que ha señalado que han puesto en conocimiento de la Justicia esta infiltración en los sistemas de comunicación del Gobierno.

ECSaharaui publicó en la primavera del año pasado que el viaje del presidente saharaui a España fue descubierto gracias al programa “Pegasus”. 

El viaje del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, desde Argelia a España fue descubierto gracias al programa de espionaje israelí Pegasus. El desplazamiento de un ministro saharaui, Salem Labsir, al hospital de Logroño (La Rioja) para acompañar a Ghali también fue detectado a través del mismo programa de ataque cibernético. Marruecos ha desmentido la utilización de este sistema de espionaje y ha emprendido acciones legales en varios países, entre ellos España y Francia.

Una de las ramificaciones del software espía Pegasus tiene que ver con España y específicamente con la estancia en abril del año pasado del presente saharaui para tratarse de Covid-19. El Secretario General del Frente Polisario fue trasladado en un avión oficial del gobierno de Argelia a un aeropuerto de Zaragoza para ser ingresado luego en el hospital de San Pedro de Logroño tras contraer coronavirus.

El 18 de abril de 2021, el digital francófono Jeune Afrique desveló la noticia de la llegada a España de Ghali y su inscripción en el hospital. En cualquier caso, después de desmentidos oficiales por parte del Frente Polisario (Bachir Mustafa Sayed decían que estaba en un hospital de Argel), la noticia tuvo que ser confirmada por la propia ministra de Exteriores de España, lo que originó un conflicto diplomático con Marruecos, que se cerró hace semanas al aceptar Sánchez el plan marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental.

El servicio secreto marroquí (según Amnistía Internacional), seleccionó los números de teléfono (todos de compañías de telefonía argelina) de muchos funcionarios del Frente Polisario y altos cargos argelinos. 

Según nuestra información, casi todos los teléfonos de los destacados funcionarios saharauis y dirigentes del Frente Polisario, fueron espiados por el software israelí Pegasus. Desde altos funcionarios hasta jefes de divisiones o representantes de la sociedad civil y periodistas saharauis. Por supuesto, también se espió todo el aparato de seguridad y documentación de la RASD (Inteligencia Saharaui). El cuerpo diplomático saharaui, todo bajo el microscopio del espionaje de Pegasus.

En principio, se dijo que el viaje había sido detectado gracias a la infiltración de un agente de la Dirección General de Estudios y Documentación (DGED), la agencia de contrainteligencia marroquí dirigida por el amigo de infancia del rey, Yassine Mansouri. Hoy en día, a la luz de este asunto, es más que probable que la información proceda realmente de un teléfono infectado por Pegasus de uno de los hombres de confianza de Brahim Ghali.

Publicar un comentario

0 Comentarios