Saltan las alarmas en Europa; Rusia corta el suministro de gas a Polonia y Bulgaria.

Agencias 

Madrid (ECS).- Saltan las alarmas en Europa. Rusia ha cortado el flujo de gas a Polonia y Bulgaria desde este miércoles, después de que el país se haya negado a efectuar los pagos de importación de la materia en rublos, según informó este martes la empresa estatal de gas polaca PGNiG.

La estatal polaca ha explicado que el corte es "total", lo que ha disparado los futuros del gas de referencia en Europa, que cotizan en la Bolsa de Ámsterdam, y que se incrementaron un 17% en cuestión de una hora tras conocerse la noticia. La dependencia del gas ruso de países como Alemania es total, por lo que el Gobierno germano y las empresas ya se están preparando para posibles cortes.

"La suspensión del suministro de gas es un incumplimiento de contrato. Por lo tanto, la empresa polaca tomará las medidas adecuadas para restablecer la entrega de gas natural bajo las condiciones acordadas y se reserva el derecho de reclamar sus derechos contractuales", según PGNiG. 

Bulgaria también sufre el 'castigo' ruso y Gazprom también suspende el suministro de gas al país desde el próximo miércoles. El ministro de Energía búlgaro ha asegurado que no existe la necesidad por el momento de racionar o restringir el consumo de esta energía en el país.

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció a finales de marzo que los contratistas extranjeros de la empresa energética estatal rusa Gazprom "hostiles a la Federación Rusa" deberían pagar el gas importado en rublos, pero la mayoría de los países de la Unión Europea (UE), incluidos Polonia y Alemania, no aceptaron esos términos.

Publicar un comentario

0 Comentarios