España dice que la "postura" sobre el Sáhara sigue una "línea de continuidad" desde 2008 y no tiene por qué enfadar a Argelia".


El ministro de agricultura y pesca, Luis Planas, sobre la relación con Argelia tras la declaración de Sánchez: "La postura de España no tiene por qué perturbar las relaciones".

Agencias 

Madrid (ECS). - El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, exembajador de España en Marruecos, Luis Planas, ha asegurado este lunes, tras respaldar el Gobierno el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental, que la "postura" que el Gobierno de España ha transmitido recientemente a Marruecos sigue una "línea de continuidad" con la que se defendió en 2007 y 2008 que "no deja de lado el contexto" el marco de Naciones Unidas.

El que España "se lleve bien" con Marruecos "no tiene por qué perturbar", ni tiene que ser "en detrimento" con la relación con Argelia, ha dicho el ministro desde Bruselas en declaraciones a la Radio de España, después de que Argel haya llamado a consultas a su embajador.

Es "muy importante", según ha afirmado Planas, que haya unas relaciones de "confianza" entre España y Marruecos y es "una excelente noticia el que las relaciones de confianza se restablezcan en todos los ámbitos", ha señalado tras recordar que Marruecos es uno de los tres "vecinos" que tiene España, junto con Francia y Portugal. 

Así lo ha asegurado Planas tras la decisión del Ejecutivo español de respaldar el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental.

Guiado por el chantaje migratorio alauí y la guerra híbrida de Rabat por Ceuta y Melilla, Moncloa sucumbió y reflejó visiblemente su pobre capacidad diplomática en la escena internacional, ya reflejada en su gestión actual de la crisis de Ucrania. Una decisión que lejos de solucionar problemas, los multiplica; tensa el Norte de África, se enemista con Argelia y enardece aún más a los saharauis en guerra. Una guerra en continúa fase incremental que por sus implicaciones genera imperativos de seguridad a los países que comparten la cuenca del Mediterráneo y el Atlántico.

El estado español confunde intereses con deberes como potencia administradora de un territorio, y pretende eludir su responsabilidad olvidando las carta que enviaron a la ONU en 1975 exigiendo disuadir a Marruecos para que detenga su invasión del Sáhara Occidental y matizando que el Sáhara Occidental no quedará completamente descolonizado hasta que no se pronuncien sus habitantes.

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Escúchame Lahbeib:
    El tal Planas es el lobbista mayor de Marruecos,y
    no le hagas de eco...Más te vale instrurite y evitar
    el copia y pega,ya que muchos periódicos de tirada
    nacional son promarroquíes.

    Hombre,y indaga antes de publicar,que no cuesta nada
    estos de copia y pega,sin analizar la fuente,no es periodismo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Lahbeib,
    Estás como pollo sin cabeza,no tienes rumbo,ni remedio
    Estás todo el tiempo con el copia y pega.
    Un día haces alarde del ejército marroquí y de fuentes
    tienes a la MAP Y HESPRESS,y otro día el COPIA Y PEGA.
    Estudia un poco que no sabes redactar ni una oración,ni tiene
    cultura.

    ResponderEliminar