España y EE.UU abordarán la crisis entre Marruecos y Argelia y la reactivación del conflicto en el Sáhara Occidental.


Agencias 
 
Madrid (ECS). - La Agencia Europea de Prensa ha revelado que en la reunión del secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, y su homólogo español, José Manuel Albares, el próximo miércoles, se abordarán una serie de cuestiones bilaterales y regionales, entre las que destaca la tensión entre Marruecos y Argelia, así como el conflicto del Sáhara Occidental, especialmente tras la primera gira realizada por el Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas, Staffan De Mistura a la zona.

Por el momento, España descarta la opción de seguir la senda de Trump y Rabat sigue sin haber enviado de vuelta a Madrid a su embajadora, retirada en mayo en pleno aluvión de inmigrantes irregulares a Ceuta, si bien esta misma semana Albares ha insistido en que "hay fluidez" en los contactos y los dos países están trabajando por "construir una relación del siglo XXI".

Madrid ve en Washington un Estado eficaz para instaurar la calma entre Rabat y Argel, después de que Francia y el resto de países europeos se mostraran reacios a intervenir en la distensión entre los dos países norteafricanos. 

Madrid cree que Washington está actualmente puede desempeñar un rol fundamental para abrir un diálogo entre Argelia y Marruecos por la buena relación que mantiene con ambos países del Magreb.

La agencia española afirmó que Madrid había pedido a la anterior administración estadounidense de Donald Trump que revocara el reconocimiento de la supuesta soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, y se opuso a cualquier enfoque europeo similar respecto a la cuestión del Sáhara Occidental.

Según la agencia, los dos ministros evaluarán la primera visita del enviado de la ONU, Staffan de Mistura, a las partes en conflicto, que inició el pasado miércoles en Marruecos y luego se trasladó el sábado a los campamentos de refugiados saharauis y posteriormente a Mauritania y finalmente a Argelia.

Cabe recordar que el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, negó anteriormente cualquier mediación de Madrid para resolver la crisis diplomática entre Argelia y Marruecos.

Albares recalcó que Madrid considera a Argelia y Rabat como dos socios esenciales en la región, y que España no puede interferir en las decisiones de los países soberanos.

Publicar un comentario

0 Comentarios