Irán anuncia su apoyo inmutable a la autodeterminación del pueblo saharaui como garantía para concluir el proceso de descolonización.




Sidi Maatala.

ECS. Nueva York. | Teherán anuncia su apoyo inmutable a la autodeterminación del pueblo saharaui como garantía para solucionar y concluir el proceso de descolonización de la última colonia africana. Además, en la nota difundida, señalan la importancia del compromiso de las partes sin condiciones previas para las negociaciones.

''La República Islámica del Irán reafirma el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui en conformidad con la resolución 1514 (XV) de las Naciones Unidas sobre la concesión de la Independencia a los países y pueblos coloniales.'' Rezaba la nota.

En el mismo sentido, Irán expresa su apoyo a las negociaciones en curso con miras a lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental. En la nota difundida subrayan: ''Destacamos la importancia del compromiso de las partes para continuar este proceso en el marco de las conversaciones auspiciadas por la ONU, sin condiciones previas y de buena fe, de conformidad con los propósitos y principios de la Carta de la ONU.'' 

La República Islámica de Irán reconoció a la RASD el 27 de febrero de 1980, con motivo del cuarto aniversario de la proclamación de la RASD. Durante los años de la primera guerra (1975-1991), Irán proporcionó ayuda humanitaria en beneficio de los refugiados saharauis (mantas y alimentos). 

Asimismo, Teherán apoyó al pueblo saharaui mientras libraba una feroz guerra contra Irak en un momento en que el régimen de Saddam Hussein suministraba al régimen marroquí armamento y financiación contra la lucha del pueblo saharaui. En la década de 1990, las fuerzas iraquíes invadieron Kuwait y ocuparon por la fuerza un país árabe vecino, declarando Kuwait una provincia más de Irak en una invasión similar a la que hizo el régimen marroquí en el Sáhara Occidental, pero lo extraño es que Marruecos se unió a las fuerzas de la coalición liderada por EE.UU contra Irak, y condenó la invasión de Kuwait. Por esas fechas, el Frente Polisario, sumergido en la guerra contra la ocupación marroquí, envió una delegación a Iraq, algo que no agradó a Irán, país con el que hasta entonces mantiene estrechas relaciones diplomáticas. Años después, en el año 2000, Teherán congeló sus relaciones diplomáticas con la RASD sin la retirada del reconocimiento diplomático. 

18 años después de la ruptura con el gobierno del Ayatolá, concretamente en 2018, el Reino de Marruecos expulsó al embajador iraní y anunciaba la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Irán con el pretexto complaciente de supuesto apoyo militar al Frente Polisario. Irán, negó las acusaciones y le respondió a Rabat que debería de ocuparse de sus ''problemas regionales''. Irán, que vive bajo un embargo internacional asfixiante, es el único país que no ha abandonado a sus aliados en las circunstancias más oscuras.

Publicar un comentario

0 Comentarios