Marruecos y el PP consiguen que Laya González sea imputada por acoger al líder saharaui Brahim Ghali, enfermo de Covid.


Un abogado de Málaga, con fuertes vínculos con Marruecos, logra que Laya y su jefe de gabinete sean imputados por acoger a Ghali.

Un abogado de Málaga, con fuertes vínculos con Marruecos, logra que Laya y su jefe de gabinete sean imputados por acoger al presidente saharaui, Brahim Ghali, enfermo de Covid. Mientras, el nuevo ministro José Manuel Albares prosigue su normalización con Rabat. Se reunirá el próximo 22 de septiembre con su homólogo marroquí Nasser Bourita.

Por Sidi Maatala/ECS

Madrid (ECS).- El juez español Rafael Lasala ha decidido llamar como investigada a la exministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, por haber decidido acoger en España al líder del Frente Polisario Brahim Ghali, enfermo de Covid. El instructor quiere interrogarla sobre la entrada del líder saharaui en España el pasado 18 de abril por la Base Aérea de Zaragoza para atenderle por Covid-19 en el hospital de San Pedro de Logroño. Esta declaración, que solicitaron la acción popular (el letrado Antonio Urdiales) y la acusación particular (Juan Carlos Navarro), se pidió después de que el exjefe de gabinete de Asuntos Exteriores, el diplomático aragonés Camilo Villarino, manifestara que la exministra le ordenó la entrada de Brahim Ghali en abril, según informa Heraldo.

La fecha de la declaración de la exministra no se ha fijado todavía porque no se la ha localizado para entregarle personalmente la citación. En su testimonio, Villarino precisó que la decisión de la entrada del líder saharaui en España fue de Arancha González Laya, «pero no solo ella».

El exjefe de gabinete declara que la exministra Laya ordenó la entrada de Ghali a España

Piden también que declare como testigo en el caso Ghali la exjefa de gabinete de la exministra Carmen Calvo.

El letrado Antonio Urdiales, tiene previsto solicitar también la declaración de la exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, junto a su exjefa de gabinete, como testigos, para que ambas puedan aclarar quién tomó la decisión final de la llegada de Ghali. 

Con estas decisiones, puramente políticas, los jueces y abogados españoles pro marroquíes traerán para España una crisis muy grave con Argelia, ya que el líder saharaui entró en territorio español con pasaporte diplomático argelino y en un avión oficial de la armada del país vecino, un país socio para Europa, que le suministra casi el 50% gas y petróleo.

El Partido Popular (PP) contra los saharauis

Imputada, luego la ex titular de Exteriores declarará y acabará el asunto archivado, pero el ruido mediático y lo más importante para el régimen de Marruecos y sus voceros en España: movilizar a la oposición española (PP y VOX) porque les da munición para atacar al gobierno de Sánchez al ser la primera exministra imputada por manifestar su apoyo a los saharauis. 

Una vez conocida la decisión del magistrado de Zaragoza de llamar a declarar a González Laya en calidad de investigada, el Partido Popular (PP) se ha lanzado, una vez más desde que se supo de la estancia de Ghali en España por fines estrictamente humanitarios, a pedir explicaciones al Gobierno de Sánchez por haber acoger al líder de los saharauis. Su portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, ha señalado directamente a Moncloa al concluir, ha dicho, que "esa orden (la de permitir la llegada de Ghali) no partió de la ministra de Exteriores".

Así, ha pedido la comparecencia del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y de José Manuel Albares, titular de la cartera de Exteriores para que, ha dicho Gamarra, "den las claves sobre quién dio la orden de esa entrada ilegal". "Las instrucciones venían de más arriba. Es necesario conocer la verdad y saber quién dio esas instrucciones de un grave escándalo que tuvo unas consecuencias", ha concluido.

Publicar un comentario

0 Comentarios