Marruecos persiste en el uso del infame Software espía Pegasus.


Por Mah Iahdih Nan/ECS

Madrid (ECS).- Este verano explotó uno de los escándalos internacionales más bochornosos que se recuerdan en mucho tiempo; El consorcio de medios de comunicación Forbidden Stories en coordinación con Amnistía Internacional, dejaron al descubierto, la intervención de más de 50.000 terminales de activistas de derechos humanos, periodistas y políticos de toda clase. Varias dictaduras especialmente las monarquías feudales Árabes como: Qatar, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos o Marruecos entre otras, conocidas por ejercer un férreo control sobre sus súbditos, contrataron un programa de espionaje llamado Pegasus, propiedad de la empresa gubernamental israelí NSO GROUP  y lo convirtieron en un Gran Hermano internacional. El Software, tiene gran facilidad para introducirse en cualquier terminal y burlar todas las medidas de seguridad, es suficiente con el envío de un mensaje para penetrar en el terminal y acceder a todo el contenido y aplicaciones del teléfono.

El Software se creó en teoría, con intenciones nobles, para combatir el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado pero siempre y cuando se utilice en Estados donde impera la ley, el orden y la justicia, no en Países como Israel, Marruecos, Arabia Saudí, etc … donde los derechos y la intimidad de las personas prácticamente no existen.

Sólo Marruecos intervino en más de 10.000 terminales, de los cuales seis mil, en su mayoría corresponden a teléfonos de autoridades argelinas y Saharauis. Pegasus abrió la veda para que regímenes como Marruecos, nada respetuosos con la privacidad de las personas, conviertan el espionaje cibernético en un espectáculo, cuyos objetivos  no son otros que agredir la intimidad  de las personas de forma individual y de pueblos y comunidades de forma colectiva. Estas dictaduras, que desgraciadamente cuentan con la venia, aprobación y protección  de las democracias Occidentales, se sienten exoneradas de rendir cuentas y actúan con total impunidad violentando las libertades individuales  y los valores más básicos, sobre los que se rigen las sociedades modernas. 

 Marruecos un estado donde rige un sistema feudal, donde los individuos ni siquiera gozan de la condición de ciudadanos al ser considerados meros súbditos; se valió de Pegasus para exportar el rígido y riguroso control que ejerce sobre sus súbditos, a todas las personas que no comulgan con sus planteamientos, a los que considera enemigos e incluso a los amigos en los que no tiene demasiada confianza como el caso del presidente y todo el gobierno de Francia.

El escándalo tan sólo acaba de empezar, aún no se sabe el alcance real de las escuchas ilegales practicadas por el régimen Marroquí. No cabe en ninguna mente, que el Majzen Marroquí haya intervenido en España, tan sólo un teléfono, el del periodista Ignacio Cembrero. Es pura ficción creer que el Majzen, con tantos intereses cruzados con España, no ha intervenido a cientos y cientos de teléfonos españoles, algún día saldrá la verdadera historia del espionaje y las escuchas marroquíes a terminales españoles. 

En la concepción de este tipo de regímenes no están contemplados conceptos como el respeto, la libertad, los derechos humanos, la intimidad de las personas, la ley o la justicia. Todos estos valores arraigados en las sociedades democráticas, en Marruecos y en general en todas las monarquías feudales árabes, sólo existen cuando son utilizados como arma a favor del sistema imperante y para coartar aún más las inexistentes libertades de sus súbditos.

Todos pensaron que NSO GROUP y Marruecos una vez descubiertos por Amnistía Internacional y Forbidden Stories, cesarán  en sus escuchas ilegales. Pero no ha sido así, mantienen activas casi todas las escuchas que llevan ejecutando, desde hace más de tres años. Hace apenas unos días, se hizo una prueba, consistente en lanzar varias Fake News como reclamo, a través de algunos de los terminales que aparecen en la lista de los teléfonos pinchados por el Majzén y Hamouchi y sus servicios secretos picaron el anzuelo;  todas las Fake News fueron publicadas días después en la prensa donde habitualmente el Majzén desparrama su basura.

 Este tipo de Estados, o cambian de régimen o nunca dejarán de transgredir los límites de las libertades individuales, los derechos de las personas, las relaciones internacionales, diplomáticas, de buena vecindad y del respeto mutuo entre los países. La existencia de estos regímenes está estrechamente vinculada a la violación de todos los valores sobre los que se asientan las sociedades contemporáneas, constituyen un verdadero anacronismo, en los tiempos que vivimos, inexplicablemente consentido y apoyado por las democracias occidentales.  

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Hasta la hora, no hay ninguna prueba de que Marruecos ha utilizado este software para espiar a nadie.
    Traer vuestras pruebas, porque este periodo solo difama y sin pruebas concluyentes. Ni ustedes, ni Forbidden Stories en coordinación con Amnistía Internacional.

    ResponderEliminar