“Marruecos debe darse cuenta de que nadie puede chantajear a Europa", Margaritis Schinás.

Por Sidi Maatala/ECS

Madrid (ECS).- El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinás, ha indicado, según la prensa marroquí, que la crisis migratoria de Ceuta del pasado mes de abril fue un "ataque de Marruecos contra la frontera exterior de la Unión Europea". Un ataque organizado, premeditado e híbrido "cuyas consecuencias van más allá del marco bilateral de relaciones con España, que requirió una fuerte reacción de Europa". "Creo que fui el primero en dejar claro que se trataba de un ataque a la frontera exterior de la Unión Europea", recordó Schinás esta semana en una rueda de prensa con periodistas españoles en Estrasburgo. Para el vicepresidente de la Comisión Europea, "la fuerte reacción de la UE ha ayudado a calmar el ardor de Marruecos" y a acabar rápidamente con la crisis migratoria en Ceuta, según recoge el diario ABC.

Pero el episodio no fue fácil para Bruselas, dijo Schinás. “Fueron días muy difíciles, en el sentido de que sucedió muy de repente. No hubo señales ni movimientos previos, lo que demuestra que fue enteramente planeado para ser un ataque frontal”, explica, evitando comentar los motivos que empujaron a Rabat a dejar pasar a miles de migrantes a Ceuta. "Esta pregunta siempre ha sido secundaria para Bruselas porque nada justifica un ataque de esta magnitud," dice. Y añade “Lo que hemos visto es un ataque a la frontera exterior de la Unión Europea. Un ataque organizado, premeditado e híbrido”, agregó Schinás.

“Marruecos, como todos nuestros vecinos, debe darse cuenta de que nadie puede chantajear a Europa. La migración es parte de las relaciones diplomáticas. Mejor aún, Rabat es uno de los principales beneficiarios de la ayuda financiera europea”, subrayó Schinás. 

A principios de junio, la eurocámara responsabilizó a Marruecos de la crisis de Ceuta y condenó a Rabat por haber instrumentalizado a miles de migrantes, la mayoría menores de edad, con fines políticos. La resolución fue adoptada por una amplia mayoría de 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones. “El mensaje político fue claro. Marruecos tenía mucho que ganar cooperando con Europa en lugar de ir contra Europa”, conluyó Schinás.

Publicar un comentario

0 Comentarios