Graves tensiones entre Argelia y Marruecos que amenazan con desestabilizar toda África.


Por Sidi Maatala /ECS 

Madrid (ECS). -La tensión aumenta entre Marruecos y Argelia. Las últimas declaraciones del canciller marroquí, Nasser Bourita, expresadas durante la visita de su homólogo israelí, fueron rechazadas y mal recibidas en Argel. 

Rabat y Tel Aviv acusan abiertamente a Argelia de formar un eje con Irán y expresan públicamente estar preocupados por esta nueva alianza.

Argelia no ha respondido oficialmente, pero todavía se niega rotundamente a modificar su posición sobre la cuestión del Sáhara Occidental. Es esta cuestión esencial la que está en el centro de la disputa entre Argel y Rabat.

Los saharauis entre Marruecos y Argelia;

Para comprender la crisis entre Argelia y Marruecos, tenemos que retroceder diez años. El profesor de ciencias políticas Yahia Zoubir recuerda que por entonces, "el presidente Bouteflika declaró que nunca habría un casus belli entre los dos países. Una afirmación que fue traducida por la parte marroquí como un abandono de la causa saharaui por parte de Argelia".

Pero en 2019, la diplomacia argelina vuelve a poner el tema del Sáhara Occidental en la palestra tras la caída de Bouteflika.

La tensión se convierte entonces en una gran crisis y Marruecos lanza una ofensiva diplomática tratando de hacer una amalgama entre el Sáhara Occidental y la Cabilia argelina.

El analista Mustapha Haddam señala: "Cuando vemos toda la energía puesta por Marruecos en apoyar un movimiento terrorista como MAK (Movimiento por la Autodeterminación de Cabilia) financiándolo y defendiendo su causa internacionalmente, es evidente que Marruecos está lanzando un ataque directo contra Argelia.”

Ambigüedad estadounidense;

Para Mustapha Haddam, Marruecos busca desestabilizar el frente interno argelino. El profesor Yahia Zoubir apoya este punto de vista y afirma que esta ofensiva fue posible gracias a la normalización entre los marroquíes y los Israelís, y la ambigüedad mostrada por los Estados Unidos: "Marruecos se sintió fuerte al establecer relaciones con Israel, pero no solo por la posición estadounidense que, por un lado, no reconoce oficialmente la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental y por otro, no cuestiona el tuit del expresidente Donald Trump sobre este tema que ha revitalizado a Marruecos contra su vecino.”

Mientras tanto, Marruecos está desarrollando el discurso de la mano extendida. Pero Argelia no le cree y se mantiene firme en sus posiciones.

En particular, se niega a abrir su frontera con Marruecos y reafirma su posición sobre el conflicto del Sáhara Occidental como una cuestión de descolonización, tal y como afirma la ONU.

¿Es posible la guerra?

La crisis se está intensificando, pero para Mustpaha Haddam no irá más lejos. Según él, "no puede haber guerra entre los dos países porque las grandes potencias no lo permitirán. Esto desestabilizaría el frente sur de Europa pero también a toda África. Es extremadamente peligroso.”

En Argel, aunque nos acostumbramos a las crisis con el vecino del oeste, varias voces creen que esta vez se ha traspasado un límite, una línea roja.

Publicar un comentario

10 Comentarios

  1. Y por qué Argelia no apoya la independencia de Arif, cuyo secesionismo y rebeldía es al menos tan fuerte, probablemente más, que el kabileño? El problema de Arif es que, como a Catalunya, Euskal Herria o Kurdistan nadie les apoya en sus reivindicaciones legítimas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cataluña o Vascongadas nunca han sido independiente ni sus poblaciones quieren la indepedencia, solo es un juego politico para obtener mas dinero de Madrid, al reves que el Kurdistan que si ha sido nacion en algun momento y tiene una cultura y religion distinto a los paises de su entorno.

      Eliminar
    2. Aparte de que estás muy equivocado sobre la historia, anónimo, no es una cuestión de pasado sino de futuro democrático (derecho de autodeterminación y autogobierno innegociable) o futuro totalitario (más de lo mismo: negación del derecho de los pueblos a la autodeterminación y por lo tanto a la democracia misma, a la dignidad también).

      O estamos con el bien o estamos con el mal, y el bien es el poder popular.

      Eliminar
    3. ¿Y dónde acaba el derecho de autodeterminación de esas naciones tuyas inventadas y basadas en el egoísmo y/o el racismo? Por ejemplo, si Tabarnia quiere independizarse de Cataluña, ¿también puede?

      Eliminar
    4. Habrá que ver primero dónde empieza no? Es decir: el derecho debe estar reconocido (lo está por la ONU sin duda pero los estados firmantes en general eluden cumplir con lo que ellos mismos firmaron al acceder a la organización internacional, como vimos en Catalunya recientemente).

      Todo esto es parte de la crisis de descolonización 2.0, que afecta de lleno a Europa Occidental pero también a todos estos estados postcoloniales creados artificiosamente (algunos más, otros menos pero todos sin tener en cuenta la voluntad de los pueblos-nación afectados).

      En África algo así puede ser brutal porque no hay casi un sólo estado-nación. Mira a Sudán, Etiopía, Nigeria, Mali... las crisis se repiten y al final acabarán creándose estados nacionales, no sin mucho sufrimiento.

      Exactamente dónde empieza y termina un estado-nación? Donde lo dice el puebo mediante el libre voto, reiterado si hiciera falta (modelo casi ideal el de los referéndums de Schleswig-Holstein, que crearon una frontera tan buena entre Alemania y Dinamarca que ni siquiera Hitler osó cuestionarla).

      Alternativamente se puede seguir modelos confederalistas como en Suiza (originalmente y en gran medida aún hoy día) o en la Federación del Norte de Siria ("Rojava"), donde se plantea que la mejor forma de satisfacer a todos los pueblos es un modelo de libre confederación que supere a los estados artificiosos creados por la burguesía y el terratenientismo del que ésta emana. A mí me gusta quizá más este modelo, que intenta superar el nacionalismo con incluso más democracia, pero hoy por hoy, al oeste de Mambij, no veo a casi nadie que promueva eso activamente, así que habrá que hacer naciones según la voluntad popular.

      El único racismo es el de las naciones opresoras, que tratan a las naciones oprimidas como la mierda.

      Tabarnia no existe: es sólo el bantustán imaginario de la mente enferma de los fascistas gran-castellanos. Incluso Tabarnia querría (de existir) independizarse de un país tan mierda y agresivo contra su propia población como es la "España" de Torquemada y Franco (porque no hay ninguna otra "España").

      Eliminar
  2. Y otra cosa: aún suponiendo que las potencias (USA, Francia, España, Rusia, GB) fueran estrictamente neutrales, cuál sería el objetivo argelino? Porque haría falta fuerzas marroquíes aliadas con capacidad de desestabilizar y reemplazar al Majzén por algo mejor. Y en mi experiencia la gran mayoría de marroquíes no-bereberes, al menos los que viven en mi ciudad, simpatizan con Mohamed II y no se ven atisbos de querer otra cosa.

    Es un poco como EE.UU. en Afganistán o Libia: ganar la guerra es relativamente fácil pero que de ahí surja un régimen nuevo más estable y más progresista es lo realmente difícil.

    Argelia se lo tiene que pensar muy mucho antes de ir a la guerra, a no ser que sea una guerra con el objetivo específico de liberar el Sahara Occidental y limitar la intervención en Marruecos como tal a lo estrictamente necesario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No confundas simpatizar con el "rey-dios" Mohamed VI que temerle por la maldad que demuestra para con su pueblo, maldad heredada de sus antepasados cuando eran exclavistas y trabajaban para los jefes tribales de lo que ahora es Marruecos que tenían estos intenciones de repoblar con subsaharianos de Senegal, Bukina Faso o Mali, las zonas de lo que ahora sería, Quarzazate, Merzouga, Assa, Tata, Tan Tan que pese al empeño de las autoridades Alawuitas que los llamaron Amazigh dando este nombre tambien a los Bereber que ahora comienzan a reconocer que ellos nunca han sido Amazigh (hombres libres.) porque jamás fueron esclavos.
      En Marruecos de historia sabeis poquito y lo poquito que sabeis lo sabeis mal.

      Eliminar
    2. Puedo aceptar lo que dices del miedo, aunque los comentarios que oigo entre la diáspora que hay en mi pueblo (no he viajado a Marruecos desde hace más de dos décadas, a casi ninguna parte en realidad) son más bien positivos: "este rey es más listo que el anterior" por ejemplo, lo que no deja de sorprenderme porque no veo diferencia alguna o casi.

      Respecto a lo de la historia pues no sé: no creo que haya mencionado la historia de Marruecos en mi comentario, algo sé pero igual no la suficiente. Y, por si no queda claro, quizá hay confusión, no soy marroquí sino vasco.

      Eliminar
  3. Tanto mirarse al ombligo identitario. El mundo al borde de una crisis climática global y vosotros no salís de vuestras aspiraciones localistas y miopes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso qué tiene que ver? La ecocatástrofe (que no es sólo climática) es seguramente ya imparable y desde luego afecta al Sahara Occidental de manera muy seria (lo que ha sido discutido en otros artículos), pero lo que es miope es no entender que las crisis se alimentan unas a otras y que no cabe esperar que el único problema derivado de la ecocatástrofe sea ambiental: produce ya y producirá más aún conflictos humanos sólo aparentemente no relacionados (si tu análisis es superficial). Los flujos de refugiados son en parte climáticos, las guerras en Etiopía y Asia Occidental son en parte por el agua, incluso la creciente crisis socio-política en EE.UU. es en parte por el agua y el cambio climático.

      En todo caso no sé para qué te vale esa arrogancia sabelotodo. En mi época decíamos "pensar globalmente, actúar localmente" y difícilmente puede ser de otra manera a no ser que seas un richacho apestoso en plan George Soros, porque la gente normal podemos ejercer poder localmente, no a nivel global (quizá alguna personalidad con muchos seguidores puede tener más influencia global pero el común de los mortales si logra cambios locales, ya ha más que cumplido).

      Eliminar