Un Marruecos aislado desplegó la alfombra roja para una delegación parlamentaria de Mauritania.

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Rabat (ECS).- Cada vez que se siente aislado a nivel regional por el conflicto del Sáhara Occidental, Marruecos se vuelve a Mauritania, un país que reclama y con el que mantiene siempre, al igual que todos sus vecinos, una tensión permanente.

Rabat desplegó la alfombra roja para una delegación parlamentaria mauritana, encabezada por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional de Mauritania, Mohamed El Mostapha Mohamed Lemine Zeidane.

El diputado tenía derecho a una reunión con el jefe de la diplomacia marroquí, Nasser Bourita. El mauritano fue recibido luego por el presidente de la Cámara de Representantes.

Zeidane, según la prensa marroquí, tomó la palabra para pedir a los marroquíes a invertir en su país y consolidar los "intercambios económicos" entre Rabat y Nouakchott, dijo la Cámara en un comunicado. Un mensaje que repitió durante su reunión con el jefe de gobierno marroquí, Saadeddine El Othmani.

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Mauritania, no sabe donde se mete, o Mas bien si, la ambiciona del Majzen llega a poner las frontera de Marruecos en Senegal.
    VIVA EL SAHARA LIBRE

    ResponderEliminar
  2. mauritania era marruecos para vuestra informacion,y marruecos tiene el reconocimiento de eeuu que biden volvio a confirmar,aislada estara españa que a su primer ministro le tratan como a un perro,trump le manda a sentar y biden le trata peor aun y alemania sacrifico a españa para reconciliarse con marruecos.

    ResponderEliminar