Los miembros de la MINURSO están pasando hambre al este del "muro de la vergüenza" en el Sáhara Occidental.


Dos soldados de origen irlandés abandonaron el territorio en un momento muy delicado para la misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO).

Redacción The IT | ECS 
    
Madrid (ECS) -Dos soldados irlandeses del contingente militar de la ONU aterrizaron esta semana en el aeródromo de Casement en el oeste de Dublín después de 30 años de servicio en las tropas de la Paz de la ONU desplegada en el Sáhara Occidental desde 1991. El comandante Ciarán McKeown y el capitán Cillian McHugh regresaron a su país después de cumplir su tarea en las filas de las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental (MINURSO). 

“Nos llevaron en un avión al desierto y mi primera reacción fue "esto es solo un vasto, vasto, vasto pedazo de tierra." Literalmente no hay nada a tu alrededor. El lugar más cercano estaba a unos 450 km de distancia”, dijo el capitán irlandés McHugh en The Irish Times.

El comandante McKeown y el capitán McHugh fueron los últimos soldados irlandesas en contribuir a la misión de la ONU para el referéndum en el Sáhara Occidental. "Irlanda sigue comprometida con sus compromisos internacionales actuales y prevé reasignar estos nombramientos dentro de sus otras implementaciones existentes", dijo la defensa del país.

Tiempo delicado

La retirada irlandesa del Sáhara Occidental llega en un momento delicado para la misión. En noviembre pasado, el alto el fuego de 30 años se rompió cuando el Frente Polisario, que controla el sureste del país, comenzó a bombardear el territorio ocupado por Marruecos situado al oeste del muro después de que Rabat enviara tropas a la brecha ilegal en El Guerguerat.

Esto dejó a los 200 efectivos de la MINURSO en una situación precaria, en particular a las tropas ubicadas en el área controlada por el Frente Polisario, que se encuentra al este del muro de arena de 2.700 kilómetros erigido por Marruecos para detener los ataques guerrilleros.

Esta era la zona donde estaba destinado el comandante irlandés McKeown, padre de tres hijos de Cork. La Minurso es una misión desarmada, lo que significa que su contingente tuvo que depender de las tropas del Frente Polisario para protegerse. "Confiamos en la buena voluntad del Frente Polisario para permitir el transporte de suministros desde y hacia nuestra base. Después de que se rompió el alto el fuego, esta buena voluntad escaseaba, dejando a las tropas en una situación "impredecible", dijo uno de los comandantes de la ONU.

“Limitaron los suministros que podíamos conseguir. Solo podíamos conseguirlos por vía aérea, por lo que se convirtió en una situación logísticamente precaria”, dijo. "Puedes conseguir un helicóptero en un mes", lamenta.

Esto significó en ocasiones que las tropas de la ONU en el Sáhara Occidental no tuvieran el combustible para llevar a cabo su función principal en el país, realizar patrullas de largo alcance para asegurar que ambas partes cumplieran con la tregua. Los patrullajes se realizaron por vía aérea y terrestre, pudiendo durar hasta 10 horas.

La escasez de alimentos

También tuvo consecuencias más inmediatas. Las entregas de alimentos se volvieron impredecibles, lo que significa que el comandante McKeown y sus colegas se vieron obligados a echar mano de sus raciones de combate de reserva.

Pasaron largos períodos sin alimentos frescos. Esto duró hasta hace poco, cuando las negociaciones con el Polisario finalmente dieron frutos (y verduras). Comdt McKeown dijo que tiene un nuevo aprecio por los alimentos no enlatados.

A pesar del aumento de la actividad militar, las tropas de la ONU no estaban en peligro significativo, dijo. "Obviamente, si el Polisario quisiera tomar medidas contra nosotros probablemente podrían hacerlo, pero sería muy perjudicial".

"La MINURSO continuará sin la participación de Irlanda. Su objetivo principal es celebrar un referéndum sobre la cuestión de la independencia del Sáhara Occidental, pero esta opción parece ser más lejano que nunca. Sin embargo, los marroquíes parecen estar manteniendo su parte de la tregua, lo que genera esperanzas de que se pueda salvar el alto el fuego", dijo uno de los componentes de la MINURSO.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. ¿Cómo es posible que ESPAÑA no participe en la MINURSO, cuándo somos la potencia colonial sobre el antiguo Sáhara español (la provincia núm. 53), Y TENEMOS UN DEBER JURÍDICO E HISTÓRICO PARA CON ELLOS...?

    ResponderEliminar