Laya: "La acogida de Ghali no fue un error, y Ceuta y Melilla nunca serán objeto de negociaciones con Marruecos."


Por Sidi Maatala /ECS 

Madrid (ECS). - La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, se negó a calificar como "un error" la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. "Fue un gesto de ayuda a una persona que estaba en un estado de salud crítico, no es la primera vez que esto ocurre en nuestro país. Pero no hay que entender su llegada más allá de eso", asevera. 

La responsable de la diplomacia española, en una entrevista con el diario El Correo, que España está obligada a buscar construir una relación de buena vecindad con Marruecos "porque vivimos en una era de cooperación, y esto significa que para proteger nuestros intereses, valores y ciudadanos, tenemos que cuidar de proteger los intereses y valores de nuestros vecinos". 

“Estas relaciones a veces pasan por momentos difíciles, y esta no es la primera vez, pero debemos tratar de superar la crisis a través del diálogo y el respeto mutuo. El siglo XXI no es un siglo de independencia ni de dependencia, es un siglo de interdependencia, y este es un asunto complicado, pero hay que superarlo", recalca.

Al ser preguntada sobre la posibilidad de que los dos enclaves españoles de Ceuta y Melilla puedan ser objeto de negociaciones con Marruecos, Laya respondió: “No (rotundo), absolutamente no."

Laya asegura que la responsabilidad de España en el Sáhara Occidental es trabajar de manera constructiva con Naciones Unidas para encontrar una solución definitiva para un contencioso que es uno de esos que necesitan una respuesta de la comunidad internacional. "Muy poca gente sabe que España sigue teniendo responsabilidades en la antigua colonia. Es una situación curiosa, nos fuimos pero no entregamos la soberanía", recalcó.

Publicar un comentario

0 Comentarios