El Majzén golpea a Argelia dos veces en cuatro días.


Por Leila Zaimi/ECS

Argel (ECS).- En cuatro días, Marruecos golpeó a Argelia dos veces. En primer lugar, amenazó su estabilidad territorial y llamó a la división del país. En segundo lugar, espió y reveló los secretos e informaciones sensibles del campo político y militar. El primer golpe fue el pasado viernes, cuando el embajador marroquí ante la ONU, Omar Hilale, dijo que su país apoya a la independencia de la Cabilia, una región bereber en el este de Argelia. El segundo golpe fue el espionaje masivo realizado por Marruecos de más de 6 000 números de teléfono de argelinos entre políticos, militares, periodistas y activistas de derechos humanos.

Por su parte, la diplomacia Argelina no se quedó de brazos cruzados y reaccionó rápidamente a través de su carismático jefe de la diplomacia, Ramtane Lamamra, renombrado recientemente por el presidente del país Abdelmadjid Tabboun. “Las declaraciones de Hilale son una especie de complot contra la unidad de la nación argelina”, indica el informe del ministerio de asuntos extranjeros. La respuesta de la diplomacia argelina dio a entender que no podemos comparar la causa saharaui con la Cabilia”, denunciando la amalgama y confusión de los vecinos. En vista del silencio de los marroquíes a la reacción de Argelia, esta última decidió llamar a su embajador en el reino alauí. “Se tomarán más medidas”, aseguró la diplomacia argelina, y eso según la evolución de la crisis.

Tres días más después, 17 órganos mediáticos y de derechos humanos mundiales revelan que entre otros, Marruecos espía a más de 6000 números de teléfono argelinos. Los nombres que figuran en la lista del espionaje marroquí son personalidades políticas y jefes militares. El poder del rey Mohamed VI está interesado en los periodistas, activistas y actores de la sociedad civil argelina. Opositores del poder argelino están siendo vigilados también. Según las revelaciones, el programa para monitorear teléfonos se usó por el reino jerifiano entre 2017-2019. Entre las personalidades argelinas figuran en la lista del programa Pegasus; los jefes del ejército, jefes de la diplomacia, ministros y sus familias y cercanos. El programa israelí espíó hasta 50.000 personalidades a través del mundo. 11% de estas personalidades son argelinas. Este índice fue realizado por la vecina Marruecos.

Los argelinos están muy enfadados con las maniobras del Majzén.

Primero, expresaron su enfado en cuanto de las declaraciones del diplomático de Hilale que quiere divisar Argelia y llama a la independencia de la región de la Cabilia del resto del país. En las redes sociales, los argelinos rechazan categóricamente las palabras del diplomático marroquí. Considerando que la independencia de la Cabilia como asunto interior entre los argelinos. Y nadie tiene derecho de involucrarse. “No aceptamos el empleo de la región de la Cabilia por el vecino Marruecos o cualquier parte en su conflicto con el gobierno, (…) El Movimiento de la Cabilia sigue siendo un asunto interno relacionado con la soberanía y la voluntad del estado ... Nosotros, los hijos de la región de Cabilia, rechazamos enérgicamente la conspiración de Marruecos contra Argelia utilizando a nuestra región como una moneda”, escribo un periodista y presentador de programas argelino.

Antes de olvidar el primer acto indecente de la intrusión del reino marroquí en los asuntos internos del país, se divulga que el poder de Mohamed VI espía a su vecina Argelia. No menos de 6 000 argelinos figuran en la lista del espionaje del programa israelí en manos de los servicios de seguridad marroquís.

Una reciente investigación conjunta realizada por 16 medios de comunicación sostiene que este software espía, desarrollado por la empresa NSO Group, que en un principio solo estaba preparado para combatir, supuestamente, el crimen y el terrorismo, ha tenido 50.000 objetivos en todo el mundo desde el 2016. Así, este software ha sido un arma manejada para controlar a sus ciudadanos, entre ellos, políticos, periodistas, funcionarios, empresarios y activistas, así como otras entidades.

En 2019 se vinculó a este software con el espionaje político, y WhatsApp, la empresa estadounidense de mensajería instantánea asegura que se utilizó Pegasus contra 1.400 usuarios, aunque la empresa israelí niega la acusación.

De acuerdo con la investigación, la compañía israelí habría contratado el uso de este software como mínimo, en 11 países: Arabia Saudí, Azerbaiyán, Bahréin, Marruecos, Kazajistán, México, Hungría, India, Emiratos Árabes Unidos, Ruanda y Togo. Por lo que, estamos hablando, sin duda, de una de las herramientas de robo de información más potentes que hay en la Red.

Publicar un comentario

0 Comentarios