OPINIÓN | El rey de los bárbaros o los bárbaros del rey.


OPINIÓN 

Por Allal Ahmed/ECS

Madrid (ECS). - La Roma de Trajano (emperador de origen hispano), y Adrián (otro emperador español) le fíaba la seguridad de sus fronteras a los bárbaros de Espartaco, y Viriato (...). Años más tarde, la gran Roma terminó sucumbiéndose a los designios de la prole Espartaco, y a sus adeptos.

No se sabe, si es por ironías del destino, o por bromas macabras del azar; pero lo cierto es que un trozo de la historia quiso asomarse para recordarnos que los hechos están allí, y que quien olvida su pasado, está condenado a hipotecar su futuro.

Los temerarios de entonces tenían honor, valor, y un código de conducta, y buena praxis. Los abyectos de seiseno son usados con el único afán de cumplir con los desmanes, y Albedríos del troglodita de su amo.

Damos por sentado pues, que el régimen Alauí "ha perdido el norte", y somatiza habiendo frentes con todos, y en todo momento. Además de ser es un pésimo gestor económico, social, y político tiene siempre por tónica confundir hechos irrefutables con turbios escamoteos.

No caben dudas de que los Saharauis a lo largo de todos estos lustros hemos sabido como domar, y lidiar con este cerril, llamado el Makhzén Alauí, pero para rematar la faena, hemos de cumplir con los siguientes preceptos que detallaremos modestamente a continuación:

1) Tamizar prioridades.

2) Ser autosuficiente (Depender sólo de la voluntad del pueblo saharaui).

3) Renunciar a los egos personales, y unirnos en torno a nuestro único, y legítimo representante (Frente Polisario).

4) El factor sorpresa (Tener al enemigo en constante asombro (Militar, Diplomático, y Social). Lo que se denomina en un buen anglosajón: "Stunnig Shock".

5) El algoritmo de Minuto, y resultado (Evaluar constantemente los planes que se traza semanalmente; para ver si han surtido efecto ó no).

Publicar un comentario

0 Comentarios