Marruecos, pozo sin fondo: España le inyectó otros 30 millones de euros tras la entrada ilegal de 9.000 marroquíes por Ceuta.


Agencias /ECS 

Madrid (ECS).- El Consejo de Ministros de España aprobó recientemente (18 de mayo) la entrega de 30 millones de euros al Ministerio del Interior de Marruecos para “colaborar” en la financiación de la policía de este país con el objetivo de cortar el paso a los migrantes antes de que intenten cruzar el Mediterráneo y alcanzar las costas españolas.

La cantidad, que oficialmente se destina a “la financiación de los gastos derivados de las actividades dedicadas a la vigilancia de fronteras y la lucha contra la inmigración irregular”, incluye los “despliegues operativos”, junto con “los gastos de mantenimiento de los materiales empleados por los servicios policiales marroquíes” en el desarrollo de las actuaciones de colaboración con España en la vigilancia de fronteras y en la lucha contra la inmigración irregular que tiene como destino las costas españolas. Esa partida, la segunda de su tipo de un año, coincidió con la entrada a nado en Ceuta a 9.000 marroquíes, entre ellos 4.000 menores.

La policía marroquí, que permitió el acceso a la ciudad de Ceuta de 9.000 inmigrabtes, podrá usar el dinero para pagar “gastos derivados del patrullaje y vigilancia terrestre, marítima, costera y de litoral, incluyendo carburantes, aceites y otros aditivos”, gastos relacionados con el “mantenimiento y reparación” de infraestructuras, bienes y material destinado a la vigilancia y control fronterizos y abono de “dietas e incentivos al personal desplegado” y personal comisionado para la vigilancia de fronteras, lucha contra la inmigración irregular y dispositivos de retorno de los inmigrantes.

El departamento que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska quiere autorizar además a Marruecos a usar una parte de ese dinero a pagar los gastos ocasionados por la expulsión y devolución a sus países de origen de “inmigrantes que se encuentren irregularmente en territorio marroquí, incluyendo los gastos de combustible, manutención de inmigrantes irregulares... Ect.

El gobeirno de Marruecos blinda los accesos a Tarajal y Benzú, en Ceuta, con concertinas.

Marruecos ha ordenado el blindaje del tramo de playa que conduce a Tarajal, en Ceuta, con concertinas. Tras dejar esta vía “intransitable”, el propósito es hacer lo mismo en el lado de Benzú. Se convertirá así la conexión hacia los espigones en una barrera infranqueable, tal y como ya se ha comunicado a las autoridades españoles.

Tres semanas después de la auténtica vergüenza recogida en imágenes de agentes marroquíes mirando hacia otro lado o incluso alentando las entradas por ambos espigones, Marruecos ejemplifica su acción de control obligado de la frontera sur colocando estos elementos e iniciando una obra para rellenar toda la playa (no solo la parte del espigón) con hileras de alambradas. Las mismas que España retira del perímetro, colocando peines invertidos y tubos, son las que dispone Marruecos en su propio perímetro pero también en la playa.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Mucho van a vigilar los sabuesos del sultanito marrokino, mucho van a vigilar..., el gobierno español nos trata de invéciles.

    ResponderEliminar