Marruecos afirma que habrá una "respuesta dura" contra España.



Madrid (ECS). - El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, salió en la madrugada del miércoles desde el aeropuerto Noáin de Pamplona a Argel. Lo ha hecho en un avión francés que viene a recogerle desde Burdeos (Francia) y que le trasladó a Argel para que se termine de recuperar de la COVID-19. 

Horas después de la salida de Ghali tras recibir el alta médica, un gabinete presidido por el rey de Marruecos Mohamed VI se reúne en Fez. Según información, el monarca se reunió la pasada madrugada en Fez con el jefe de la inteligencia, Yassine Mansouri, su principal consejero Fouad Ali El Himma y un lto cargo de las fuerzas armadas reales de Marruecos (FAR). 

Marruecos considera que España “ha facilitado la salida” de Ghali a Argelia, pocas horas después de declarar en la Audiencia Nacional, y prepara la respuesta adecuada a esta decisión. Según explican a EL ESPAÑOL, pasa por una invitación al embajador español para abandonar el país. Una medida excepcional en diplomacia, seguida de varios toques de atención, aunque no tendría porque implicar el cierre de legación ni la ruptura total de las relaciones.

La ruptura que planea Rabat en el aire tras la salida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en pocas horas y sin medidas cautelares afectaría a la diplomacia, sin extenderse a las relaciones comerciales. “Marruecos no tiene ningún problema con los ciudadanos españoles, los operadores económicos, los actores culturales y los turistas, que son bien acogidos como amigos y vecinos en el país”, distinguía el ministerio de Exteriores en un comunicado este lunes justo después de la declaración de Ghali ante el juez Pedraz de la Audiencia Nacional.

Publicar un comentario

0 Comentarios