La Eurocámara respalda al gobierno español por la acogida del presidente saharaui Brahim Ghali en un hospital logroñes.

El texto de la resolución suaviza algunas expresiones de condena de las propuestas iniciales  y que también elimina la petición de los populares de criticar la gestión del caso Brahim Ghali por el gobierno español.

La Eurocámara sostiene que la presión de Rabat no le hará cambiar su posición sobre el Sáhara Occidental.

Por Sidi Maatala /ECS

Bruselas (ECS). - Los populares habían introducido en los últimos días una propuesta en el Parlamento Europeo que critica el gobierno de España por la acogida del presidente saharaui Brahim Ghali, pero la presión de Rabat no ha impedido que el Parlamento Europeo se posicione de forma clara responsabilizando a Marruecos de la crisis migratoria de Ceuta. En una resolución pactada por los cuatro grandes grupos de la cámara se condena el uso que hizo Marruecos de la migración en general y de los menores en particular como instrumento de presión política contra España.

La resolución se ha aprobado por 397 votos a favor, 85 en contra, y 196 abstenciones.

El documento “expresa su rechazo a la utilización por parte de Marruecos de los controles fronterizos y de la migración y en particular, de menores no acompañados, como medio para ejercer presión política contra un estado miembro de la Unión”. Se lamenta también que se haya puesto en peligro la vida y la seguridad de los menores y que haya supuesto una escalada en la crisis política y diplomática entre Marruecos y la Unión Europea. Es un texto pactado entre populares, socialistas, liberales y verdes.

La iniciativa vino de la mano de Jordi Cañas, de Ciudadanos, que propuso la idea el 31 de mayo, y a partir de allí, empezó la negociación del texto final entre los grupos, que llegaron a un acuerdo este martes, que es el que hoy se ha votado. Un texto que suaviza algunas expresiones de condena de las propuestas iniciales  y que también elimina la petición de los populares de criticar la gestión del caso Brahim Ghali por el gobierno español.

la Eurocámara sostiene que la presión de Rabat no le hará cambiar su posición sobre el Sáhara Occidental, que "se basa en el pleno respeto del derecho internacional de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y el proceso político dirigido por la ONU para lograr una solución negociada justa, duradera, pacífica y mutuamente aceptable por ambas partes".

Es un texto de consenso que incluye un recordatorio de que Ceuta es una frontera exterior de la UE, cuya protección y seguridad concierne a la Unión en su totalidad, y también reafirma la posición de la UE en relación con el Sáhara Occidental. La UE reitera su apoyo al proceso político dirigido por Naciones Unidas para buscar una solución negociada sobre aquel territorio.

Publicar un comentario

0 Comentarios