Fin de la declaración voluntaria de Brahim Gali. Todo apunta al archivo de la causa.



Concluida la declaración voluntaria de Brahim Gali y a la vista de las deliberaciones, todo parece indicar que el Juez acordará el sobreseimiento de las actuaciones lo que, en la práctica, equivale al archivo de la causa.

Por ECS- Madrid AN.

Madrid (ECS).- Terminada hace unos minutos la declaración del presidente saharaui Brahim Ghali ante el juez Pedraz de la Audiencia Nacional. Según las declaraciones de su abogado Manuel Ollé ante la los medios de comunicación; el presidente saharaui ha rechazado todas las acusaciones formuladas por el ministro fiscal y la defensa. Según Ollé, la querella presentada por el bloguero saharaui Fadel Breika es totalmente infundad, e incluso en el auto del juez no consta nada. "Son absolutamente falsos los hechos que han sido objeto de acusación contra él. El presidente Ghali no cometió torturas, desapariciones o cualquier tipo de conducta ilícita contra ningún ciudadano saharaui", recalca Ollé.

El abogado del líder del Frente Polisario, Marcos Ollé, ha explicado que Brahim Ghali ha negado ante el juez de la Audiencia Nacional que haya cometido violaciones de los Derechos Humanos contra la población del Sáhara. El magistrado ha señalado que son "absolutamente falsos los hechos que han sido objeto de acusación contra él".

Del mismo modo, el abogado, ha señalado que Ghali ha finalizado su intervención ante el tribunal diciendo que el motivo de esta querella es "absolutamente político para tratar de minar la dignidad y la credibilidad del pueblo saharaui y su lucha en el camino hacia la autodeterminación".

Ollé ha señalado que las acusaciones han solicitado medidas cautelares. En concreto, han reclamado prisión provisional y la retirada del pasaporte de Brahim Ghali. Mientras, la Fiscalía no se ha pronunciado sobre esta cuestión.

Manuel Ollé, abogado de Brahim Ghali, tras la declaración del líder del Polisario: "El presidente Ghali ha terminado diciendo que el motivo de esta querella es absolutamente político para tratar de minar la credibilidad del pueblo saharaui".

Al ser preguntado sobre si Ghali abandonará España o no, el bogado dijo: "Tenemos que esperar a que resuelva el juez. Está débil de salud y cuando esté fuerte él decidirá lo que tiene que hacer".

Brahim Ghali: "El presidente Ghali ha explicado su participación como ministro de Defensa en aquella época, no tenía ningún tipo de responsabilidad en lo que se le imputa".

En el caso de la declaración, Ghali sólo ha sido preguntado por dos de las querellas, la causa del bloguero que asevera que fue torturado en los campos de refugiados, y de la acusación de genocidio, secuestro y torturas presentada por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos.

Cabe destacar que ayer por la tarde, el juez Pedraz desestimó la falsa demanda interpuesta por ASADEDH que denuncia una supuesta identidad falsa con la que el presidente saharaui habría entrado con ella al territorio español, rechazando así abrir una investigación. Igualmente, en su auto, el magistrado Santiago Pedraz califica de ''totalmente desmedida'' la petición de detener al jefe de estado saharaui. El juez añadió además que "se dice que el investigado está procesado por la justicia española por actos de tortura, secuestro y sospechoso de haber cometido crímenes de guerra, lo cual es incierto". Con estos comentarios, la justicia española zanja así uno de los bulos que más había difundido la prensa marroquí, que llegó incluso a inventarse un falso DNI argelino con el nombre de Brahim Ghali. 

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha decidido no adoptar ninguna medida cautelar en relación al líder del Frente Polisario por "informaciones que hayan aparecido en medios de comunicación". Esta respuesta llega después de que la ASADEDH solicitara que le retiraran el pasaporte para evitar su salida de España. 

Ghali fue ingresado el pasado 18 de abril en el Hospital de San Millán-San Pedro, en La Rioja, con un cuadro grave por dolencias derivadas de la COVID-19, siendo trasladado desde Argelia en un gesto que la diplomacia española tildó de cuestión humanitaria. Un gesto que Marruecos, en primer lugar, se quejó e inició la brecha diplomática, no obstante ayer retrocedió afirmando que con la declaración de Ghali no termina la crisis hasta que Madrid no aclare su posición sobre el Sáhara Occidental. Para Pedro Sánchez, presidente de España, la actitud de Marruecos le parece ''inaceptable''.

Su estancia en España reactivó una querella presentada por asociaciones afines al Majzén marroquí con el fin de manchar la imagen del presidente saharaui, acusándole de delitos presuntamente cometidos en 2019 en los campamentos de refugiados saharauis sin presentar una sola prueba según consta en el auto del magistrado.

Publicar un comentario

0 Comentarios