El rechazo de De Mistura por parte de Marruecos y su miedo al argelino Lamamra.


Por Lehbib Abdelhay /ECS 

Argel (ECS). - Marruecos rechazó oficialmente a Staffan De Mistura como Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental. Un artículo destacado, publicado el 25 de mayo, en un medio de comunicación marroquí, afirmaba que el ex ministro de Relaciones Exteriores Ramtane Lamamra de Argelia "podría influir en De Mistura para preparar la opinión marroquí ya para el rechazo de esta candidatura", según adelantó Algérie Patriotique.

El artículo, que salió al aire hace unas semanas, estableció de manera extraoficial el escenario con un marco de fábula a nivel intelectual. Esta fábula reveló la mala decisión de Marruecos al rechazar a un mediador imparcial de reputación mundial que ha demostrado su competencia en Irak y Siria, entre otros (...). 
 
"En verdad, esta decisión injustificada e injustificable refleja el deseo de Marruecos de no seguir participando en un Proceso de Paz, ni de la ONU ni de la Unión Africana, en el Sáhara Occidental", señalan fuentes familiarizadas con el asunto, según las cuales Marruecos "está desenmascarado". 

El Consejo de Seguridad de la ONU y la Unión Africana deben asumir sus responsabilidades y poner fin al intransigencia marroquí para seguir ocupando partes de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El régimen marroquí había preparado el terreno para esta negativa del diplomático italo-sueco acusándolo abiertamente de parcialidad pro argelina. “Debe recordarse que el puesto de Enviado Especial del Secretario General de la ONU para Siria fue casi una cuestión de legado. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, Lakhdar Ibrahimi, sucedió a Staffan De Mistura, quien dejaría su cargo en manos de Ramtane Lamamra, otro exjefe de la diplomacia argelina. Y, en sucesión, las relaciones personales se ajustan bien a las simpatías", según se en los medios de comunicación marroquíes, que rastrearon a los dos hombres [Lamamra y De Mistura] cuyas carreras políticas" se han cruzado de manera pública, en varias ocasiones, por diversas razones, y en diferentes foros internacionales como, entre otros, el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación para la Paz (SIPRI) cuyas posiciones y las del país anfitrión, hacia Marruecos, son bien conocidas”.

"¡Ramtane Lamamra es de hecho un administrador influyente de este instituto sueco!" exclamaba Rabat, como una liebre asustada. Tras procrastinar, alegando no plantear "objeciones", Mohamed VI trató de ganar tiempo "con la esperanza de obtener más victorias en este expediente". 

La rápida decisión tomada por el  Frente Polisario al dar su visto bueno a De Mistura logró disuadir al régimen marroquí. 

Publicar un comentario

0 Comentarios