''Atrincherado'' defendiendo el tuit-declaración de Trump, Marruecos amenaza con romper los acuerdos de pesca.


Por Sidi Maatala /ECS 

Madrid (ECS). -La presión hecha por el cabildeo marroquí no impidió que la Eurocámara condenase ayer, después de más de 20 años, al estado marroquí por haber usado a menores como ''peones'' del juego político para presionar a un estado miembro de la UE a través de la frontera de Ceuta.

El Parlamento Europeo se posicionó de forma clara responsabilizando a Marruecos de la crisis migratoria de Ceuta. En una resolución pactada por los cuatro grandes grupos de la cámara se condena el uso que hizo Marruecos de la migración en general y de los menores en particular como instrumento de presión política contra España.

La rabieta marroquí no se entiende sin el Sáhara Occidental. Rabat comienza a pagar su ira descontrolada tras intentar imponer el reconocimiento otorgado por Trump a la comunidad internacional. El régimen marroquí se ha quedado solo ''atrincherado'' defendiendo el tuit-declaración de Trump, ya que ni siquiera el país que se lo otorgó apoya la decisión tomada en los últimos días de la era Trump y que solo ha servido para aislar a Marruecos.

En el último mes han sido varios los batacazos que ha sufrido el régimen marroquí, desde la falsa acusación de Brahim Ghali hasta la condena por usar la inmigración como arma política para presionar a España. A ello le han precedido el aislamiento en la Unión Africana que aprobó históricas resoluciones apoyando a la RASD, la firmeza de España y Alemania en no aceptar la declaración ilegal de soberanía sobre los territorios saharauis y ahora le sigue la posición contundente del Parlamento Europeo, la Casa Blanca alejándose de la aventura de Trump y Rusia recordándole que la única solución posible es aquella que dicta la ONU, es decir: la libre determinación del pueblo saharaui.

Todo comenzó ayer en vísperas de la denuncia que ha aprobado la Eurocámara, horas antes, el portavoz de la Casa Blanca, Ned Price, declaró que "existen unas diferencias muy importantes y profundas" hacia la región del Magreb respecto a las políticas de la Administración actual en comparación con las del expresidente, Donald Trump, en lo que incluye, de forma general, el Sáhara Occidental.

La actual crisis diplomática entre Rabat y Madrid podrá empeorar con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre un recurso presentado por el Frente Polisario referente al Acuerdo de Pesca que incluye aguas del Sáhara Occidental.

Según el digital EL ESPAÑOL, a España le podría ocurrir con el Acuerdo de Pesca, lo mismo que a Alemania con el Acuerdo de Hidrógeno Verde, firmado en junio de 2020 y que Rabat congeló unilateralmente debido a la crisis diplomática bilateral que arrastran desde el mes de marzo por “jugar (Alemania) un papel negativo para cuestiones estratégicas para Marruecos”.

En todo caso, en Marruecos hay quien ya pide directamente en las redes sociales el “no por la renovación del Acuerdo de Pesca con España”.

El Acuerdo de Pesca Sostenible entre la UE y Marruecos existe desde hace más de 30 años, y ha ido renovándose desde 1988 a través de sucesivos acuerdos bilaterales y de protocolos de implementación. En 2019 se firmó a espaldas del pueblo saharaui el último por cuatro años, que permite a los armadores de la UE ejercer su actividad en aguas situadas fuera del bloque europeo mediante el pago de una “compensación financiera para el acceso” (208 millones de euros). Prescindir de este acuerdo afectaría directamente a España, ya que gran parte de la flota son pescadores españoles.

Publicar un comentario

0 Comentarios