Alemania reitera que su postura sobre el Sáhara Occidental no ha cambiado, y advierte a Marruecos de las consecuencias de la crisis actual.

Por Sidi Maatala/ECS

Berlín (ECS).- El gobierno alemán anunció este jueves que su posición sobre el Sáhara Occidental no ha cambiado, y es de apoyar a los esfuerzos de la ONU por una solución que será acordada por las dos partes, Marruecos y el Frente Polisario, en el marco de Naciones Unidas y la legalidad internacional.

En una respuesta escrita a varios diputados del Bundestag, el gobierno alemán explicó que los episodios de Guerguerat que tuvieron lugar a mediados de noviembre de 2020 en el sur del territorio, demostraron la gravedad del estallido de la escalada armada en el Sáhara Occidental y la necesidad de encontrar una solución inmediata al conflicto.

El gobierno federal reiteró, en su respuesta a los miembros del Bundestag, la necesidad de retomar las negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario bajo los auspicios de las Naciones Unidas y de acelerar el nombramiento de un nuevo enviado al Sáhara Occidental.

En cuanto a la crisis creada por Marruecos, el gobierno federal ve que no hay motivo para entorpecer las relaciones diplomáticas, por lo que Berlín solicitó recientemente al gobierno marroquí una explicación sobre la convocación de su embajadora en Berlín para consultas el pasado 6 de mayo de 2021.

En este contexto, el gobierno alemán dejó claro que la cooperación económica entre los dos países se está poniendo a prueba debido a la evolución de la crisis, y si la situación actual continúa, el gobierno federal advierte de consecuencias negativas para el sector empresarial y para la atracción de inversiones a Marruecos.

Publicar un comentario

0 Comentarios