Marruecos chantajea a España y obliga a la justicia española a citar a Ghali para declarar.


Esto sin duda, si se confirma, supone un gesto de suma gravedad ya que muestra la fragilidad del gobierno y la instituciones españolas que una vez más ceden al chantaje y la intromisión marroquí.

Por Sidi Maatala/ECS

En un acontecimiento de suma gravedad que ataca directamente la democracia y la separación de poderes en España, la justicia española finalmente cedió a los chantajes y presiones del Reino de Marruecos que lleva varias semanas trabajando intensamente para que la justicia española cite a Brahim Ghali presidente de la Republica Saharaui que se encuentra en territorio español tratándose de Covid 19, según informa la agencia española de noticias EFE.

Desde su ingreso en España, las autoridades marroquíes mostraron su descontento por el gesto humanitario de Madrid, llamando a consultas a su embajador en Rabat y lanzando un comunicado público instando a enjuiciar a Ghali por supuestos crímenes denunciados por presuntas víctimas y exigiendo explicaciones por no haber avisado a Rabat, tema que posteriormente reveló Arancha González Laya, de Exteriores, que sí había informado a Rabat de que el mandatario saharaui iba a ser ingresado en España.  

Son varias las asociaciones en manos del régimen de Marruecos que presentan la denuncia con el objetivo de reabrir el caso en la Audiencia Nacional, entre ellas ASADEDH, y según el texto de la querella, a Brahim Ghali se le acusa de genocidio, asesinato, detención ilegal, torturas y asesinato. La misma asociación se puso en contacto con el fiscal del juzgado de instrucción Nº5 de la Audiencia para exigir tomar declaraciones a Ghali e impedirle la salida. Cabe recordar que tal cita no consta en el programa de la audiencia nacional de España.



De hecho, el abogado de los querellantes, según pudo saber la prensa española, llamó a la Jefatura de Policía de Logroño para informar de la presencia de Brahim Ghali, con el deseo de retener a Ghali una vez en España hasta tomarle declaración en los tribunales. 

Sin embargo, según fuentes jurídicas citadas por el diario español La Rioja, la Audiencia Nacional niega que exista una orden de detención contra el presidente de la República Saharaui, Brahim Ghali, y las causas en las que fue imputado están archivadas, según afirmaba el medio.

A pesar de ello, por lo visto el chantaje y las presiones de Rabat dieron su fruto, la agencia EFE después de negar la noticia, publicada ayer por la prensa marroquí, acaba de publicar que Brahim Ghali está citado el día 5 para declarar en l audiencia nacional. 

Esto sin duda supone un gesto de suma gravedad ya que muestra la fragilidad del gobierno y la instituciones españolas que una vez más ceden al chantaje y la intromisión marroquí.

Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. llorar es lo unico con lo que podeis conseguir algo xDDDD. ya explicareis algun dia por que españa y argelia metieron al tal ghali a escondidas... quien no tiene nada que esconder pasa y punto.. mas falsos q un billete de 2e

    ResponderEliminar
  2. España es por supuesto muy débil. No tanto como Marruecos pero casi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tu de donde sales? debil en que? españa tiene su poderio en segun que aspectos y marruecos su poder en politica exterior es mas poderosa que españa pero a años luz y de argelia ya ni hablemos. para hablar de algo hay que tener conocimiento de causa tu apoya tu comunismo y dejar de tocar las narices.

      Eliminar