Manuel Ollé, el abogado que logró el procesamiento de doce militares y policías marroquíes por genocidio.


Experto en Derecho penal Internacional y en causas por aplicación de la jurisdicción universal, asistirá a Brahim Gali en su declaración ante el juez Santiago Pedraz.

El letrado ha actuado ante tribunales y organismos internacionales y en casos como el del jesuita español Ignacio Ellacuría, asesinado en Guatemala.

Contramutis.-

Madrid (ECS). - El abogado Manuel Ollé, que se ha hecho cargo de la defensa del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, coordinó al equipo de juristas españoles que consiguió que la Audiencia Nacional procesase a doce altos cargos militares y policiales marroquíes por delito de genocidio contra el pueblo saharaui.

Manuel Ollé, profesor de Derecho penal Internacional en la Facultad de Derecho de Universidad Complutense de Madrid, asistirá como letrado al secretario general del Frente Polisario y presidente de la Republica Árabe Saharaui Democrática (RASD), que permanece ingresado en el hospital de San Pedro, de Logroño, en tratamiento por COVID-19.

Está previsto que Brahim Gali comparezca el 1 de junio ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por vía telemática desde Logroño en relación con dos querellas, una de un saharaui de nacionalidad española que denunció haber padecido torturas cuando estuvo detenido en los campos de refugiados de Tinduf (Argelia) y la otra promovida por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEH), que fue sobreseída provisionalmente y que se ha reabierto ante la presencia del líder del Polisario en España.

El abogado Manuel Ollé es experto en causas penales por aplicación de la jurisdicción universal y ha actuado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, ante la Corte Penal Internacional y en organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas o la Comisión Africana de Derechos Humanos, entre otros.

Ollé, que fue presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España, intervino como acusación particular en el procedimiento por el asesinato del jesuíta español Ignacio Ellacuría en Guatemala, y en la petición de extradición del dictador chileno Augusto Pinochet, entre otros casos.

En mayo de 2015 viajó a los campamentos de refugiados saharauis, coincidiendo con la XII edición del Festival Internacional de Cine FiSahara, que ese año se dedicó a la Justicia Universal. Allí estuvo recabando testimonios de testigos directos del bombardeo con fosforo blanco y napalm contra la población saharaui efectuado en febrero de 1976 por la aviación marroquí.

Entre otras actuaciones relacionadas con el Sáhara Occidental, en junio de 2010 y en nombre de la Asociación pro Derechos Humanos de España, interpuso junto con otras cinco organizaciones un recurso contencioso administrativo contra una resolución de la Secretaria de Estado de Comercio para frenar la venta de armas a Marruecos.

El pasado 25 de mayo Manuel Ollé publicó un artículo en elDiario.es en el que afirmó que las denuncias contra Brahim Gali son una campaña que “destila estrictamente aroma político”, está “redactada al otro lado del Estrecho” y responde a una “táctica conocida en los juzgados: cuando no tienes razón en tu pretensión dibuja hechos impactantes con apariencia de verosimilitud para conseguir que la denuncia sea admitida a trámite. Y esto es lo que ha sucedido”.

Sobre la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEH) el periodista marroquí Ali Lmrabet, perseguido por el régimen marroquí, ha denunciado que el presidente de esta organización, el saharaui Ramdan Messaoud, trabaja para los servicios secretos de Marruecos, como recoge Diario La Realidad Saharaui.  En 2014 Lmrabet fue presentado por Reporteros sin Fronteras (RSF) como uno de los «100 héroes de la información.

Según el diario Público, Messaoud fue nombrado por el rey de Marruecos miembro del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sáhara (CORCAS) el 25 de marzo de 2006, un año y medio antes de que ASADEDH promoviera la querella contra el Frente Polisario. 

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Por favor,el jesuita Ignacio Ellacuría fue asesinado en El Salvador, no en Guatemala.

    ResponderEliminar