La tendenciosa filtración de las Naciones Unidas.


OPINIÓN

Por Mah Iahdih Nan /ECS 

La semana pasada el Representante del pueblo Saharaui ante las Naciones Unidas, el Doctor, Sidi Mohamed Omar publicaba un comunicado aclarando y denunciando la larga lista de obstaculizaciones, trabas, enredos, prohibiciones y complicaciones que ha impuesto el régimen marroquí a lo largo de 30 años a todos los representantes especiales de las Naciones Unidas para el Sáhara Occidental.

El comunicado llega a raíz de una filtración intencionada, interesada y deliberada por parte de las Naciones Unidas, para justificar su nefasta labor profesional y sobre todo su falta de independencia, neutralidad y proporcionalidad en su misión como máximo órgano internacional que debe ocuparse de forma equilibrada e imparcial en la solución de todos los conflictos internacionales. El Sr. Guterres y su equipo, con la divulgación de este tipo de información pretenden justificar su ineficacia e incapacidad y sobre todo su complicidad con una de las partes en conflicto.

La filtración por segunda vez consecutiva en dos meses de que el Frente Polisario rechazó la designación de los últimos dos nombre propuestas para asumir el cargo de Representante Especial, constituye una torticera, insidiosa y engañosa propagación que busca trasladar una imagen falsa, distorsionada e incierta sobre la posición clara y transparente del Frente Polisario con respecto a este asunto.

La Naciones Unidas nunca han filtrado los innumerables nombres rechazados por simple capricho del Reino de Marruecos. El Frente Polisario no es quien tiene vetados a funcionarios de medio mundo por el simple hecho de ser de una nacionalidad determinada. El Frente Polisario no ha vetado a los funcionarios de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad, no ha vetado a los nacionales de los países Escandinavos, tampoco ha vetado a los Alemanes, holandeses o australianos. Da la sensación de que el régimen feudal marroquí solo quiere un Representante  a la carta, que sea partidario de sus tesis y que sea manejable y sobre todo sobornable y al parecer cuenta con el visto bueno de la ONU para lograr sus excentricidades. ¿Por qué la ONU permite el veto a ciertas nacionalidades?. ¿Por que su reincidencia en proponer candidatos con vínculos estrechos con el Majzén marroquí?. Son preguntas que explican claramente la arbitrariedad y la opacidad de las actuaciones del organismo internacional.

OPINIÓN

¿Por qué la ONU permite el veto a ciertas nacionalidades?. ¿Por que su reincidencia en proponer candidatos con vínculos estrechos con el Majzén marroquí?

El Frente Polisario por no rechazar, ni siquiera ha rechazado a los dos nombres filtrados con premeditación y alevosía, a pesar de sus claros antecedentes vinculados al régimen marroquí. Sólo se ha limitado a comunicar que el cargo de Representante Especial, para que tenga éxito en sus funciones, lo debe ejercer un funcionario con un mínimo de neutralidad, credibilidad e independencia y no puede llegar portando una mochila que lo vincula claramente con una de las partes en litigio.

Veamos los dos nombre filtrados, a los que Naciones Unidas atribuye su rechazo al Frente Polisario: El Sr. Guterres, con una desfachatez inusitada e inusual en el desempeño del cargo que ostenta, propone sin tapujos, a un miembro activo del lobby marroquí en Europa, el Sr. Petre Roman, ex primer Ministro de Rumania, que asistió a varios Foros ilegales organizados por las autoridades de ocupación marroquíes en el territorio ocupado y que defienden la anexión por la fuerza del Sahara Occidental. Por lo que su parcialidad e inclinación están fuera de cualquier duda. La incógnita que se plantea es cómo, el Sr. Guterres se atreve a proponer un candidato con ese perfil y esa conexión tan patente y perceptible con una de las partes. 

El otro candidato propuesto, por el Sr, Guterres, que se filtró su caso para desacreditar a una de las partes,  es su compatriota, el ex ministro de exteriores Luis Amado, aquí las razones no son tan palpables como el caso de Roman, pero son de mayor calado e incluso de mucha más gravedad que los actos de un lobbista. El Sr. Amado siendo ministro de exteriores de un estado soberano como lo es Portugal, se pronunció claramente a favor de las tesis Marroquíes, basadas en la propuesta de la Autonomía. A sabiendas de que dicha propuesta no se ajusta al derecho internacional, tampoco respeta la resolución 1514 de las Naciones Unidas relativa a la descolonización de los países y pueblos coloniales y no está contenida en el Plan de arreglo firmado por las dos partes bajos los auspicios de las Naciones Unidas. Si el Sr. Amado, cuando era Ministro y como consta en los archivos, fue uno de los primeros ministros en alabar una propuesta a todas luces ilegal; ¿Que pueden esperar de él los Saharauis como representante de las Naciones Unidas? – NADA. Tanto él como el Sr. Petre, sin necesidad de que el Frente Polisario los rechace están inhabilitados, invalidados y son inadecuados para desempeñar la función de Representante Especial, por su historial y sus antecedentes vinculados con su falta de objetividad y neutralidad en relación con el conflicto Saharaui. Estos dos funcionarios no cumplen ninguna de las premisas del manual del buen mediador, sencillamente por sus íntimos lazos y nexos con una de las partes.

Mientras las Naciones Unidas practiquen el politiqueo de despachos y pasillos jugando a vetar, aceptar, filtrar y agradar no encontraran al Representante adecuado, imparcial y equilibrado.

Publicar un comentario

0 Comentarios