El abogado del Frente Polisario pone contra las cuerdas a la defensa marroquí en la primera vista oral en el TJUE.


ECS. Luxemburgo.

Este mediodía, el abogado del Frente Polisario, el profesor Gilles Devers, reiteró durante su intervención ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que el acuerdo agrícola celebrado entre la Unión Europea y Marruecos es ilegal y contradice flagrantemente tanto el derecho internacional como el europeo.

Durante su argumento para explicar la posición del Frente Polisario para rechazar este acuerdo, Devers se basó en las resoluciones de Naciones Unidas que estipulaban el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, así como Marruecos de no poseer soberanía alguna sobre el territorio saharaui según lo expresado en el dictamen de la Corte Internacional de Justicia el 16 de octubre de 1975, lo cual fue señalado por un informe elaborado por la Corte Europea que fue filtrado antes del inicio de la audiencia pública por el caso registrado bajo el núm. (T-279/19) por las reclamaciones interpuestas por el Polisario.

El abogado del Frente Polisario ha recordado al tribunal la misma sentencia judicial emitida el 27 de febrero de 2018, que afirmaba explícitamente que el Sáhara Occidental y Marruecos son dos entidades distintas, subrayando que esta condición jurídica niega legitimidad a la acuerdos celebrados recientemente, que incluyen los territorios y recursos del Sáhara Occidental, un territorio no autónomo, según Naciones Unidas.

También se refirió al uso del término "extensión del acuerdo" como nada más que un término astuto y un nuevo intento de allanar el camino con el objetivo de saquear los recursos naturales del Sáhara Occidental mediante el robo y evitar la decisión de la Corte Europea, que ordenó la no aplicación del acuerdo comercial en los territorios ocupados.

La Corte Europea de Justicia, en un informe que se distribuyó hoy sobre el tema que discutió hoy, el documento hacía referencia a las diversas decisiones relevantes emitidas por la Corte Internacional de Justicia, el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de las Naciones Unidas que exigieron a Marruecos retirar a todos los participantes en la llamada Marcha Verde, negaba la existencia de vínculos soberanos de Marruecos sobre la región y también afirmaba el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación de conformidad con la decisión de otorgar la independencia a los países y pueblos coloniales.

La primera sesión se inició a primera hora de la mañana, a las 09.30 horas (Luxemburgo) y hasta el momento continúan con la escucha de los argumentos de los miembros del equipo de defensa de dos involucrados en este tema; el Frente Polisario y el Consejo de la Unión Europea, que a su vez cuenta con el apoyo del gobierno francés y de la Unión Marroquí para la Agricultura y el Desarrollo Rural.


Publicar un comentario

0 Comentarios