Der Spiegel califica la nota de Bourita sobre la suspensión de relaciones con Alemania de escándalo diplomático.

"La medida significaría un escándalo diplomático: Marruecos quiere romper los contactos diplomáticos con la embajada alemana en Rabat", así reaccionó el mayor periódico alemán a la decisión de Bourita.


Por Lehbib Abdelhay /ECS 

Madrid, 02 Marz (ECS). Rabat anunció ayer lunes 01 de marzo que suspendía las relaciones con Alemania y sus instituciones públicas, pero no explicó los motivos de esta decisión repentina. El ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, difundió una nota en la que hace mención a “malentendidos profundos (…) a propósito de cuestiones fundamentales para el Reino de Marruecos”.  

Aunque no entró en detalles, las verdaderas razones de esta decisión repentina, que llega un día antes de las sesiones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el recurso interpuesto por el Frente Polisario para impugnar el acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos, están relacionadas con la política alemana respecto al conflicto en el Sáhara Occidental, según informó el rotativo alemán Der Spiegel. 

Según el diario alemán, Der Spiegel, citando a un diplomático marroquí de alto rango, afirma que la medida se basa, entre otras cosas, en la posición del gobierno alemán en relación al conflicto del Sáhara Occidental. El diplomático marroquí habla también de "desprecio" en la forma en que Alemania reaccionó cuando Estados Unidos reconoció la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental en diciembre.  

"La medida significaría un escándalo diplomático: Marruecos quiere romper los contactos diplomáticos con la embajada alemana en Rabat", así reaccionó el mayor periódico alemán a la decisión de Bourita.

En respuesta a la decisión de Estados Unidos, Alemania ha convocado el 21 de diciembre una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, según Spiegel, Marruecos podría estar molestado también porque no fue invitado a una conferencia internacional en Berlín sobre Libia. 

El rotativo alemán afirma haber contactado con el propio Ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, pero éste no quiere comentar sobre la nota difundida por su departamento. 

"Inicialmente no hubo comunicación oficial de la parte marroquí. Según la agencia de noticias alemana DPA, al principio no se pudo contactar con la embajada alemana en Rabat. El Ministerio de Relaciones Exteriores inicialmente no quiso comentar sobre la nota cuando SPIEGEL le preguntó. Sin embargo, se tomaron nota de los informes", recalca Spiegel.

En la carta, se pide a las autoridades marroquíes que suspenden "todos los contactos", tanto con la embajada alemana en Rabat como con las organizaciones alemanas asociadas con la embajada. Las excepciones tendrían que ser aprobadas explícitamente por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos.

Publicar un comentario

0 Comentarios