Cinco razones detrás de la ira de Rabat con Alemania.

Los dos países comparten una historia compleja, sin un final a la vista para la ruptura en curso en los lazos.

Por Lehbib Abdelhay /ECS 

Madrid (ECS). El 1 pasado de marzo, se difundió una nota filtrada en la que el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, informaba a todas las oficinas gubernamentales, incluso el jefe del gobierno Saaeddine El Othmani, que ponen fin a las relaciones diplomáticas con la embajada alemana en la capital, Rabat, junto con otras organizaciones políticas y culturales alemanas presentes en el Reino.

La crisis diplomática entre Rabat y Berlín se produjo a pesar de los considerables vínculos entre los dos países. En diciembre de 2020, Marruecos recibió $ 1,57 mil millones en apoyo financiero de Alemania, destinados a préstamos bancarios para emprendedores, reforma fiscal, ayuda para combatir Covid-19 e inversiones en energía renovable.

La discordia entre los dos países tiene sus raíces en importantes desacuerdos y diferencias.

Aquí están las 5 razones principales detrás de la ira del Majzén:

1. El Sáhara Occidental

El control del Sáhara Occidental es una de las principales prioridades de la política exterior de Marruecos. En diciembre de 2020, el ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reconoció la soberanía de Marruecos sobre el disputado territorio de la antigua colonia española después de que Rabat normalizara los lazos con Israel.

La UE rechazó la decisión, citando una resolución de la ONU que afirmaba el derecho a la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental. Alemania encabezó está iniciativa de la UE a la ONU, convocando una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU y solicitó a Estados Unidos que "actúe dentro del marco del derecho internacional".

Esta tensión se exacerbó recientemente cuando un parlamento alemán en su estado de Bremen izó la bandera de la República Árabe Saharaui Democrática, proclamada por el Frente Polisario en 1976. En la página de Facebook del Bundestag, los parlamentarios dijeron que alzaron la bandera para reconocer los 45 años desde que se fundó la República Saharaui (RASD).

Para Marruecos, estas acciones fueron una sorpresa en un momento en que simplemente quería el reconocimiento de Alemania de la decisión de Trump.

Esta no es la primera vez que Marruecos ha tomado medidas diplomáticas severas sobre el Sáhara Occidental. En 2016, Marruecos suspendió las relaciones diplomáticas con la Unión Europea y 2014 con Francia y España. También en 2016 expulsó al menos a 70 miembros del personal de la ONU (MINURSO), después de que el exsecretario general Ban Ki-Moon calificara el control de Marruecos del Sáhara Occidental como "una ocupación".

2. Provocaciones

Un informe reciente de Transparencia Internacional, con sede en Berlín, también molestó al gobierno marroquí. Publicado en febrero de 2021, el informe afirma que Marruecos tiene "un nivel severo y sistémico de corrupción" que se empeoró por la pandemia de coronavirus en curso. El informe fue transmitido por la televisión alemana (DW), donde también citó abusos contra los derechos humanos en Marruecos. Las declaraciones fueron calificadas como provocadoras, alimentadas por una postura "sesgada pro-separatista" sobre el disputado Sáhara Occidental.

3. Recursos

Marruecos es el mayor socio comercial de la UE. A pesar de su postura, la UE no le prohíbe a las empresas de la UE a hacer negocios en el Sáhara Occidental, rico en fosfatos y energía. Una decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en diciembre de 2016 dictaminó que la UE no tenía que aplicar sus acuerdos comerciales con Marruecos en el territorio del Sáhara Occidental, por el motivo de que no se obtuvo el consentimiento del pueblo saharaui. 

Convenientemente, se envió una misión de investigación del Parlamento Europeo para "consultar" con grupos saharauis, después de lo cual la UE pudo explotar los recursos del Sáhara Occidental sin reconocer la soberanía de Marruecos sobre la región e ignorando los acuerdos comerciales pendientes.

Siemens AG, un gran fabricante alemán, está invirtiendo en el "sur de Marruecos", o más bien, en la industria de energía renovable del Sáhara Occidental ocupado.

La UE utiliza el mismo pretexto legal para eludir un acuerdo pesquero bilateral, que el Tribunal de Justicia de la UE considera inaplicable a la pesca frente a las costas del Sáhara Occidental.

4. Desacuerdo diplomático

Un diplomático de alto rango especuló, según Reuters, que una de las muchas razones por las que Marruecos ha roto sus relaciones diplomáticas con Alemania es no recibir una invitación a la Conferencia de Berlín organizada por Alemania sobre la situación en Libia un año antes.

En la cumbre de alto nivel participaron jefes de estado de la mayoría de los países del mundo invitados a Berlín, incluidos representantes de la Unión Europea, miembros de la Liga Árabe, Argelia y líderes de la Unión Africana.

Para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos, esto fue extraño dado el papel de Marruecos en el conflicto libio. El Ministerio de Relaciones Exteriores también se mostró en desacuerdo con el hecho de que Argelia fuera invitada a las conversaciones de alto nivel, partidaria del movimiento Frente Polisario, mientras que Marruecos no.  Cabe recordar que Marruecos no comparte fronteras con Libia.

Una disputa reciente también involucra a Alemania. Berlín trata de reemplazar el asiento permanente francés en el consejo de seguridad de la ONU por un asiento con derecho a veto de la “UE”. La propuesta fue rechazada de plano en 2018, cuando se propuso. Francia es un firme partidario de Marruecos en la cuestión del Sáhara Occidental, mientras que a los responsables de la política exterior marroquí les preocupa que esto pueda alejar aún más el apoyo de la UE y la ONU de Marruecos.

5. Presunto asunto de espionaje

Mohammed Hajib, es un activista marroquí-alemán que pasó 7 años en una cárcel marroquí. Un grupo de la ONU especializado en detenciones arbitrarias informó que Hajib fue arrestado en Marruecos sobre la base de una confesión falsa obtenida mediante tortura.

Después de su liberación en febrero de 2017, regresó a Alemania, donde desde entonces se ha convertido en un crítico del Reino y su aparato de seguridad. Marruecos emitió una orden internacional pidiendo su arresto, que fue cancelada por Interpol. Los servicios de seguridad de Marruecos describen a Hajib como un agente extranjero que viajó al Sáhara Occidental varias veces en circunstancias sospechosas.

Marruecos ha rechazado anteriormente una propuesta para establecer centros de inmigrantes de la UE establecidos en el norte de África, alegando que violaba su propia política de inmigrantes. El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos también criticó a la UE por no tratar a Marruecos como un socio igualitario por derecho propio, teniendo en cuenta sus esfuerzos en materia de migración y lucha contra el terrorismo.

Publicar un comentario

0 Comentarios