⚫ ANÁLISIS | Elecciones en la Unión Africana: Detalles de las batallas entre la ilusión y la realidad.

Madrid. - 7/02/2021 - ECSaharaui.

Autor: Mohamed Bujari./ECS

Anoche, las elecciones dieron como resultado que los miembros de la Comisión de la Unión Africana excluyeran al candidato marroquí al puesto de comisario de Agricultura, Mohamed Seddiqi, completando así el rechazo de los 5 candidatos que había propuesto el ocupante marroquí.


Cabe destacar que Marruecos ha marcado una estrategia basada en el trueque para conquistar el puesto de Comisionado de Paz y Seguridad, que Argelia ocupa desde sus inicios y esto lo hace desde su adhesión a la Unión Africana el 31 de enero de 2017.

La presentación de Marruecos de cinco (5) candidatos, es decir, todos los puestos de comisarios con la excepción de uno, tenía como objetivo obtener el Comisionado de Paz y Seguridad a cambio de retirar sus otros cuatro (4) candidatos en beneficio de los candidatos para aquellos cargos, a cambio del apoyo de sus países al candidato de Marruecos para la Comisión de Paz y Seguridad, Hassan Abu Ayyoub, considerado en su país como uno de los diplomáticos más destacados.

Marruecos quería, a través de esta clara estrategia, entrar en un proceso de trueque con todos los países de las cinco regiones basado en un intercambio de votos con todos los países que presentaron candidatos.

El plan marroquí fue recibido con gran desaprobación por expertos y observadores, y fue una gran vergüenza para Marruecos y sus clientes, porque la iniciativa marroquí es un precedente único en la historia de la Organización Africana desde 1963, ya que ningún estado miembro ha presentado nunca candidatos para todos los cargos de forma simultánea y en un solo proceso electoral.

La caída de cuatro candidatos marroquíes a la vez de las listas definitivas y de la lista que fue aprobada después de que el expediente de cada candidato fuera sometido a examen y estudio por un comité de personalidades representativas de las cinco regiones, por no obtener la puntuación necesaria, y su pérdida de las condiciones de candidatura, ya que a Marruecos se le prohibió mantenerlos en la carrera para que pudiera ganar la Comisión de Paz y Seguridad, que no ocultó su deseo desenfrenado de obtener por razones obvias.

La supervivencia de un candidato marroquí en la lista final y el fracaso de la diplomacia marroquí para obtener, al menos, un puesto en la comisión a través del puesto de Comisario de Agricultura, un puesto mucho menos importante que el puesto de Comisionado de Paz y Seguridad, desenmascara la falsedad de la propaganda de Rabat sobre el apoyo del continente africano a Marruecos y su modelo económico y política, que depende principalmente de la compra de créditos, como a todos los que tocaron de cerca durante esta cumbre, después de que Marruecos pagara las deudas de un grupo de países sujetos a sanciones a cambio de votar por su candidato.

La derrota marroquí desmiente las plumas que recientemente han dominado la promoción de las victorias diplomáticas marroquíes en África y el mundo a través de recortes y análisis pagados publicados por páginas y digitales conocidos por su hostilidad hacia el pueblo saharaui y sus aliados, y apoyados en esto por voces anormales conocidas desde dentro de las filas que trabajan constantemente para menospreciar las victorias del pueblo saharaui y cuestionarlos a través de la escritura o publicación de comentarios. Dentro de ellos hay una sintonía abierta con la propaganda del ocupante, dirigida a sembrar frustración y ambigüedad entre el ciudadano que no tiene información veraz, detalles de las batallas, así como sus circunstancias. 

La derrota marroquí se vio agravada por la propia propaganda diplomática del ocupante y sus trompetas cuando promovió que Marruecos estaba cerca de expulsar a la República Saharaui de la Unión Africana, lo que le impidió pasar proyectos de infraestructura de los territorios ocupados durante la actual cumbre, tras una batalla que constituyó otra ocasión para que la Unión renovara su compromiso de respetar a los Estados miembros fronterizos y su integridad territorial de acuerdo con sus principios, objetivos y solidaridad con la lucha del pueblo saharaui por la libertad y la soberanía.

La lección que se puede extraer de las elecciones de la Comisión de la UA es que Marruecos tiene un diccionario basado en la lectura "al revés", porque los significados y las definiciones son completamente opuestas.

Quien quiera leer el discurso de Bourita, su vocabulario y su adjetivo, debe comprender su opuesto al mismo tiempo. Por lo tanto, cuando dice ''entidad ilusoria'', en realidad está diciendo que la RASD es una realidad. Y cuando Rabat habla de penetración y victoria diplomática, debemos entender que el ocupante está esperando una nueva derrota.

Y cuando Marruecos compra para sí mismo victorias, convoca consulados y entra en pactos comerciales para legitimar su ocupación, es porque la Unión Africana y detrás de ella la comunidad internacional, no reconocen y nunca reconocerán la soberanía de Marruecos sobre el territorio de la RASD, que se está preparando para celebrar su 45º aniversario, y ha recuperado la iniciativa de defender su independencia y soberanía después de que Marruecos se retirase del proceso y niegue la paz.


Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Marruecos es un Estado fuerte mucho más que vuestra madre Argelia, después de quedarnos huérfano por la muerte de vuestro padre Gadafi.
    Sólo soís los Bastardos de ese matrimonio.

    ResponderEliminar
  2. ،كرشة او فرسن، خظ الماء ايجيك الطين ،واحنه اشرينه من هذا كامل ، الا حجلتني ابواحد عريان او يظحك افذاك اللي لابس الباسوويكولو انته ازين منك سروال افلان، قطي انته بعد وركك ، واتفخر ابشي لك،

    ResponderEliminar