Niegan comida, agua y atención médica a un preso civil saharaui condenado injustamente por los hechos de Gdeim Izik.

 Tiflet. - 18/1/2021 - ECSaharaui.

Las autoridades marroquíes violan los derechos penitenciarios del preso civil saharaui Mohamed Lamin Abidin Haddi y le niegan comida caliente y atención médica. Además de despreciar las medidas sanitarias mínimas exigidas, cuando fueron a inspeccionar su celda tras iniciar una huelga de hambre en demanda de sus justos derechos el pasado 13 de Enero.

Mohamed Lamin Abidin Haddi se encuentra preso en la cárcel de Tiflet 2, localizada en la localidad homónima al noroeste de Marruecos. Igualmente, la administración de la prisión ignoró sus condiciones sanitarias momentos previos a iniciar la huelga de hambre. Posteriormente iniciada tampoco hicieron las pruebas reconocidas internacionalmente para controlar la huelga; medición de la presión arterial y temperatura corporal. Además de desplegar una tortura psicológica en sus relaciones habituales para hundir al preso saharaui.

Mohamed Lamin Abidin Haddi.

Mohamed Lamin Abidin Haddi está injustamente encarcelado y condenado a 25 años por un tribunal militar marroquí por habérsele atribuido falsamente acciones supuestamente realizadas en Gdeim Izik. En base a ello se encuentra preso en condiciones inhumanas y en el más absoluto desprecio de su dignidad y honor. Está aislado y se le impide la visita a sus familiares. El pasado 14 de Diciembre, en un acto de violencia injustificada, las autoridades penitenciarias accedieron a su celda durante su ausencia en un descanso y destrozaron todas sus pertenencias personales que no robaron; mantas, ropa, libros para estudiar y hasta el mismo Corán.

Como denuncia la familia, el director de la prisión trata cruelmente a Mohamed Lamin, le negó agua y comida caliente, ropa de invierno así como mantas para abrigarse. Asimismo hay un férreo control sobre las llamadas telefónicas. Es por ello que la familia del prisionero civil saharaui Mohamed Lamine Abidin Haddi, dirige un llamado a todas las conciencias vivas del mundo, comenzando por las Naciones Unidas, el Comité Internacional de la Cruz Roja y todas las organizaciones internacionales preocupadas por los derechos humanos, con el fin de intervenir con urgencia y proteger y apoyar a su hijo en huelga de hambre en un entorno peligrosamente vulnerable. Además de ejercer toda la presión necesaria sobre el Estado marroquí para responder a las demandas de derechos de su hijo como; el derecho a un tratamiento médico adecuado, el derecho a estar en una prisión cercana a su hogar y en el territorio del Sáhara Occidental.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Que se puede esperar de un rey como Mohamed VI que se siente Señor todo poderoso de media África que no siente piedad para alimentar a su propio pueblo, al que envía despóticamente a la emigración.
    Si no hay buena voluntad para con su gente, como la va a haber para un saharaui cuyo pueblo le quita el sueño.

    ResponderEliminar