La brecha ilegal de El Guerguerat está cerrada tras el ataque y la situación es caótica.

La situación en el Sáhara Occidental se ha tensado desde el pasado 13 de noviembre de 2020 cuando Marruecos envió tropas invadiendo partes del sur del territorio, ocupado desde hace 45 años. 

Madrid, 26 Enero de 2021. - (ECSAHARAUI) 

Por Lehbib Abdelhay /ECS 

Sidi Ougal, SG del ministerio de Seguridad y Documentación de la RASD /SPS. 


El Frente Polisario amenazó este domingo a Marruecos con una "escalada" militar después de bombardear la brecha ilegal en El Guerguerat, situada al sur del Sáhara Occidental. “La guerra continuará y se intensificará. Todas las posiciones del ejército marroquí son objetivos”, declaró a la AFP Sidi Ougal, un alto funcionario de seguridad y portavoz del Ministerio de Defensa de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El Frente Polisario recuerda estar "en un estado de guerra de autodefensa" desde que Marruecos envió, el 13 de noviembre de 2020, tropas al extremo sur del Sáhara Occidental para expulsar a un grupo de activistas saharauis que estaban bloqueando la única carretera hacia Mauritania.

Desde entonces, estas tropas marroquíes han permanecido ilegalmente desplegadas en esta zona desmilitarizada bajo el pretexto de "asegurar el tráfico rodado" en este eje comercial que conduce a África Occidental.

El Frente Polisario calificó inmediatamente el acto de "violación ilegal" al acuerdo de alto el fuego de 1991 firmado bajo la égida de la ONU, y ha declarado la guerra. 

"Situación normal en El Guerguerat". 

El sábado por la noche, las fuerzas del ejército saharaui lanzaron un ataque sorpresa contra la brecha ilegal en El Guerguerat. También realizaron intensos bombardeos a lo largo del muro de la vergüenza construido por Marruecos.

Según Ougal, la brecha ilegal de Guerguerat ha sido "cerrada" tras este ataque y la situación es "caótica". Sin embargo, estas afirmaciones han sido desmentidas por Marruecos, pero sin presentar pruebas. Según adelantó la agencia Efe ayer citando fuentes mauritanas, la situación en la brecha de Guerguerat es normal. 

"Este es solo el comienzo. Esta es una advertencia para los usuarios de esta carretera y esta área. Todo el territorio del Sáhara Occidental es una zona de guerra”, dijo Ougal, y ha advertido que“ ni la brecha de El Guerguerat ni ningún punto del territorio saharaui está a salvo de los misiles y proyectiles de los combatientes saharauis. 

Por otra parte, según un alto funcionario marroquí citado por AFP, Rabat minimizó y denunció el ataque cerca de la zona de Guerguerat", señalando que estos ataques "no afectaron a la carretera principal, cuyo tráfico no se vio perturbado".

"Esto ha sido parte de un ciclo de acoso durante más de tres meses" y "hay deseo de crear una guerra de propaganda, una guerra mediática, sobre la existencia de una guerra en el Sáhara", pero "la situación es normal", aseguró.

La televisión marroquí 2M difundió este domingo un reportaje con imágenes y testimonios de camioneros en la zona de El Guerguerat. “Esta mañana, el tráfico en la carretera principal entre Marruecos y Mauritania es normal. El tráfico comercial no se ha detenido "desde la intervención marroquí en noviembre", alega el informe marroquí. 

Estancamiento en el Proceso de Paz. 

El Sáhara Occidental es un "territorio no autónomo pendiente de descolonización inscrito en la lista de la ONU como uno de los 17 territorios ocupados. Tras la salida de España en 1975, Marruecos se lanzó y ocupó dos tercios del territorio hasta que en 1991 se firmó una tregua bajo los auspicios de la ONU. El alto el fuego está acondicionado a la celebración de un referéndum de autodeterminación en el territorio.

El Frente Polisario pide un referéndum de autodeterminación prometido por Naciones Unidas, mientras que Marruecos, que ocupa más de dos tercios del territorio, propone un plan de autonomía bajo su soberanía.

Las negociaciones, lideradas por la ONU entre Marruecos y el Polisario, han sido suspendidas desde 2019.

El Frente Polisario dice que está listo para reanudar las conversaciones, pero excluye deponer las armas, escaldado por treinta años de statu quo. “En el pasado, hemos depositado nuestra plena confianza en la comunidad internacional y hemos puesto fin a la lucha armada. Esperamos treinta años. Treinta años de promesas incumplidas, trabas y obstáculos y espera larga”, dijo Ougal a principios de esta semana.

Publicar un comentario

0 Comentarios