Pedro Sánchez dice que no se desentiende de la suerte del pueblo saharaui.

  • El presidente apuesta por la centralidad de NNUU y dice que el Gobierno trabaja para que se nombre un mediador.
  • ERC y PNV piden al Gobierno que intervenga a favor del pueblo saharaui.

Alfonso Lafarga.-  | ECS 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegura que su Gobierno no se desentiende de la suerte del pueblo saharaui, y apuesta por la centralidad de las Naciones Unidas en la solución del conflicto.

Pedro Sánchez dijo esto en el pleno del Congreso celebrado el miércoles 16 de diciembre, en respuesta a las cuestiones planteadas por los diputados Gabriel Rufián, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y Aitor Esteban, del Partido Nacionalista Vasco (PNV), sobre el conflicto saharaui. El 13 de noviembre el Frente Polisario volvió a la guerra con Marruecos al romper el ejército marroquí el alto el fuego de 1991.   

El presidente afirmó que el Gobierno de España está trabajando  con el secretario general de Naciones Unidas para el  “pronto nombramiento del mediador, vacante desde hace tiempo desgraciadamente”, lo que “entorpece el desarrollo de las negociaciones entre las partes”.

Agregó que su Gobierno tiene clara la centralidad de NNUU en la solución del conflicto, y que no se desentiende “para nada” de la suerte de un pueblo con el que España tiene lazos históricos.

Aprovechó la referencia al Sáhara Occidental, cuestión planteada únicamente por ERC y PNV, para destacar que el Gobierno de España es “absolutamente solidario” con el Sáhara, pues es “el primer donante para la prestación de servicios básicos a los campamentos (de refugiados saharauis), en colaboración con Naciones Unidas y la Unión Europea”.

En su intervención ante el pleno del Congreso, el diputado Gabriel Rufián (ERC) avisó que iba a hacer una lectura: “Los saharauis no solamente son nuestros vecinos del sur, son nuestros hermanos y a los hermanos no se les abandona”, para inmediatamente aclarar que no era suya la cita, correspondía al vicepresidente Pablo Iglesias y la pronunció en 2014.

Tras esto, afirmó: “Las violaciones, las desapariciones, el exilio, los encarcelamientos, la mala nutrición, los abusos son los mismos que entonces. El Gobierno español, por responsabilidad, por legalidad y por moralidad, tiene la obligación de no mirar hacia otro lado en cuanto al pueblo saharaui se refiere, y sobre todo ustedes, señorías de Unidas Podemos”.

Aitor Esteban (PNV) dijo que Marruecos “es un agente importante que hay que cuidar” y que el movimiento que unilateralmente hizo el presidente Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental “infringe la normativa internacional y los acuerdos internacionales.

Añadió que no se podía olvidar la situación de 250.000 personas “que están en medio del desierto, a  las que hay que dar una solución  humanitaria, pero también política”, aunque opinó que “geoestratégicamente ahora tienen todas las de perder”.

Tras recordar que España tiene una responsabilidad muy directa en este tema, y “entendiendo todas las dificultades que la relación con Marruecos implica”, insistió en que no se puede olvidar el problema saharaui, que hay que buscar una solución “dentro de lo posible, haciendo ver al Polisario qué es lo posible y qué es lo imposible, porque le mundo ha cambiado mucho en los últimos años”.

Al líder de la oposición, Pablo Casado, se le escuchó por primera vez desde que es presidente del Partido Popular pronunciar “Sáhara Occidental”, dos palabras que con él desaparecieron del programa electoral popular, pero no fue para interesarse por el conflicto saharaui: preguntó a Pedro Sánchez que pasaba con Marruecos y con EEUU para que la ministra de Asuntos Exteriores se enterara por la prensa del reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

Publicar un comentario

0 Comentarios