La decisión de Trump sobre el Sáhara Occidental, otro contratiempo para Biden.

Madrid, 15 Diciembre de 2020. - (ECSAHARAUI) 

Por Salem Mohamed /ECS 


El acuerdo de Trump con Marruecos sobre el Sáhara Occidental es otro dolor de cabeza para Biden. Marruecos se convirtió el jueves en el cuarto estado árabe de este año en establecer lazos con diplomáticos y normalización de relaciones con Israel convirtiéndose así en otra victoria diplomática para la administración Trump, mientras el tutea que se trata de "un gran avance para la paz en el Medio Oriente".

Dejando a un lado la hipérbole (Marruecos e Israel han tenido una relación amistosa durante mucho tiempo), los marroquíes han obtenido un alto pago por parte de Estados Unidos: el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el territorio del Sáhara Occidental, disputado durante muchas décadas.

Después de casi cuarenta años de cabildeo por este resultado, el éxito ha sido relativamente barato, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Marruecos se comprometió vagamente a "reanudar las relaciones diplomáticas lo antes posible" con Israel.

En el caso ni la ONU ni la Unión Europea reconocen la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, cuya población luchó por la autodeterminación durante cuatro décadas bajo la bandera del Frente Polisario. La ONU y la Unión Europea describen al Sáhara Occidental como un “territorio no autónomo” pendiente de descolonizar.

Actualmente las fuerzas de ocupación marroquíes ocupan alrededor de las tres cuartas partes del territorio del Sáhara Occidental. 

Trump tuiteó el jueves que la soberanía marroquí traería "paz y prosperidad duraderas", pero no fue hasta el mes pasado que el Frente Polisario puso fin a su tregua, de alto el fuego, de décadas con Marruecos.

Geoff Porter, que dirige North Africa Risk Consulting, una firma de gestión de riesgos políticos y seguridad e inteligencia empresarial, dice que "el cambio abrupto por parte de Estados Unidos de su política de largo plazo aumenta enormemente la probabilidad de recuperación de los conflictos en la región ”, ya que una generación más joven de saharauis no ve ninguna esperanza de autodeterminación, apostando por la vía armada. 

El representante de la ONU del Frente Polisario ante la ONU, Sidi Omar, tuiteó el viernes que Trump había "hecho una proclamación sobre el Sáhara Occidental cuyo estatus legal está determinado por el derecho internacional y las resoluciones de la ONU. Sin embargo, esta decisión muestra que el régimen de Marruecos está dispuesto a vender su alma para mantener su ocupación ilegal al territorio del Sahara Occidental ".

Porter dice que el reconocimiento de Trump de la soberanía marroquí ha interrumpido "lo que era un enfoque cuidadosamente equilibrado para construir asociaciones y alianzas importantes en una región diversa".

Argelia, donde tiene su sede el Frente Polisario y donde viven cerca de 200.000 refugiados saharauis, quedó sorprendida por el anuncio de trump el pasado jueves. Esto puede retrasar los recientes esfuerzos del ejército estadounidense para tender puentes con los argelinos en la lucha contra el terrorismo y la seguridad regional. Recordemos que el ex secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, estuvo en Argel en octubre.

Sería difícil para la nueva administración Biden derrotar el acuerdo sin molestar a Marruecos. Aun así, Intissar Fakir dice que el acuerdo podría "complicar las relaciones de la nueva administración Biden con aliados europeos y con actores africanos clave que se oponen al control marroquí sobre el territorio del Sáhara Occidental”.

Gérard Araud, ex embajador de Francia en Israel, la ONU y Washington, tuiteó: "En el pequeño mundo de la diplomacia, es una bomba. Cuarenta años de debates borrados en un tuit. ¿Qué hará la Administración de Biden? "

Por supuesto, la administración Biden tendrá prioridades más altas que el Sáhara Occidental cuando asuma el cargo, pero el acuerdo con Marruecos es otro ejemplo más de la famosa "diplomacia transaccional" de Trump.

Publicar un comentario

0 Comentarios