OPINIÓN | La política expansionista del régimen marroquí.

Mohamed Salah Larosi. - 19/11/2020 - ECSECSAHARAUI. 


A raíz de la flagrante violación del acuerdo del alto el fuego por parte del ejército marroquí, que desencadenó en el estallido de la segunda guerra entre el ejército de liberación nacional saharaui y el ejército marroquí, y que ha creado un revuelo mediático y propagandístico por parte de los medios in-comunicación marroquíes que no cesaban de difundir noticias falsas que negaban la guerra en un primer momento y después trataban atenuar el impacto de los ataques que infligía el ejército de liberación saharaui a las posiciones del ejército marroquí.


Pero lo que me ha llamado la atención es la reaparición de un mapa de lo que el régimen marroquí denomina el "gran Marruecos" esgrimiendo alegaciones históricas basadas en un descarado anacronismo histórico. El mapa del "gran Marruecos" pone de relieve las pretensiones de la política expansionista del régimen totalitario marroquí, que no cesa en su ansiosa búsqueda de espacio vital. Dicha política expansionista, que hace de Marruecos el único país norteafricano que tiene problemas de frontera con todos sus países vecinos, no es nada nueva sino que se remonta a los años sesenta, y tuvo sus orígenes en el llamado Libro Blanco del principal partido político marroquí, el Partido Al Istiqlal. Efectivamente, si echamos una ojeada a la historia de las relaciones de Marruecos con sus vecinos, vamos a darnos cuenta de que han pasado por pasajes nada cordiales e intoxicados por las ensoñaciones del “gran Marruecos”. 


A continuación vamos a arrojar algo de luz sobre las tensas y conflictivas relaciones de Marruecos son sus diferentes vecinos: El 28 de noviembre de 1960 se declaró la independencia de Mauritania. Marruecos se negó rotundamente a reconocer la independencia mauritana alegando que formaba parte de su territorio nacional y que su frontera sur se extendía hasta el río de Senegal. Marruecos tardó nueve años en asimilar dicha realidad y terminó reconociendo a Mauritania, cuasi una década después, en el año 1969. Tres años después, exactamente en el año 1963, y un año después de la independencia de Argelia, Marruecos, guiado por sus pretensiones expansionistas, no dudó en intentar invadir el territorio del vecino argelino desencadenando un conflicto militar, que fue bautizado con la Guerra de las Arenas. Gracias al ejército popular argelino, Argelia consiguió mantener sus fronteras intactas. Cabe recordar que las fronteras terrestres entre Argelia y Marruecos llevan muchos años cerradas herméticamente, hasta hoy en día. 


Casi una década después, el año 1975 Marruecos invadió el Sáhara Occidental a sangre y lodo, condenando al pueblo saharaui al desplazamiento forzado y a la miseria. A partir de entonces el pueblo saharaui mantiene una firme y permanente lucha por recuperar sus tierras y emanciparse. España, tampoco se ha salvado de las pretensiones expansionistas del régimen marroquí, ya que todos los territorios de soberanía española en el norte de África son reclamados por Marruecos, a saber: Ceuta, Melilla, Peñón de Vélez de la Gomera, Peñón de Alhucemas e Islas Charinas… todos recordamos perfectamente el incidente del Islote del Perejil que en 2002 estuvo a punto de ser la chispa de una guerra entre España y Marruecos. Marruecos no cesa en sus pretensiones ya que lleva varios meses estrangulando, económicamente, las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla con el fin de “recuperarlas”, según el relato del discurso del régimen totalitario alauí. Por último, he de mencionar las inconcebibles actuaciones de Marruecos para anexionar las aguas territoriales del Sahara Occidental y las aguas de las Islas Canarias.

Publicar un comentario

0 Comentarios