Mohamed VI gastó todo lo que Sánchez le dio para controlar la inmigración comprando tanques y helicópteros de combate.

Madrid, 20 Noviembre de 2020, -(ECSAHARAUI)



Por Lehbib Abdelhay/ECS




Para cumplir con su deseo, Marruecos recuriió al Ejecutivo de Pedro Sánchez (PSOE) y esté último aprobó partidas millonarias para ayudar a su vecino a controlar la inmigración clandestina en la frontera con Ceuta y Melilla en medio de la crisis de la Covis-19. La factura contrasta con los más de 5.000 millones de dólares que va a gastar Rabat en armamento de última generación estadounidense, según anunció a finales del año pasado el Pentágono.



El Ejecutivo de Pedro Sánchez (PSOE) aprobó una nueva partida de 31 millones de euros para ayudar a Marruecos a controlar la inmigración clandestina en la frontera con Ceuta y Melilla en medio de la crisis de la Covis-19. La factura contrasta con los más de 5.000 millones de dólares que va a gastar Rabat en armamento de última generación estadounidense, según anunció a finales del año pasado el Pentágono.



Estados Unidos y España, junto a otros países de la comunidad europea y los más poderosos del mundo, venden armas a Marruecos. Esto, indirectamente apoya su ofensiva en el territorio ocupado del Sáhara Occidental.

Después de comprarle a Estados Unidos 18 aviones F-16, 200 tanques arbams, 400 misiles TOW 2A, 100 camiones de logística, aviones de transporte aéreo tipo Hércules y otro material militar, Marruecos adquirió otro lote de armas estadounidense por valor de 5 mil millones de dólares.

La venta, recogida en un documento del Departamento de Estado de los EE.UU y difundida luego en una cuenta de Facebook de las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos, consiste en 2.400 misiles antitanque modelo TOW-2A (uno de los más usados por los terroristas en Siria e Irak), 400 lanzaderas y diverso material de apoyo, procedente de dos fabricantes.


Caza F16 Blocke 72 marroquí/ Agencias


Mientras pide al Gob de Sánchez ayuda económica, Marruecos compra 36 helicópteros por valor de 4.25 mil millones.

El Gobierno de Pedro Sánchez ya ha accedido a dar a Marruecos un total de 54 millones, 230 vehículos, 130 vehículos militares y 08 millones de euros que pedía Mohamed VI para "frenar la inmigración ilegal.



Mientras el gobierno de Rabat moderinze su Ejército dedicando 2,3% de su PIB para armamento, el Ejecutivo de Pedro Sánchez le regala dinero y blindados (50 todoterrenos el pasado día 5 de mayo) para "vigilar sus fronteras ante la inmigración clandestina."

Marruecos acaba de adquirir al menos 36 helicópteros por un monto total de 4.25 mil millones de dólares. El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció ayer que había aprobado la venta de 36 helicópteros de ataque Apache AH-64E a Marruecos, según un documento publicado por medios de comunicación marroquíes.

Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos, estas adquisiciones fortalecerán las capacidades de defensa aérea del reino.

Por su parte, el Departamento de Defensa de los EE. UU. (Pentágono) emitió una declaración oficial anunciando la venta de los Apache AH-64E a uno de los principales aliados de los EE. UU., Marruecos: "Este acuerdo fortalece la política exterior y la seguridad de los Estados Unidos al ayudar a mejorar la capacidad militar de uno de sus principales aliados fuera de la OTAN, a saber: una fuerza importante para la estabilidad política y el progreso económico en el norte de África". 



Esta no es la primera vez que Marruecos compra armas en los Estados Unidos. En noviembre de 2018, el gobierno de los Estados Unidos aprobó la venta de equipos y materiales militares que Marruecos había solicitado por valor de 1.259 millones de dólares.

Cada vez que Marruecos realiza tales compras, los observadores y activistas se preguntan sobre la utilidad de este paso en un momento en que el país está experimentando una grave crisis social.

Marruecos optó por comprarle las armas a EE.UU para contentar a Trump y ganar su pulso respecto al Sáhara Occidental.

Una compra millonaria para neutralizar a Trump ya que las instituciones de lobby en Washington DC no tuvieron efecto en las decisiones de la nueva administración americana respecto a las reivindicaciones de Marruecos en el Sáhara Occidental.



El Departamento de Estado de Estados Unidos para tranquilizar a Argelia y España, precisó en su documento que esta venta “no alterará el equilibrio militar básico en la región” y ayudará a Marruecos a “desarrollar una capacidad de defensa terrestre".

Según consta en el mismo documento, Marruecos es calificado por EE.UU como “un aliado principal de Estados Unidos en la región fuera de la OTAN”, un país que “sigue siendo una fuerza importante de estabilidad política y progreso económico en el norte de África”, agrega la nota.

Hace un año Marruecos hizo una compra similar al Gobierno de Trump

No es la primera vez que Rabat compra armas a Estados Unidos. Hace algo menos de un año, en noviembre de 2018, el gobierno estadounidense aprobó la venta de material y equipamiento militar que había solicitado Marruecos para 162 tanques Abrams americanos por un valor de 1.259 millones de dólares.

Por aquél entonces, comunicación del Departamento de Defensa recogió que el Departamento de Estado, como responsable de la política exterior, dio su visto bueno a esta venta con tres argumentos principales: primero, porque supone “apoyar la política exterior y los objetivos de seguridad nacional de EE.UU al mejorar la capacidad de un aliado "estable" de primer orden fuera de la OTAN”. Son los mismos argumentos que ahora se utilizan.

¿Es Marruecos un país estable como lo considera el departamento de Estado de EEUU?, un remanso de paz en una región devastada por la violencia, un régimen que sabe cómo anticiparse a las crisis políticas y gestionar los riesgos de trastornos potencialmente desestabilizadores?. Si estas fórmulas preparadas florecen entre los "amigos" del Reino, la realidad de este país de 34 millones de habitantes, dirigido durante décadas por una monarquía autoritaria, está asumido en una crisis económica, social y política.

Marruecos es uno de los países más desiguales y pobres del mundo

En el discurso del 31 de julio, el rey de Marruecos, haciendo un balance de sus 21 años de gobierno, reconoció la persistencia de las desigualdades, a pesar de los proyectos prometidos por el monarca cada vez que ofrece un discurso.

La desigualdad y la pobreza en Marruecos no cesa. Es lo que ha denunciado Oxfam Intermón en un informe publicado que evidencia que la recuperación económica ha favorecido cuatro veces más a los ricos que a los pobres. Según la organización, la "desigualdad en el reino continúa en niveles desorbitados y está fuera de control", fruto de un modelo económico que incentiva la concentración de riqueza en manos del Palacio Real (Majzén).



El documento recuerda que durante los últimos veinte años, el crecimiento en Marruecos ha sido dinámico (4.4% por año en promedio entre 2000 y 2017), lo que permite una reducción considerable en la tasa de pobreza, de 15.3% en 2001. al 8,9% en 2007 y al 4,8% en 2014. Sin embargo, estos datos, recuerda la ONG, se basan en un enfoque puramente monetario de la pobreza. Excluyen otros factores como el acceso a la salud o la educación. Sobre todo, esta tasa ignora a las familias que están justo por encima de la línea de pobreza y es probable que caigan al menor golpe, lo que la ONG llama "tasa de vulnerabilidad". Sin embargo, esto afectaría a uno de cada ocho marroquíes en todo el país y a casi uno de cada cinco en las zonas rurales.

Las desigualdades se han mantenido casi igual. El coeficiente de Gini, una medida internacional de medir la desigualdad, fue de 39.9 en 1985 y de 39.5 en 2014. Una estabilidad estadística que, una vez más, debe ponerse en perspectiva, advierte Oxfam, debido a muchas limitaciones metodológicas: el gasto en el extranjero no se cuenta, ni los ahorros. Además, las desigualdades monetarias no tienen en cuenta las desigualdades de riqueza. Todas estas observaciones sugieren que las diferencias son incluso mayores de lo que dicen las estadísticas oficiales.

Población bajo el nivel de pobreza

La última tasa de variación anual del IPC publicada en Marruecos es de febrero de 2019 y fue del 1%.

Los resultados colocan al Reino de Marruecos entre los países más pobres en términos de la distribución del PIB entre el tamaño de los ciudadanos.

Marruecos es la economía número 63 por volumen de PIB. Su deuda pública en 2019 fue de 63.260 millones de euros, suponiendo un 65,11% del PIB. Su deuda per cápita es de 2.770€.

Marruecos cuenta con un alto porcentaje en situación de pobreza absoluta, el 79,4 % de las cuales viven en el mundo rural, según un estudio hecho público el año pasado por el oficial Alto Comisariado del Plan (HCP, por sus siglas en francés).

Los datos demuestran que Marruecos ocupa el puesto 119 en el ranking de los países más ricos en el mundo de un total de 174 países incluidos en la clasificación, que se basa en el criterio del PIB per cápita, lo que hace que el ciudadano marroquí sea de los menos ciudadanos afortunados en términos de porcentaje del PIB.

A pesar de la evolución de la renta de los marroquíes en los últimos años que ha pasado de 46 mil DH (Dirham es la moneda de Marruecos) en el año 2009 a los 55 mil DH en el 2017 según los datos del fondo monetario internacional, los marroquíes se encuentran entre los países árabes más pobres. En este caso ocupa el cuarto puesto después de Yemen.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Les armes sont destinées par priorité ;aujourd'hui l'immigration passe au second plan et la priorité est la guerre qui est entrain de se faire contre le Polisario et Alger qui possède des missiles de plus de 500km à la ronde et donc Rabat est une des cibles ,donc si Rabat veut gagner cette guerre atroce ,Rabat doit avoir ses propres missiles en sus d'une conscription . Le Maroc utiliserait ces armes non à stopper l'immigration mais à stopper le Polisario

    ResponderEliminar