La UE niega una vez más las acusaciones de Marruecos sobre el desvío de las ayudas humanitarias destinadas a los refugiados saharauis.

Bruselas, 30 Septiembre de 2020. - (ECSAHARAUI)




Por Lehbib Abdelhay /ECS




La Unión Europea reafirmó una vez más, este martes, a través de su comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, que la ayuda humanitaria destinada a los refugiados saharauis está sujeta a un riguroso control, lo que niega claramente las alegaciones infundadas de Marruecos sobre una supuesta apropiación indebida de esta ayuda.




Ante estas acusaciones infundadas reiteradas en repetidas ocasiones por los funcionarios marroquíes a nivel del Parlamento Europeo, Janez Lenarcic afirmó en una respuesta escrita que la UE "concede una importancia primordial a la obligación de rendir cuentas por el uso" de financiación de la ayuda humanitaria, lo que indica que la Comisión Europea ha puesto en marcha una estrategia de control rigurosa.




Lenarcic dijo que la estrategia en cuestión implica "una selección rigurosa de las organizaciones, de acuerdo con los requisitos de legalidad y regularidad del Reglamento Financiero de la UE, una evaluación exhaustiva de las propuestas presentadas por estas organizaciones y una red de asistentes técnicos que aseguran el seguimiento periódico de los proyectos.

Esta estrategia también incluye "la obligación de los socios humanitarios de presentar informes operativos y financieros finales para todos los proyectos que especifiquen los resultados obtenidos y los medios implementados, una estrategia de auditoría y un plan de auditoría anual que permita verificar periódicamente la legalidad y regularidad de las operaciones subyacentes, así como una buena gestión financiera y una estrategia antifraude destinada a prevenir, detectar, controlar y corregir cualquier denuncia de fraude ".




En su respuesta, el comisario europeo de Gestión de Crisis afirmó que la ayuda destinada a los refugiados saharauis no está sujeta a ningún impuesto, lo que supone una dura negación de las falsas acusaciones difundidas por la embajada marroquí en Roma donde tiene su sede el programa mundial de alimentos.




"Argelia no aplica impuestos de importación a la ayuda humanitaria. Tales impuestos serían inaceptables y, si se confirman, provocarían una reacción inmediata de la Comisión", dijo.

El pasado mes de agosto, el programa mundial de alimentación afirmó en su respuesta a una nota verbal de la embajada marroquí en Roma que la ayuda destinada a los refugiados saharauis no está sujeta a ningún impuesto por parte del gobierno argelino.

Señaló que "el apoyo de Argelia a los campamentos de refugiados saharauis incluye la facilitación del despacho de aduanas y las operaciones portuarias y el transporte de suministros humanitarios a los campamentos".

Durante los últimos seis años, la Unión Europea ha proporcionado una ayuda humanitaria anual de alrededor de 9 millones de euros en beneficio de los refugiados saharauis, según cifras proporcionadas por Lenarcic.

Publicar un comentario

0 Comentarios