¿Porque España se pone del lado de Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental?

España teme por la migración y el terrorismo y Marruecos le chantajea con abrir sus fronteras si apoya o reconoce el Frente Polisario.

Bruselas, 11 Septiembre de 2020. - (ECSAHARAUI)






Por Salem Mohamed/ECS

Imagen


España no hace nada en absoluto para resolver el conflicto entre Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), sino que incluso hace “todo lo posible” para ayudar a Rabat a mantener su ocupación militar en el Sáhara Occidental. ¿Pero porqué España se del lado de un régimen autoritario y dictatorial?.







Todos los gobiernos de España, incluso el actual gobierno UP/PSOE, están haciendo todo lo posible para respaldar a Marruecos a mantener su ocupación ilegal a partes del Sahara occidental.







En este sentido, cabe recordar que España es la responsable de la situación de sufrimiento en la zona, cuando abandonó sus responsabilidades hacia su colonia en 1975, cuando, en vez de descolonizarla, como prometió en varias ocasiones, conspiró cobardemente con un régimen expansionista y violento, que invadió el territorio con el consentimiento español de Madrid y mató a miles de inocentes, bombardeándolos con napalm y fósforo blanco, y forzando a miles de saharauis a huir de la masacre buscando un refugio en la vecina Argelia.

Además, Madrid siguió explotando los recursos saharauis en complicidad con el ocupante marroquí e ignora todas las atrocidades cometidas contra una población que, técnicamente, todavía es española, puesto que la mayoría de los saharauis todavía mantienen la nacionalidad española y tienen el derecho, por ley española, a la nacionalidad española si así lo deseaban.







¿Sabía que el Sáhara occidental y Guinea ecuatorial son los dos únicos países africanos hispanófonos? ¿Sabía que España no está haciendo nada para mantener su herencia cultural compartida en estos países? ¿Sabía que no hay centros culturales españoles en estos países, como el Cervantes?.







Los gobiernos de España, Francia y Portugal siguen intentando convencer al Parlamento Europeo para el acuerdo de pesca de la Unión Europea con Marruecos, aunque saben que el 91 por ciento del pescado de este acuerdo procede de aguas adyacentes al territorio ocupado del Sáhara occidental y sabiendo que el Tribunal de Justicia europeo dictaminó claramente en dos casos, en 2016 y 2018, que estos acuerdos entre la UE y Marruecos deberían ser inválidos si se aplican en el Sáhara occidental.

Éstos son algunos ejemplos de cómo el Gobierno español trabaja contra la protección y la defensa de los derechos legítimos de los saharauis.





España no apoya a los saharauis porque teme perder el apoyo de Marruecos en migración y terrorismo


España teme por la migración y el terrorismo y Marruecos le chantajea con abrir sus fronteras si apoya o reconoce el Frente Polisario.

España y Marruecos viven desde hace unos años un conflicto soterrado con consecuencias imprevisibles. El 21 de diciembre de 2016, la Corte de Justicia europea dictaminó en una sentencia que el Sáhara Occidental no pertenecía a Marruecos. Y desató con ello la caja de los truenos. Desde entonces, las autoridades españolas han detectado un incremento en la salida de pateras desde las costas marroquíes, saltos masivos en las fronteras de Ceuta y Melilla y mayores problemas burocráticos a la hora de exportar productos al país vecino.

La preocupación en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado residen en que esa confrontación se traslade también a la lucha contra el terrorismo yihadista.

Marruecos se quiere presentarse como una pieza clave para el control de atentados en España. Si los radicales adiestrados por el Estado Islámico toman la ruta norte e intentan entrar en España desde Turquía, deben pasar varias fronteras dentro de la UE controladas por servicios de inteligencia con tradición en la lucha contra el terrorismo como los franceses. Sin embargo, si el yihadismo toma la ruta sur, Marruecos se convierte en la última puerta de entrada para acceder a Europa.

Además y según fuentes de la lucha antiterrorista, la inteligencia marroquí es la mejor posicionada para controlar los campamentos controlados por los grupos terroristas en el Sahel, los más cercanos a territorio español y los que más preocupan a los especialistas en inteligencia contra el terrorismo más allá de la lucha que el Estado Islámico mantiene en su autoproclamado califato.

La infiltración y control de estos territorios del norte de África está tradicionalmente en manos de los servicios españoles y franceses, que son quienes comparten los datos al resto de cuerpos policiales integrados dentro de la UE.

En suma, recae también sobre Marruecos el control de las mezquitas más radicales ubicadas en su territorio, que han servido en varias ocasiones de formación para radicales detenidos después en suelo español. Desde hace tiempo es el propio Gobierno quien regula los mensajes que se transmiten en los templos.

Publicar un comentario

0 Comentarios