Brahim Gali a la ONU: "El pueblo saharaui está decidido a tomar las medidas necesarias para defender sus legítimos derechos".

Nueva York, 10 Septiembre de 2020. - (ECSAHARAUI)




Por Lehbib Abdelhay /ECS




El presidente de la República Saharaui y Secretario General del Frente Polisario, Brahim Gali, envió una carta al secretario general de la ONU, António Guterres, en la que afirmaba que el pueblo saharaui está decidido a tomar las medidas necesarias para defender sus legítimos derechos", señalando a este respecto que todo lo que los saharauis esperan de las Naciones Unidas es tomar medidas concretas y serias para la implementación del Plan de Arreglo que permita al pueblo saharaui ejercer su derecho a la libre determinación y la independencia, acabando así con el proceso de descolonización de la última colonia en África.




Gali, en su carta, expresó la gran decepción que siente el pueblo saharaui por el incumplimiento por parte de las Naciones Unidas de sus obligaciones haciendo la vista gorda ante todas las decisiones marroquíes que atentan contra la paz y amenazan los esfuerzos internacionales, hasta el punto de vaciar la misión de Naciones Unidas de su contenido.

La carta:

Sr. António Guterres,

Secretario General de las Naciones Unidas, Nueva York,

Birlehlu, 7 de septiembre de 2020,

Sr. Secretario General.

"Han pasado veintinueve años desde el establecimiento de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) en virtud de la Resolución 690 (1991) del Consejo de Seguridad para implementar el plan de arreglo ONU - africano aceptado por las dos partes, el Frente Polisario y Marruecos, en agosto de 1988 y respaldado por el Consejo de Seguridad en sus resoluciones 658 (1990) y 690 (1991).




Como saben (...), el objetivo principal del plan de arreglo de la ONU/OUA es lograr una "solución justa y definitiva a la cuestión del Sáhara Occidental de conformidad con la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General" mediante un alto el fuego y un referéndum sin restricciones militares o administrativas para empoderar al pueblo del Sáhara Occidental en el ejercicio de su derecho a decidir. De acuerdo con el plan de arreglo de la ONU/OUA.

Sin embargo, Naciones Unidas aún no ha logrado cumplir el mandato para el cual se estableció la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO), descolonizando así el Sáhara Occidental, la última colonia de África. Lo peor es que Naciones Unidas y su Misión para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) siempre se han mantenido un silencio absoluto ante las continuas acciones expansionistas de Marruecos destinadas a imponer un hecho consumado por la fuerza en el Sáhara Occidental y socavar el estatus legal de la región como territorio sujeto al proceso de descolonización.

Además, las Naciones Unidas han optado por hacer la vista gorda mientras Marruecos sigue adoptando medidas destinadas a socavar el papel de la MINURSO y obstaculizar la capacidad operacional de la misión para cumplir su mandato.

Marruecos sigue imponiendo el uso de matrículas marroquíes en los vehículos de la misión (MINURSO) e insiste en colocar precintos marroquíes en los pasaportes del personal de la misión cuando entran y salen del Sáhara Occidental. Marruecos también se niega a permitir que la misión de la MINURSO llegue a interlocutores locales en el Sáhara Occidental ocupado, lo que dificulta que la misión cumpla su mandato, como se indica en numerosos informes del Secretario General de las Naciones Unidas.

Señor secretario general,

Cuando el Frente Polisario decidió aceptar un alto el fuego en 1991, esa aceptación fue y sigue dependiendo de la plena implementación del plan de arreglo de la ONU para el cual se estableció exclusivamente la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO). Con respecto al Frente Polisario, el alto el fuego actualmente en curso es parte integral de un paquete de acuerdo integral representado en el plan de arreglo de la ONU para África, que fue aceptado formalmente por las dos partes, el Frente Polisario y Marruecos, y aprobado por el Consejo de Seguridad en sus decisiones relevantes. En consecuencia, el alto el fuego nunca puede considerarse como un arreglo separado del plan de arreglo de la ONU o como un fin en sí mismo, sino más bien como un medio para crear las condiciones necesarias para la implementación del plan de paz, cuyo objetivo final es celebrar un referéndum para la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental de acuerdo con los términos del plan de Arreglo.




El hecho de que la Secretaría de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad no hayan actuado para poner fin a los intentos deliberados de Marruecos de socavar la base del mandato de la MINURSO y de perpetuar y "normalizar" su ocupación ilegal por la fuerza de partes de nuestro país ha dañado gravemente la credibilidad de las Naciones Unidas y profundizado la pérdida de confianza del pueblo saharaui en Un proceso de paz de las Naciones Unidas ya frágil. En este contexto, el Frente Polisario anunció, tras la adopción de la Resolución 2494 (2019) del Consejo de Seguridad el 30 de octubre de 2019, que no le quedaba más remedio que reconsiderar su participación en el proceso de paz de las Naciones Unidas, que se había desviado significativamente del rumbo pactado. En nuestra carta (S / 2020/66) del 28 de diciembre de 2019, identificamos un conjunto de medidas urgentes que la Secretaría de Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad deben adoptar, en el marco de sus respectivas responsabilidades, para restaurar la confianza del pueblo saharaui en el proceso de paz de la ONU.

En nuestro mensaje, también enfatizamos la necesidad de garantizar la independencia e imparcialidad de la misión, lo que requiere que la misión trate a las dos partes en pie de igualdad. Es absolutamente inaceptable que el Representante Especial del Secretario General y el Jefe de la MINURSO y otros altos funcionarios de la misión no puedan reunirse con el Frente Polisario en los territorios liberados del Sáhara Occidental debido a la política de extorsión de Marruecos, a pesar de las pruebas documentadas de que los ex representantes personales del Secretario general en el Sáhara Occidental han mantenido reuniones con el Frente Polisario en esas regiones. Lamentamos que la Secretaría de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad aún no hayan tomado ninguna medida al respecto.

En conclusión, y transcurridos veintinueve años desde la entrada en vigor del plan de arreglo de la ONU y el alto el fuego, el pueblo saharaui está decidido a tomar las medidas necesarias para defender sus legítimos derechos y asegurar que la misión de la MINURSO cumpla con su mandato y desempeñe sus tareas de acuerdo con los principios generales aplicables a las operaciones de Naciones Unidas para preservar la Paz. Por lo tanto, lo que esperamos de las Naciones Unidas es ver medidas concretas y serias para la implementación plena y estricta del plan de paz que permitan a nuestro pueblo ejercer su derecho inalienable a la libre determinación y la independencia, facilitando así el éxito del proceso de descolonización de la última colonia en África.

Publicar un comentario

0 Comentarios