Sáhara Occidental: "La gestión de la derrota no es fácil, y más después llevar 45 años buscando justicia dónde solo existe la ley de la fuerza"

Madrid, 26 Julio de 2020. -(ECSAHARAUI)

Por MRB.D/ECS






La independencia en cifras


Ilustración por el articulista MRB.D


Vamos a intentar calcular cuales son las condiciones materiales que necesita alcanzar el pueblo saharaui para su independencia. A día de hoy estamos condenados a la derrota perpetua pero más allá del planteamiento liberal que entiende la crisis como oportunidad y el despido como tiempo libre que es poco eficiente para el análisis. Éste tipo de pensamiento es productivo para las élites ya que sirve para perpetuar su poder pero no para quien quiera también existe otra perspectiva más útil para que los de abajo consigan sus objetivos. El materialismo, la visión materialista alejada de la moral y más cercana a la ética plantea la historia de la humanidad como una constante entre ensayo-error, confiando en la tecnología y en el análisis científico para construir un futurible en los que poder existir.







Mi objetivo en este artículo consistirá en analizar la realidad material del Estado marroquí para así estimar cuales son las condiciones objetivas a partir de las cuales el Sahara puede plantear su independencia, ya que es el momento de coger las riendas de nuestro futuro y crear las condiciones necesarias que permitan existir.







Retrotrayéndonos al contexto de la Guerra Fría, lejano por la aceleración del tiempo político pero necesario para la comprensión de la actualidad, los EE.UU. y la URSS se mostraron proclives a la descolonización como forma de expandir su influencia a escala planetaria, apoyando así militar y financieramente los movimientos de independentistas. En algunos sitios fue por motivos étnicos como en Kenia, Ruanda o Birmania, en otros países fue por motivos religioso como en Sudan, el Tibet o la India, y el otros por motivos políticos como Malasia, Etiopía o Indonesia. A este movimiento global a favor de la descolonización se sumaron instituciones como la Iglesia católica que legitimó este proceso frente y dentro de las potencias reticentes a dicho proceso.


En cuanto a los procesos internos, tenemos el desarrollo del sentimiento de independencia, donde tenemos movimientos culturales que enfatizan las tradiciones y los recursos nativos de las elites nativas en oposición a las influencias europeas. Además del legítimo deseo de las elites locales de acrecentar sus propios intereses, perdiéndolo esta legitimidad en muchos lugares sobre todo la segunda generación que toma el testigo de este proceso de descolonización. En un sentido aristotélico de la eutaxia, como salvación de la oligarquía, fueron incompetentes en articular un buen gobierno, incapaces de ejercer el papel que la historia les había asignado por aceptar el discurso ajeno como propio.

De 1953 a 1975 se llevó a cabo la descolonización masiva de África a la vez que se produjo el derrumbe de los imperios coloniales de Inglaterra, Francia, España y Portugal, entre otros, en nuestro continente. Uno de los hechos que más trascendencia tuvo, haciendo masivo el proceso de descolonización, fue la independencia de Marruecos, Túnez y Ghana.


En cuanto al proceso de independencia saharaui, es un proceso incompleto que debe aprender de las experiencias de nuestros hermanos además de la lección que nos ha dado el neocolonialismo en tanto a la dependencia económico-tecnología como herramienta de subordinación de la política. Por tanto, la soberanía solo es posible si es tecnológica, económica y cultural ya es el contenido necesario para que tengan sentido la independencia político-legal, ya que por sí sola conduce a la miseria de los pueblos.

Dicho esto, el desarrollo del articulo cosiste en hacer una análisis del capital militar de las Fuerzas Reales marroquinas y plantear una forma en la que enfrentarlo, ya que la razón no se puede construir al margen de la materia.




En cuanto a capital militar entre la Real Fuerza Aérea Marroquí suma un total de aprox, de 5.261 millones de dólares aprox. Sin olvidar los 370 mil efectivos con los que cuenta y la inversión anual de cerca de 3 mil millones. Es una difícil empresa hacer frente a semejante realidad pero en comparación con nuestros hermanos palestinos no estamos tan mal, que tiene enfrente a Israel o el Tibet que tiene a China. Nuestro adversario es débil tecnológicamente, inútil económicamente y frágil en cuanto a propuesta política. Teniendo en cuenta que la realidad material marroquí es mucho más amplia que la aproximación de su capacidad militar que pretende este artículo.







En cuanto a la población saharaui tenemos 797.330 personas en este año, 2020, de las cuales el 78,75% han nacido después de 1975. Los nacidos después del año 1991 es el 52% de la población actual. Divididos entre las zonas ocupadas y el campo de refugiados de Tinduf, y el resto deslocalizados en el exilio.





El Capital per cápita estimado que se necesitaría tener cada saharaui para hacer frente al capital militar marroquí sería de 8.809 dólares, unos 8.100 euros por haca ciudadano, para igualar el valor de la Real Marina Marroquí, la Fuerza Armada y la Fuerza Aérea del ejército marroquí. A esto es necesario sumar el PIB per cápita de 2018 en marruecos, unos 2851€, que no da como resultado una estimación del PIB per cápita necesario para tener alguna posibilidad de independencia, unos 11.660€.

Teniendo como la población activa de 425.356 personas entre los 15 y los 69 años, le corresponde una producción per cápita de 15.222 euros para alcanzar los planteamientos de posibilidad de la independencia. Por falta de datos, aquí termino mi torpe intento por arrojar algo luz.
Este planteamiento se vuelve necesaria tras la falta de perspectiva que surge con el fracaso de la propuesta del exsecretario de estado de EEUU, James Baker, conocido como Plan Baker, donde se plantea la autonomía en 1999. Desde entonces se han alcanzado importantes acuerdos internacionales, sobre todo gracias al reconocimiento y apoyo por parte de los hermanos latinoamericanos, después de la “Década ganada”.





La gestión de la derrota no es fácil, y más después llevar cuarenta y cinco años buscando justicia dónde solo existe la ley de la fuerza. Por otra parte, la independencia solo será posible con la seducción de la población que vive el territorio ocupados, que hacen un total de 426 mil, viviendo más de la mitad en El Aaiun, unas 73 mil en Dajla y 43 mil en Bojador, plateando un proyecto político liberador y ya que los recursos de esta tierra lo permiten, solo la empresa de Fos Bucraa vende 1.250 millones de dólares anuales en fosfatos, sin contar los recursos pesqueros.

Por último, insistir en la Deuda, según el periódico digital ElEconomista.es esta deuda es de 38.000 millones en tanto a la producción datada entre 1975 y 2006 en 38.000 millones de euros. Actualizando estos datos, tenemos una deuda solo por la explotación de Fos Bucraa es de 55.000 millones de euros. En política hay que ser más realistas que en cualquier otra cosa, alejarnos del idealismo ya que no es operativo y solo lleva al fracaso, ya que la razón no puede construirse al margen de la materia por eso mismo es necesario planteando un estructura que supera a la establecida.

Esto es una propuesta constructiva para replantear objetivos, y superar la angustia perpetua y a perpetua nostalgia de nuestro pueblo que ejerce su libertad y lucha por ella. Más de cuarenta años persiguen la justicia en un mundo donde esta es más esquiva que el agua en el desierto.

_____________________________________


Fuente de datos:

www.eleconomista.es/global/noticias/2602059/11/10/son-los-fosfatos-estupido-.html
https://www.google.es/search?q=James+Baker&hl=es&gl=es&tbm=isch&source=iu&ictx=1&fir=4dF4n82KZ3EytM%253A%252CGoG-M4PXZgBAZM%252C_&vet=1&usg=AI4_-kTkDf8PicLAnIJAihxY1bfyItQrJA&sa=X&ved=2ahUKEwiB0ffKwNznAhWP66QKHVluC9QQ9QEwA3oECAkQBw#imgrc=4dF4n82KZ3EytM:
https://blogs.worldbank.org/voices/happy-birthday-human-capital-index-looking-back-and-moving-forwardel
https://sites.google.com/site/curshistoriacontemporania/el-proceso-de-descolonizacin

Publicar un comentario

0 Comentarios