Prepararse para una inminente crisis sanitaria por COVID-19 en los campamentos de refugiados saharauis

Madrid, 27 Julio de 2020. -(ECSAHARAUI)




Por Salem Mohamed/ECS





El Hospital Nacional en los campamentos de refugiados saharauis atiende a una población que observa casos confirmados ya de Coronavirus.




Las autoridades saharauis contabilizaron este jueves los primeros cuatro contagios de COVID-19, confirmados por PCR y análisis; aunque el total de casos sospechosos añadidos, son 19 en los campamentos de refugiados saharauis. Además, en la última jornada, se registraron dos fallecimientos, según ha informado la Comisión "ad hoc" presidida por el primer ministro saharaui, Hamudi Busharaya Beyun.

Dentro de una situación de desabastecimiento de medicamentos, falta de personal sanitario y la dependencia a la ayuda humanitaria, la presencia de éste virus será de las peores noticias que podría afectar a esta población tan vulnerable.




Mientras no haya vacuna solo tenemos el distanciamiento social, la mascarilla y la higiene como mecanismos para evitar el contagio masivo. Sabemos en este contexto la falta de medios, la temperatura imposible, la dependencia de la ayuda humanitaria, décadas de confinamiento sin soluciones políticas. Ahora, solo cabe unidad y responsabilidad política junto al compromiso individual.

"Aquí en este campamento dos tercios de las mujeres sufren de anemia, y un tercio de los niños sufre de desnutrición crónica. Anteriormente, los refugiados saharauis trataban de auto-ayudarse mutuamente, pero la situación actual azotada por la Covid-19 ha cambiado: los jóvenes ya no tienn trabajo en las wilayas vecinas.

El uso del turbante y la melfa para cubrir el rostro, ayuda

Entender el distanciamiento social es más fácil que contar muertos. En estos momentos deseamos que el COVID-19 no sea un mazazo entre nuestras familias y amigos que hoy más que nunca deben estar doblemente confinados y para los que pedimos salud y una solución definitiva para la vuelta a su territorio.




Hoy sí es día para desear salud pero también para reconocer que todo sería diferente si sus incertidumbres las vivieran en su propio país. Salud y justicia, amigos y amigas saharauis.


Un virus como el Covid-19 tendrá consecuencias fatales en los campamentos de refugiados Saharauis debido al desabastecimiento de hospitales y las necesidades sanitarias más básicas, pero es importante recordar que el pueblo saharaui lleva 45 años en campamentos de refugiados donde sufrió una guerra, bombardeos, falta de alimentos, catástrofes naturales y varias epidemias que se llevaron por delante muchas vidas.

La aparición de cuatro casos de Covid-19, dos de ellos han fallecido, ha hecho crecer las alarmas en los cinco campos de refugiados saharauis, tanto el Gobierno de la RASD como la población refugiada están en alerta máxima.

Publicar un comentario

0 Comentarios