Bloomberg: "Marruecos se ampara en la lucha contra la Covid-19 para aumentar la represión"

Marruecos revierte la democracia al amparo de Covid-19.


Madrid, 24 Julio de 2020. - (ECSAHARAUI)



ECS Salem Mohamed/ECS

Human Rights Action and Social Movements in Morocco – Arab Reform ...


Marruecos hace retroceder la democracia amparándose en la lucha contra la Covid-19. Uno de los monarcas más ricos del mundo está usando el coronavirus para rematar una reversión de las modestas reformas democráticas que hicieron que el país se destacara en en el mundo árabe.




Detrás de las antiguas murallas que rodean a la capital de Marruecos, Rabat, se encuentra el palacio de El Mechouar Essaid. La residencia principal de uno de los monarcas más ricos del mundo, su nombre significa literalmente "lugar de felicidad".


Sin embargo, en la semana pasada, y a 15 minutos a pie del complejo del siglo XIX, el estado de ánimo de la población marroquí era de desesperación por la situación económica. Una docena de personas se congregaron para manifestar contra las políticas del "Majzén" (una red de asesores, espías, militares de la monarquía que controla el país del norte de África).




A medida que la pandemia de la Covid-19 avanza dando cobertura a los gobiernos de América Latina a China para adoptar una línea más dura contra la disidencia, el régimen de Marruecos la está utilizando para rematar la reversión de las reformas democráticas que, en el pasado fueron elogiadas por los gobiernos de los de Estados Unidos y Europa e hicieron que el país se destacara en un región turbulenta.

El Majzén de Marruecos ha retomado el control. Las autoridades marroquíes han tomado medidas muy extremas en medio de la crisis de la Covid-19 contra ciudades como Tánger y Marrakech antes de ampliar esas medidas para silenciar a los disidentes en el país. Las medidas aoptadas obtuvieron una reprimenda de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Mientras tanto, el Parlamento de Marruecos está siendo dejado de lado, sus poderes cada vez más usurpados por el Majzen.

"Cuando la situación empeora y las cosas comienzan a precipitarse, el régimen retoma esas medidas ilegales", opinó Riccardo Fabiani, director de proyectos para el norte de África en el "International Crisis Group". "El régimen retoma el control y deja en un lado a los políticos y los parlamentarios, estaos son solo una fachada democrática", afirma 
Fabiani.

Es un eco discreto de los acontecimientos en otras partes del mundo árabe, donde las promesas de los levantamientos de la última década, que derrocaron a los viejos dictadores, fueron apagadas por los nuevos autócratas o la guerra civil. Pero en Marruecos hubo una diferencia clave: se mantuvo firme el régimen durante la Primavera Árabe, al adoptar falsas reformas constitucionales para evitar el ruido del descontento social.


Youth in Morocco: Rebels without a Cause? Youth Violence, Social ...


Ahora existe la posibilidad de un creciente malestar social debido a que la economía de Marruecos, que depende del turismo, las exportaciones agricolas a Europa y la agricultura, está siendo devastada por la Covid-19 y la peor sequía en una generación.

El producto interior bruto (PIB) puede contraerse un 5,2% este año, y el grupo de expertos Centre Marocain de Conjoncture estima que se perderán 2 millones de empleos en un país ya afectado por el desempleo juvenil. Será la primera recesión bajo el reinado de Mohamed VI y una prueba de resistencia sin precedentes de su reinado, que en estos días cumple 21 años.







Por ahora, a los 36 millones de marroquíes se les dice que confíen en la dinastía alauita bajo el monarca de 56 años. Un rey que solía ​​posar para fotos que a menudo se vuelven virales, vestidas con coloridos atuendos de cadera, pasando el rato con músicos franceses y un trío de boxeadores en jaulas criados en Alemania y conocidos como los hermanos Azaitar. HMohamed VI está desaparecido desde que estalló la pandemia y más después de su operación.

Afuera de un edificio policial cerca de su residencia oficial, una viuda anciana llamada Aicha dijo que la pandemia de coronavirus había dejado a su hijo fuera de su trabajo. Ella y otros exigían su parte del "dinero de nuestro amo", una referencia a los pagos prometidos a los afectados por Covid-19.
Si bien el impulso de la reforma de la Primavera Árabe del rey reconoció el idioma amazigh y consagró la igualdad de género y la responsabilidad de los funcionarios, no logró eliminar los problemas sistémicos. El desempleo juvenil alcanzó el 40%, las percepciones de corrupción se mantuvieron, franjas del país todavía están subdesarrolladas y el éxodo de los marroquíes al extranjero en busca de un futuro mejor ha aumentado.

Las protestas en el Rif, una región montañosa del norte, provocada por la muerte accidental de un pescadero que marcó un punto de inflexión. Durante ocho meses a partir de octubre de 2016, los manifestantes salieron a las calles de las principales ciudades, lo que condujo a arrestos masivos y represión brutal.

Poco después, el rey comenzó a asumir un papel más destacado en la economía. Ordenó un nuevo "modelo de crecimiento" a raíz de las elecciones parlamentarias y nombró una comisión para hacer seguimiento a la situación económica en el país.

"La reversión de las ganancias democráticas simbólicas comenzó mucho antes de la pandemia, pero fue relativamente sutil", dijo Ahmed El-Bouz, profesor de política en la Universidad UM5 de Rabat. Ahora, la ventana del cambio después de la Primavera Árabe "está cerrada para siempre", afirmó.

Las promesas del gobierno se están agotando rápidamente a través de un fondo de $ 3.3 mil millones que el rey ordenó mitigar el impacto de Covid-19. Aproximadamente 5,1 millones de hogares son elegibles para estipendios mensuales con un promedio de aproximadamente $ 40 por persona, aunque se cree que alrededor de las tres cuartas partes de ese grupo han trabajado de manera informal sin seguro social.

Con una prensa local alabando al rey y a los servicios de seguridad por sus esfuerzos durante la pandemia, un magnate influyente escribió un artículo de opinión ampliamente difundido instando al gobierno a ser despedido y reemplazado por un gabinete de tecnócratas.

El gobernante Partido Justicia y Desarrollo (PJD), un partido islamista moderado, y sus socios de la coalición denunciaron lo que llamaron un intento de violar la democracia antes de las elecciones de 2021.

"El temor del pueblo marroquí sobre la pandemia y el sistema de atención médica inadecuado que tenemos fue explotado para llevar ese mensaje a límites extremos", dijo exdirector de un medio de comunicación marroquí, ahora director del programa de relaciones internacionales en el Colegio Americano del Mediterráneo en Aix-en-Provence. Universidad en Francia.

Otras medidas han sido más contundentes. Según Youssef Raissouni, secretario general de AMDH, el principal grupo de derechos humanos de Marruecos, han arrestado a más de 80,000 personas por no cumplir las medidas de confinamiento, incluidos 30 activistas condenados a hasta seis meses de prisión. Algunos periodistas, están siendo vigilados de cerca en el reino, fueron arrestados, dijo.

Sin embargo, eso podría dejar al Majzen enfrentando un nuevo peligro, dijo Mohammed Masbah, director del Instituto MIPA, un grupo de expertos con sede en Rabat. Sin las "fachadas democráticas" de los políticos que pueden rendir cuentas, recalcó, "el sistema puede quedar en una confrontación directa con ciudadanos enojados". 
Por Bloomberg

Publicar un comentario

0 Comentarios