La presidencia alemana de la Unión Europea molesta mucho a Marruecos

Rabat, 04 Julio de 2020. - (ECSAHARAUI) 



Por Lehbib Abdelhay /ECS




A partir de este 1 de julio de este año y hasta finales de diciembre de 2020, Berlín asumió el cargo del jefe de la Unión Europea para este periodo del año.

Actualmente Rabat no tiene relaciones avanzadas con el gigante europeo; Incluso las relaciones actuales son muy frías. La pregunta es ¿cómo afectará la presidencia de Alemania a los intereses de Marruecos en la Unión Europa?.




El comienzo fue un duro golpe, Berlín se niega a aceptar la entrada de los marroquíes en Alemania a pesar de que la UE eligió a Marruecos entre los 15 países cuyos ciudadanos pueden entrar en los países europeos después de la apertura de las fronteras cerradas desde marzo por la Covid-19.

Esta decisión se debe a la falta de confianza de Alemania en los datos proporcionados por el régimen marroquí y al hecho de que aún no ha logrado controlar el Coronavirus después de 4 meses de crisis.

En realidad, Marruecos no es una prioridad en la agenda alemana debido a las relaciones bilaterales que no se han desarrollado cualitativamente. Por ejemplo. Angela Merkel ha dirigido el gobierno alemán desde 2005, y en 15 años, nunca ha visitado Marruecos en una visita oficial.

Con respecto a los impactos positivos y negativos de la presidencia alemana de la UE en Marruecos, Alemania quiere que los países del sur del Mediterráneo se beneficien del plan Marshall europeo, 750 mil millones de euros destinados a paliar la economía europea. Porque quiere evitar un cinturón en el sur de los países sumidos en la pobreza debido a la crisis sanitaria del Coronavirus.




Madrid y París apoyan esta iniciativa que beneficiará enormemente a Marruecos. En segundo lugar, Alemania quiere llegar a un consenso sobre un pacto de migración dentro de la UE para acordar criterios para el asilo político y humanitario. Esto es motivo de preocupación para la UE, que teme que la crisis generada por el Coronavirus pueda empujar a cientos de miles de jóvenes africanos a eligir a la inmigración. Berlín critica a Rabat por su negativa a aceptar los marroquíes en una situación ilegal en Europa, especialmente en Alemania.

Tercero, Alemania quiere encontrar una solución al conflicto libio, pero no contará con Marruecos. Merkel ya ha marginado a Rabat en la cumbre de Berlín en enero pasado, lo que ha llevado a Marruecos a protestar fuertemente.

Publicar un comentario

0 Comentarios