Madrid, 29 Julio de 2020. -(ECSAHARAUI)




Por Lehbib Abdelhay/ECS




El contrato de la multinacional alemana Continental AG con Marruecos para explotar los recursos naturales del Sáhara Occidental ocupado, ha expirado. WSRW insta a la empresa alemana que deje de suministrar correas y piezas para la cinta transportadora operadada por OCP en el territorio desde 1975.




El contrato mencionado anteriormente forma parte de un acuerdo para el suministro, por parte de Continental AG, de material de mantenimiento para la cinta transportadora que OCP, la compañía de propiedad estatal marroquí que explota las minas de fosfato en el Sáhara Occidental, opera entre la mina de BouCraa y las costas del atlántico. A través de este contrato, la multinacional alemana, Continental AG, suministra desde 1975 cintas de reemplazo para los 100 kilómetros de sistema transportador que une la mina con las costas del Sáhara Occidental.




El acuerdo entre las dos compañías (OCP/Continental AG) ha permitido a OCP obtener nuevos suministros de correas de reemplazo para su sistema de transporte, de 100 kilómetros de largo, de minerales desde la mina BouCraa hasta la terminal de exportación en la costa de la antigua colonia del Sáhara.

Numerosos inversores a nivel mundial han excluido a los importadores de roca fosfórica de la mina de Bou Craa por su apoyo a las operaciones de OCP. La multinacional alemana juega un papel clave en mantener la infraestructura del funcionamiento de la minería. Western Sahara Resource Watch (WSRW) llama a todos los accionistas a plantear el asunto a Continental AG para garantizar que no se firme ningún otro acuerdo.

Continental AG juega un papel clave en mantener la infraestructura del funcionamiento de la mina ya que es la única empresa que mantiene la cinta transportadora hasta el momento. El contrato de suministro de la multinacional alemana con OCP expiró el 30 de junio de 2020.




"Es lamentable que Continental AG no pueda proporcionar la información necesaria con respecto a este asunto a sus accionistas", lamentó Tim Sauer de Western Sahara Resource Watch (WSRW). "Por lo tanto, exhortamos a la comunidad de inversores a que se mantengan atentos: Continental AG no debe seguir firmando acuerdos de suministro con una compañía que opera ilegalmente las reservas de fosfato del Sáhara Occidental, sin las mínimas garantías de que el pueblo saharaui se beneficia o no de esta venta", recalcó.

WSRW ha estado en contacto constante con Continental AG durante los años previstos para la renovación del contrato. Las inquietudes y preguntas de la organización se presentaron en la AGM de Continental en colaboración con la ONG Dachverband der kritischen Aktionärinnen und Aktionäre, Union Investment, el brazo de inversión del Grupo DZ Bank, también planteó preguntas sobre la relación comercial de Continental con OCP que se extendió al Sáhara Occidental, y por qué la compañía no puso fin a su comercio en el territorio.

En 2019, los Servicios de Investigación del Bundestag alemán publicaron una opinión sobre los aspectos de derecho internacional del conflicto del Sáhara Occidental, concluyendo que Marruecos es "considerado como la potencia ocupante" del Sáhara Occidental.

El gobierno alemán habla de un "estatuto no resuelto" del Sáhara Occidental y las instituciones estatales excluyen explícitamente el territorio de sus actividades con Marruecos. Por ejemplo, el banco de desarrollo alemán KfW excluye explícitamente el territorio en un crédito otorgado a OCP para un proyecto de agua de su minas.





El Frente Polisario también advierte a "Continental AG" de las consecuencias de estar involucrada en la violación del Derecho internacional en el Sáhara Occidental ocupado.

El Frente Polisario ha advertido a la empresa alemana "Continental AG" sobre las consecuencias de estar involucrado en la violación del derecho internacional en el Sáhara Occidental, luego de recibir información que indica que la multinacional germana tiene la intención de renovar un contrato con la llamada honorable oficina de fosfatos OCP, cuya sucursal ha estado presente en los territorios ocupados trabajando durante años en la explotación ilegal de fosfatos saharauis violando los artículos de derecho internacional relacionados con los territorios de no independencia y los territorios sujetos a ocupación militar extranjera.

En una carta enviada por el miembro de la Secretaría Nacional, el representante del Frente Polisario en Europa y la Unión Europea, Sr. Oubbi Bachir, "El Frente Polisario rechaza el acceso de la empresa en el territorio del Sáhara Occidental sin su permiso, y la necesidad de adherirse a las normas del derecho internacional que clasifican al Sáhara Occidental como una región no sujeta de ninguna manera a la soberanía del Reino de Marruecos, sino es la fuerza militar que ha ocupado el territorio desde 1975 ".

"Las empresas europeas están obligadas a respetar los principios establecidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su fallo del 21 de diciembre de 2016: "Marruecos y el Sáhara Occidental son dos territorios distintos y separados, y que el Reino de Marruecos no tiene soberanía sobre la región, y su presencia en el territorio es una potencia de ocupación militar según el Cuarto Convenio de Ginebra, y como resultado, no puede haber actividad en el territorio del Sáhara Occidental sin la aprobación de su representante único y legítimo, el Frente Polisario, reconocido por las Naciones Unidas", reza el texto de la carta.




En este contexto, el representante del Polisario en Bruselas enfatizó que el Reino de Marruecos no tiene el derecho legal de emitir licencias relacionadas con la explotación de fosfatos porque los artículos del Cuarto Convenio de Ginebra no permiten que la fuerza de ocupación militar explote los recursos de tierras que ocupa, y por lo tanto, la compañía alemana se involucra así en el saqueo de nuestos recursos naturales, cuya responsabilidad civil y penal recae sobre a la empresa y sus gerentes.

También aclaró a este respecto que el Frente Polisario tomará todas las medidas legales posibles para garantizar los derechos básicos del pueblo saharaui y proteger sus recursos naturales, y por lo tanto, todas las empresas extranjeras que tengan la intención de realizar actividades comerciales en el Sahara Occidental, están obligadas a comunicarse con el Frente Polisario, ya que es la única parte que tiene el mandato legal a negociar los recuros del pueblo saharaui de conformidad con el derecho internacional.

A su vez, el Observatorio Internacional para el Control de los Recursos Naturales del Sáhara Occidental hizo hincapié en que ha llegado el momento de que la empresa alemana se retire y ponga fin inmediatamente a sus actividades en el territorio.

Un grupo de organizaciones independientes alemanas también han enviado una carta abierta a la empresa para abstenerse de violar el derecho internacional en el Sáhara Occidental, y también decidió organizar una manifestación durante la reunión de los inversores de Continental Investors Group, la empresa matriz de Contetiash.

En este sentido, cabe señalar que la compañía alemana "Continental" participó en 1971 en la construcción de la cinta transportadora para el fosfato en la mina de Fos Boucraa, y tiene un contrato de mantenimiento firmado con la oficina de fosfatos amrroquí OCP representada por una compañía subsidiaria llamada "Contetiach". La extensión del nuevo contrato se está negociando antes de su finalización el 20 de junio de 2020.