Un amigo íntimo de Mohamed VI, con antecedentes penales, involucrado en la promoción "deportiva" de la ocupación del Sahara

Madrid, 06 Mayo de 2020. -(ECSaharaui)

Por Lehbib Abdelhay/ECS actualización



El pasado 6 de noviembre, atletas legendarios de todo el mundo se reunieron en el llamado estadio Sheikh Mohamed Laghdaf en El Aaiún ocuapdo, capital del Sáhara Occidental, para jugar en un partido de gala de fútbol que conmemora el 44 aniversario de la Marcha Verde, o la invasión militar marroquí del antiguo Sahara español.

Quienes participaron en la celebración de la Marcha Verde, que conmemora el 44 aniversario de la ocupación del Sáhara Occidental, incluyeron estrellas legendarias de fútbol como Luis Figo, Rivaldo y Rafael Márquez. El evento también contó con los luchadores de UFC Justin Gaethje, así como los nativos marroquíes Abu Azaitar y Ottman Azaitar.

El partido de fútbol es un acto clave de la celebración anual, ya que docenas de futbolistas internacionales retirados son seleccionados y divididos en dos equipos según su país de origen. Uno de los equipos está formado por jugadores de África y Oriente Medio, mientras que el segundo equipo cuenta con jugadores del resto del mundo.

Si bien el evento es visto como una celebración de la exitosa protesta de Marruecos contra el imperialismo español, también es una oportunidad para que el reino se distraiga de su ocupación en curso del Sáhara Occidental y de los abusos contra los derechos humanos cometidos contra la población saharaui local.

La marcha verde


El 6 de noviembre de 1975, 350,000 marroquíes marcharon al Sahara para ocupar la antigua colonia española del Sahara Occidental. Armados con poco más que banderas marroquíes, pancartas verdes y el corán, los manifestantes marcharon por el desierto bajo el liderazgo del rey Hassan II y finalmente se encontraron cara a cara con las fuerzas españolas.

Desde entonces, la Marcha Verde, llamada así por Marruecos, ha sido vista como un momento crucial en la historia contemporánea de Marruecos. Cada año, los marroquíes lo celebran como fiesta nacional. Sin embargo, hay varias disputas territoriales en el Sáhara Occidental que siguen sin resolverse hasta el día de hoy.

España continúa controlando Ceuta y Melilla, dos ciudades portuarias a lo largo de la costa mediterránea del norte de Marruecos. El partido de extrema derecha de España, Vox, tiene la intención de construir muros en la frontera marroquí con las ciudades portuarias para controlar la migración entre los dos países. En respuesta a estas afirmaciones, un ex portavoz del gobierno marroquí, Mustapha El Khalfi, declaró que el reino considera los enclaves como territorios ocupados.

"La posición del reino se conoce desde hace mucho tiempo", dijo durante una rueda de prensa el 12 de septiembre de 2019.

Otra disputa notable es el conflicto en curso entre el Frente Polisario, un movimiento de liberación nacional saharaui y el reino marroquí. Tras la retirada de España de la región en 1976, Marruecos y Mauritania se anexionaron el Sáhara Occidental mientras el Frente Polisario autoproclamaba la República Árabe Saharaui Democrática. Decidido a luchar por la independencia, el Frente Polisario, respaldado por varios países africanos y latinoamericanos, libró una guerra de 16 años contra Marruecos y Mauritania conocida como la Guerra del Sahara Occidental.

En 1991, Marruecos y el Polisario llegaron a un acuerdo de alto el fuego con la condición de un referéndum sobre autodeterminación. Durante ese tiempo, Marruecos sigue ocupando el 80% del territorio en disputa, y lo llama las Provincias del Sur, mientras que los saharauis mantienen el control sobre el 20% de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Si bien el conflicto a gran escala ha sido limitado desde el alto el fuego, los activistas saharauis realizan protestas y manifestaciones generalizadas en 1999, que luego se convertirían en parte de la Primera Intifada saharaui. Estos se transformaron en manifestaciones y disturbios más grandes en 2005, donde los saharauis exigieron su independencia y el fin de la ocupación. Sin embargo, Marruecos respondió con represiones policiales, desapariciones forzadas de activistas políticos y una mayor opresión en forma de restricciones arbitrarias de derechos.

El 19 de julio de 2019, los manifestantes saharauis en El Aaiún ocuapdo salieron a las calles para celebrar la victoria de Argelia en el torneo de fútbol de la Copa Africana de Naciones. Agitaban banderas saharauis y argelinas y cantaban consignas pacíficas para celebrar la victoria.

Según Amnistía Internacional, las fuerzas de ocupación marroquíes utilizaron "fuerza excesiva" para dispersar a las multitudes pacíficas, lo que provocó enfrentamientos entre los manifestantes y la policía marroquí. También afirmó que una mujer de 24 años fue asesinada después de ser atropellada por dos automóviles de la fuerza auxiliar marroquí.

"Hay pruebas claras que sugieren que la respuesta inicial de las fuerzas de ocupación marroquíes a las protestas saharauis, que comenzaron pacíficamente, fue excesiva y provocó enfrentamientos violentos que podrían y deberían haberse evitado. Las autoridades deben investigar de manera imparcial y efectiva los ataques contra los manifestantes y llevar ante la justicia a cualquier persona sospechosa a juicios injustos”, dijo Magdalena Mughrabi, directora adjunta de Medio Oriente y África del Norte en Amnistía Internacional.

Al menos 13 personas fueron arrestadas durante las protestas, incluidos cuatro adolescentes de entre 14 y 17 años.

Una resolución al conflicto en curso entre el Frente Polisario y Marruecos sigue en curso. El 30 de octubre de 2019, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 2494, que renovó el mandato de la misión de paz de la ONU en el Sáhara Occidental por un año. También pidió a las partes involucradas que trabajen con la ONU para encontrar una solución política práctica.

Disgustado con la resolución de la ONU, el Frente Polisario ha amenazado con retirarse de las próximas conversaciones de paz porque cree que la extensión de un año es a través de la presión ejercida por Marruecos y Francia sobre el Consejo de Seguridad. El embajador de Marruecos ante la ONU, Omar Hilale, respondió desde entonces que el "referéndum ha terminado; el referéndum está muerto".

"Han estado mintiendo durante cuarenta años de que habrá independencia", dijo Hilale. “Nunca habrá independencia. La única solución es la autonomía bajo la soberanía de Marruecos. Las resoluciones del Consejo de Seguridad no hablan de independencia", dijo Hilale.

El deporte promociona esa ocupación

Durante varios años, Marruecos ha utilizado el fútbol como parte integral de sus celebraciones de la Marcha Verde.

En 2018, el reino invitó a jugadores de fútbol retirados como Ronaldinho, Roberto Ayala, Mido y El Hadji Diouf. La edición de 2019 atrajo a jugadores como Rafael Márquez, Hernán Crespo, Javier Saviola, Luis Figo, Rivaldo, Edmilson Moraes y Diego Forlán, quienes jugaron en el partido de exhibición el pasado 6 de noviembre.

Según Morocco World News, los atletas seleccionados fueron invitados por el luchador de UFC Abu Azaitar, quien también se desempeña como presidente de la asociación organizadora "Green March".

"Estamos muy orgullosos de reunirnos y celebrar la gloriosa Marcha Verde", dijo Abu Azaitar a la prensa en 2018. "Todas estas personas procedentes de Brasil, Colombia y Europa que representan diferentes disciplinas como el fútbol y el kickboxing han venido a compartir con nosotros estos momentos y, lo más importante, a contribuir en el acto humanitario que pretendemos cumplir", dijo Azaitar.

El luchador de UFC también estuvo presente en la gala de 2019, donde posó junto a su hermano Ottman, Luis Figo, Samuel Eto’o y el actor egipcio Mohamed Ramadan cuando llegaron a Marrakech, y más tarde con el luchador de UFC Justin Gaethje y el entrenador Trevor Wittman.

Abu Azaitar es uno de los luchadores más intrigantes y controvertidos en la lista de UFC. Nacidos en Alemania de padres marroquíes, Azaitar y su hermano crecieron en Colonia, donde eran conocidos en la prensa alemana como los "gemelos brutales" debido a sus notorias hazañas y antecedentes penales. En noviembre de 2003, Abu Azaitar y su hermano Ottman comparecieron en un tribunal de menores, donde el primero enfrentó cargos de infligir daños corporales peligrosos y el segundo por robo de pandillas.

Abu Azaitar, que tenía 17 años y se graduó recientemente, fue acusado de atacar brutalmente a un hombre de negocios, amenazar su vida al rociarlo con gasolina y robarle su Ferrari. Fue sentenciado en junio de 2004 a dos años y tres meses de prisión. Su hermano, Omar, sin embargo, fue sentenciado a 20 meses de libertad condicional.

Según los informes, Abu Azaitar cumplió su condena y fue puesto en libertad en 2006. Sin embargo, sus problemas con la ley no llegaron a su fin. Ese mismo año, Abu y Omar Azaitar fueron acusados ​​de participar en una pelea en un gimnasio de artes marciales, donde golpearon violentamente a un hombre hasta que le rompieron la nariz. Abu Azaitar también se enfrentó a la acusación de agredir a su novia en un mercado navideño y golpearla repetidamente hasta que su tímpano explotó.

En 2007, Azaitar se había dedicado al MMA y, en el transcurso de la próxima década, compitió por importantes promociones en Europa, como Cage Warriors y KSW. Luego firmó con el controvertido gerente Ali Abdelaziz y debutó en suelo estadounidense para World Series of Fighting (WSOF). Su eventual éxito como luchador de MMA llamó la atención del Rey Mohammed VI de Marruecos, quien se reunió con Azaitar y sus hermanos el 21 de abril de 2018. Los hermanos incluso asistieron al servicio de oración del viernes con el Rey y su familia y se quedaron el tiempo suficiente para Abu Azaitar. para completar una parte de su campo de entrenamiento de UFC en Marruecos.

Abu Azaitar es amigo del rey Mohamed VI

Desde entonces, Abu Azaitar ha publicado varias fotos de sí mismo junto al rey marroquí. Uno de ellos llevaba la leyenda: "Su Majestad, nuestro querido Rey Mohamed VI ... No puedo agradecerle lo suficiente por todo lo que ha hecho por nosotros. Es un modelo excepcional para todos nosotros. Lo respetamos y apreciamos increíblemente como un gran personaje. ¡Tanto el deportista más real como uno de los mayores seguidores del deporte! ¡Mi amado Rey, que Allah te tome a ti y a tu familia bajo su protección y siempre te mantenga saludable! Qué placer y honor estar al lado de nuestro rey, a quien amamos tanto ”.

Dada la evidente lealtad de Abu Azaitar a la monarquía marroquí, no sorprende que se trate de una figura que preside la distracción anual del reino de su ocupación del Sahara Occidental. Incluso su hermano y compañero de combate de UFC, Ottman, participó en la campaña de propaganda cuando publicó una foto de sí mismo en el Sahara con una bandera marroquí sobre el título: Sahara marroquí.

A pesar de la conveniente sombra de la gala llena de estrellas sobre la ocupación del Sáhara Occidental, el gobierno saharaui respondió en un comunicado de prensa que Marruecos no tiene soberanía sobre el Sáhara Occidental y que el pueblo saharaui continuará la lucha de liberación.

"El intento del Rey de Marruecos de jugar con números y falsificar la historia y los hechos, una característica de la diplomacia marroquí, con el objetivo de ocultar que su estrategia para evitar la realidad de la República Saharaui, ha fracasado de manera rotunda y finalmente forzó a Marruecos sentarse junto a la República Saharaui en conferencias y foros continentales e internacionales sin condiciones. Los intentos marroquíes de ganar tiempo y su creencia de que la creación de grupos de presión y la compra de lealtad impondrá la supremacía de Marruecos en la guerra agresiva contra el pueblo saharaui es un enfoque basado en cálculos falsos y en ilusiones y análisis aventureros e imprudentes ".

El último caso de lavado deportivo en Marruecos, un término acuñado por Amnistía Internacional en 2018 para describir regímenes autoritarios que utilizan el deporte para manipular su imagen internacional y eliminar su historial de derechos humanos, es un recordatorio de los esfuerzos que los gobiernos ocupantes harán para presentarse como salvadores. en lugar de opresores.

Publicar un comentario

0 Comentarios