Alemania rechaza un préstamo a la compañía estatal de fosfato marroquí OCP en Sáhara Occidental

El banco de desarrollo alemán de propiedad estatal confirma que no financiará proyectos en el Sáhara Occidental y deja en claro que el préstamo para la compañía estatal de fosfato marroquí ocpgroup.sa no puede utilizarse en los territorios ocupados.

Berlín, 13 Mayo de 2020.- (ECSAHAHARUI)

Por WSRW | ECS



"Los contratos existentes para el crédito de desarrollo mencionado anteriormente excluyen explícitamente la financiación de actividades económicas en el Sáhara Occidental." Esa es la respuesta clara del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania del 7 de mayo de 2020 en respuesta a las preguntas formuladas por la parlamentaria alemana Eva-Maria Schreiber sobre el gasto de un crédito otorgado a la empresa estatal de fosfato de Marruecos OCP SA.

El banco de desarrollo estatal alemán KfW (Kreditanstalt für Wiederaufbau) había otorgado anteriormente un crédito de 200.147 millones de euros para un programa de inversión en agua a OCP.

OCP opera las reservas de fosfato de Marruecos, pero también explota ilegalmente la mina de fosfato Bou Craa en el Sáhara Occidental ocupado, un territorio no autónomo sobre el cual Marruecos no tiene soberanía ni mandato internacional. Eva-Maria Schreiber había solicitado al Gobierno Federal que aclarara cómo garantizaría que el crédito de desarrollo de OCP no se utilizaría en el territorio.

"Es recomendable que KfW tome medidas para evitar apoyar la ocupación del Sáhara Occidental. Vale la pena recordar que toda la operación de OCP en tierras ocupadas es facilitada por Continental y Siemens. Es lamentable que la industria privada alemana esté actuando para respaldar las violaciones en el Sáhara Occidental", declaró Tim Sauer de WSRW Alemania.

Continental mantiene el sistema de cintas transportadoras de OCP bajo un contrato que expira en junio de 2020. WSRW insta a Continental a no renovar el apoyo a la industria ilegal de fosfato de Marruecos en el territorio.

En los últimos años, muchas compañías internacionales han dejado de importar roca de fosfato del Sáhara Occidental, debido a la creciente presión de los inversores preocupados por la legalidad de la operación y las violaciones de derechos humanos relacionadas. 


En 2019, solo un puñado de importadores seguía involucrado en el comercio, y las cifras de exportación de Marruecos desde el territorio que ocupaba militarmente habían caído a su nivel más bajo en años. Lea más sobre estos desarrollos en la edición 2020 de P for Plunder, nuestro informe general anual que documenta el comercio de Marruecos en el mineral en conflicto del Sáhara Occidental en 2019.

La declaración que el Gobierno alemán ha emitido ahora, es una confirmación de la posición del banco sobre el Sáhara Occidental. En julio de 2016, KfW escribió a WSRW que "no estamos financiando proyectos en el Sáhara Occidental y no estamos planeando hacerlo en el futuro". En ese momento, los medios marroquíes mencionaron al banco como cofinanciando proyectos de energía renovable en el territorio ocupado. KfW tenía claro que esas acusaciones eran engañosas, ya que apoyaba tales proyectos en Marruecos, pero no en el Sáhara Occidental.


En noviembre de 2016, los medios de comunicación marroquíes informaron que KfW había apoyado proyectos de energía en los territorios ocupados [o descargar]. Esa cobertura fue "engañosa", según un correo enviado por KfW a WSRW el 3 de marzo de 2017. "KfW está cofinanciando solo NOOR IV en Ouarzazate / Marruecos y no NOOR Laayoune y NOOR Boujdour", escribió KfW en un correo electrónico.

La posición de KfW también está en línea con la del Gobierno alemán. En 2017, el Secretario de Estado del Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Energía aclaró al Parlamento alemán que "El Gobierno Federal no respalda las actividades económicas de las empresas alemanas en el Sáhara Occidental y no garantiza los negocios a través de créditos a la exportación y garantías de inversión".

Un análisis de 2019 del departamento de investigación del Bundestag concluyó que Marruecos debe considerarse una potencia ocupante en el Sáhara Occidental y que su política de asentamiento, descrita como la transferencia de sus propios civiles al territorio, así como las medidas indirectas en su promoción, corrobora una violación del cuarto Convenio de Ginebra.

Queda por aclarar KfW, donde se encuentra exactamente el mencionado programa de inversión en agua de OCP.

Publicar un comentario

0 Comentarios