Rabat ha recibido con rabia dos noticias sobre el Sáhara Occidental

Madrid, 26 Abril de 2020. - (ECSAHARAUI)






Redacción Lehbib Abdelhay/ECS


Le roi du Maroc Mohammed VI opéré du cœur "avec succès" à Paris


- La primera fue el comunicado del ministerio de Asuntos Exteriores de Sudáfrica, DRICO, que refuta y desmiente las falsas declaraciones de Rabat sobre la posición de Pretoria con respecto a la descolonización de la última colonia de África, declaraciones que llevaron al embjador de Marruecos en Pretoria a atacar al país antifrión por su posición sobre el Sáhara Occidental.







La falta de tacto en el discurso del Majzén y su molestía a la hora de plantear la cuestión del Sahara Occidental o la situación de los Derechos Humanos y los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes. La falta de tacto por parte de Marruecos lo ha llevado hasta el punto de atacar a países soberanos por su decisión de apoyo a la descolonización del Sáhara Occidental.

- La segunda ha sido mucho más perjudicial para el régimen de Mohamed VI: Las declaraciones oficiales de la cancillera noruega, Ine Eriksen Søreide, sobre los presos políticos saharauis y la cuestión de la descolonización inacabada del Sáhara Occidental. En respuesta, Rabat empleó el "Matonismo Político", la agencia oficial de noticia de Marruecos, MAP, publicó recientemente otro artículo firmado por Adel Al-Zari Al-Jabri, titulado "Cuando Noruega se aventura en una tierra desconocida". El autor ataca directamente a la cancillera noruega Ine Eriksen Søreide, por su respuesta, hace dos días, a una pregunta del diputado parlamentario Åsmund Aukrust, sobre la situación de los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes expresando la preocupación de su país por la situación de estos presos y defensores de los Derechos Humanos a la luz del brote de la Covid-19 que afecta hasta el momento a más de 185 países en el mundo.

Debido a la oposición de Rabat, la misión de la ONU para el referéndum en el Sáhara Occidental, Minurso, es la única misión de la ONU que no incluye en su mandato vigilar el respeto de los derechos humanos. Si Marruecos persiste en su actitud obstruccionista, la propia continuidad de la misión y el papel de la ONU en el Sáhara Occidental estarán en riesgo.

Según aparece del titular elegido por la agencia oficial de noticias de Marruecos, la MAP, de su artículo "Cuando Noruega se adentra en una tierra desconocida", señala que "Si le preguntamos a la Ministra de Asuntos Exteriores de Noruega, Ine Eriksen Søreide, que ubique la ciudad de El Aaiún en el mapa, no encontramos seguramente una respuesta satisfactoria dado que Oslo se encuentra a 5115 km de distancia de la ciudad.

Con esta pregunta, y la auto-respuesta, Rabat busca justificar su ocupación ilegal de una parte de la República Saharaui y su derecho de apropiarse del territorio en virtud de su proximidad geográfica al territorio saharaui, olvidando la decisión/fallo histórico de la Corte Internacional de Justicia, que reconoció, en dos ocasiones, que no hay soberanía de Rabat sobre el territorio del Sáhara Occidental. Decisión que ha sido adoptada y establecida en 2016 y 2018 por el Tribunal de Justicia de la Unión Euroepa (TJUE).


Tribunal Internacional de Justicia (TIJ), en su dictamen de 16 de octubre de 1975, había hecho dos observaciones muy importantes: 1) que Marruecos no tenía derecho a reclamar la soberanía sobre el Sáhara Español (actualmente, Sáhara Occidental), y 2) que nada impedía celebrar el referéndum de autodeterminación previsto por España y que debía supervisar la ONU, en coherencia con la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de la ONU, de 14 de diciembre de 1960, sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales.

A los pocos días de que el TIJ emitiera su dictamen, Marruecos invadió el Sáhara Occidental valiéndose de la ‘Marcha Verde’. Desde entonces, y tras una guerra de 16 años, miles de muertos y la construcción de un Muro minado de 2.700 Km que divide el territorio y a sus habitantes, Marruecos ocupa el ochenta por ciento del Sáhara Occidental.








La locura del Mazjén, la difamación y las acusaciones no se detuvieron allí, e incluye en sus ataques la Agencia de Noticias de Argelia (APS) y al gobierno argelino, en un intento de transmitir información erronea sobre los refugiados saharauis, olvidando que hace dos días, Argelia envió más de 300 toneladas de ayuda alimentaria a estos asentamientos, que huyeron de su territorio por los bombardeos de la aviación marroquí sobre sus ciudades. Cabe destacar que el pasado día 23, el Representante de ACNUR (Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados) en Argelia, el Sr. Agostino Mulas, en una declaración conjunta de las agencias humanitarias de las Naciones Unidas que operan en los campamentos de refugiados saharauis, elogió al gobierno de Argelia por su contribucuón a estos refugiados.

La insistencia del régimen de Mohamed VI, calificado en la cola del ranking mundial de libertad de opinión, prensa, Derechos Humanos, igualdad y justicia, al distorsionar los hechos y negarse a tener en cuenta las posiciones de los países y las organizaciones con respecto a los abusos y malos tratos registrados, refleja claramente la intención del Majzén de continuar cometiendo sus crímenes brutales contra los saharauis y los civiles cautivos en cumplimiento.

Publicar un comentario

0 Comentarios