China estafó a diez países con insumos médicos defectuosos

Madrid, 28 Abril de 2020. -(ECSAHARAUI)

Agencias



En medio de una crisis sanitaria causada por el virus del PCCh (comúnmente conocido como el virus de Wuhan o el nuevo coronavirus) sin precedentes a nivel global, los países necesitan adquirir insumos médicos de forma masiva para combatir a la pandemia y varios se han visto estafados con mercancía proveniente de China.

Son diez los países que hasta ahora se conocen, han sido estafados por insumos médicos provenientes de China: España, Reino Unido, Colombia, Canadá, Alemania, Holanda, Finlandia, República Checa, Bélgica y Turquía.

En esta pandemia, las naciones del mundo deben apoyarse entre sí para poder resolver las falencias que tengan los diferentes sistemas de salud. En esta faceta, China no se ha portado como un aliado confiable, ya que ha estafado a varios países con insumos médicos defectuosos.

España, el escándalo de los test inservibles

España, tal y como otros países de Europa, recibió cientos de miles de test de diagnóstico rápido desde China. A finales de marzo, el Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social de ese país, distribuyó 8000 kits de diagnóstico rápido para detectar al COVID-19. Los resultados fueron catastróficos: Los test solo tenían una sensibilidad de 30 %, cuando los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que deben tener 80 %.

Si ya de por sí la situación es escandalosa, todo se agravó cuando la Embajada de China en España aseveró que entre la lista de empresas certificadas y que tenían licencia para la exportación de insumos médicos, no estaba Shenzhen Bioeasy Biotechnology a la que el gobierno español le compró los kits.

Cuando salió el escándalo de los test fallidos, Shenzhen afirmó que no eran problemas de los test, sino del uso inadecuado. Mientras tanto, una fuente del régimen chino le indicó a EFE que “no han detectado irregularidades en esos kits por el momento ”, pero que continuarán las investigaciones.

El asunto fue el mes pasado, y al final, se resolvió con un acuerdo entre el gobierno español y la empresa Shenzhen Bioeasy para enviar otro tipo de test más fiables. Todo pese a que la empresa no tiene la licencia oficial del régimen chino.

Publicar un comentario

0 Comentarios